Demografía es destino

Mi papá siempre me decía que el sentido común es el menos común de los sentidos. En este momento parece que la sensatez hubiera decidido tomarse unas prolongadas e inmerecidas vacaciones. Existe una incapacidad absoluta para confrontar y resolver problemas concretos que requieren soluciones evidentes e inevitables.

Quizá es injusto imputarle toda la culpa a esa aparente ausencia de racionalidad. Por una parte hay poderosas fuerzas a las que conviene preservar el status quo, a pesar de que esto implique un suicidio a largo plazo. Si, como dijo Keynes, en largo plazo todos estaremos muertos, estas fuerzas parecen negarse a buscar soluciones de fondo –educación, edad de retiro, beneficios, etc.- cuyo impacto se notará décadas más tarde. Por otro lado, ciertamente, también estamos viviendo tiempos que no tienen precedente histórico y eso genera, en el mejor de los casos, enorme confusión; en el peor, provee pretextos para justificar inmovilidad o emprender acciones equivocadas a largo plazo.

Hay grandes temas que permanecen parcial o totalmente ausentes en el debate. El primer tema es el demográfico. Los sistemas de pensiones y previsión que se establecieron hace décadas en países industrializados cometieron un enorme error actuarial. Independientemente de casos ridículos como el retiro de ciertos sectores en Grecia a la edad de 50 años o en Francia a los 60, en el caso estadounidense se estableció la edad fija de retiro en 65 años, sin considerar que la esperanza de vida iría aumentando. En aquel momento, se esperaba que la gente viviera 63 años, ahora viven  casi 80. Esto provoca dos grandes problemas. Primero, que la gente ahora o depende del Estado y/o de su propia capacidad de ahorro durante la última cuarta parte de su vida total. En términos de gasto en salud, esos son los años en los que más recursos tendrá que desembolsar para hacer frente a los males causados por el envejecimiento y. En casos extremos, como el de ciertos trabajadores gubernamentales, estarán en retiro durante más años de los que estuvieron laboralmente activos. Segundo, que simplemente tiene menos años para generar ingreso y ahorrar, los últimos años de actividad pueden ser un periodo que permite buen ahorro porque usualmente el gasto en la educación de los hijos ya acabó, y en muchos casos la vivienda ya está también totalmente pagada.

La aritmética simplemente no da y urge un cambio. La gente tiene que retirarse no un poco más tarde, sino mucho después. Se debería considerar el retiro a los 70 o 75 años e ir ajustando esa edad a la esperanza de vida, que seguramente seguirá aumentando, al menos en países desarrollados. Esto permitiría que la gente dependa del sistema o de su ahorro durante menos años y que tenga cinco o diez años más para ahorrar.

En América Latina, los sistemas privados de retiro tuvieron su origen en los ochenta en el sistema chileno de AFP’s que ha sido replicado con menores o mayores variantes en muchos países latinoamericanos como México, Colombia y Perú. Argentina era parte de esa lista hasta que su gobierno populista decidió robar esos recursos (perdón por utilizar ese verbo tan duro, pero no hay otro que describa mejor lo ocurrido). Dado que fueron los precursores, los primeros chilenos en aportar al sistema se están retirando ahora y se topan con una dura realidad: no les alcanza para vivir con los recursos ahorrados porque el número de años durante los que ahorraron fue muy corto. Además, la proporción del ingreso que se ahorró en forma obligatoria fue, quizá, demasiado baja (aunque el problema sería menor si la gente simplemente trabajara más años). Por último, quizá nunca debió definirse esa aportación como una solución única para la pensión, sino como un ahorro que requería de ser complementado con otras fuentes de ahorro voluntario, o con fondos del gobierno para la parte de la población con menores ingresos.

En los países industrializados el problema es mucho mayor. En Estados Unidos, los planes de beneficios a los que se han comprometido los gobiernos estatales implicará la su quiebra técnica, pues no han reservado suficientes recursos para hacerle frente a esa obligación que crece exponencialmente. ¿Por qué posponer el momento de enfrentar el problema y por qué seguir dejando que crezca? Nuevamente, toda respuesta desafía al sentido común. En Europa, dado el profundo arraigamiento de la creencia de que es responsabilidad del Estado encargarse de sus ciudadanos desde que nacen hasta que mueren, incluyendo temas de vivienda, educación y salud, la situación presupuestal es gravísima, particularmente cuando uno incorpora la variable del crecimiento poblacional que es ínfimo en los mejores casos y negativo en los peores.

¿Cuáles serían las soluciones óptimas? Además de incrementar la edad de retiro e indizarla a la esperanza de vida, habría que considerar la necesidad de cambiar todos los sistemas de pensiones de beneficio definido por sistemas de aportación definida. Esto quiere decir que ningún Estado, empresa pública o privada tiene que lidiar con la contingencia de pensiones eternas en las que lo que recibirá el retirado será sensiblemente superior a la suma de sus aportaciones individuales acumuladas. Según un cálculo del Urban Institute, en Estados Unidos una pareja casada que se retiró en 2011 a los 65 años y que percibió un ingreso medio, recibirá en promedio tres dólares de beneficios de Medicare por cada dólar que aportó de impuestos a ese sistema, si solo uno de los conyuges estuvo en la fuerza laboral, la proporción es de seis a uno. En cuanto a pensiones del seguro social estadounidense, un retirado promedio recibe hoy 192 mil dólares más de lo que aportó por concepto de retenciones a su salario durante su vida laboral. Aritméticamente, eso garantiza que las generaciones actualmente activas tendrán que aportar más de lo que recibirán cuando se retiren. Los viejos están despojando a los jóvenes. ¿Por qué se permite esto? Porque los viejos votan, los jóvenes no tanto, y porque hay poca conciencia de que el abuso actual al sistema es insostenible.

Adicionalmente, hay que estar conscientes de que los recursos que los gobiernos dan para programas de apoyo a ancianos, pensiones o de gastos médicos tienen que concentrarse exclusivamente en la parte de la población que realmente los necesita. La reciente propuesta que hace el gobierno de México para apoyar a mayores de 65 años (erróneamente reduciendo la edad de 70 años, que era el límite previo), implica que Carlos Slim, el hombre más rico del mundo, empezará a recibir ayuda del estado. Si las matemáticas no me fallan, creo que a él no le hace falta ese apoyo.

Si la situación es tan apremiante, ¿por qué no se están haciendo ya los cambios al sistema que son necesarios? No se hacen porque el problema no va a reventar mañana y porque es extraordinariamente impopular hacer cambios en el sentido necesario. Mientras antes se incremente la edad de retiro y se haga más eficiente el uso de recursos públicos menor será el problema fiscal. Pero, la actitud de los políticos parece ser en todo el mundo la misma. Obama ha hablado de que no es necesario incrementar la edad de retiro en Estados Unidos; Francois Hollande ha echado para atrás el incremento de la edad de retiro por dos años que al gobierno de Sarkozy le costó enorme daño político y violentas manifestaciones en las calles parisinas.

Incrementar la edad de retiro para todos no va ser posible de la noche a la mañana. Se tiene que hacer concesiones para aquellos que ya se acercan al retiro, y los incrementos más radicales solo podrían afectar a quienes apenas se van a unir a la fuerza laboral, pues no sería justo cambiar las reglas del juego a la mitad. Evidentemente, habrá enorme resistencia por parte de sindicatos y organizaciones sociales, los partidos políticos de izquierda buscarán hacer leña del árbol caído. Pero, ese no es un motivo razonable para no hacer algo. Es, simplemente, cosa de sentido común.

 

 

Comentar ›

Comentarios (21)

Mostrando 21 comentarios.

por un lado es cierto que la poblacion de adultos mayores causan un gasto enorme al gobierno y lo ideal fuera que a traves del ahorro subsistiera sus ultimos años de vida el cual entre mas grande se retire, menos años sin laborar, por otro lado estan las oportunidades laborales para este grupo, son bajisimas, ademas de los ingresos en la poblacion de la economia generada de manera informal, los trabajos ahora ya son temporales, la corrupcion es enorme (aunado a pensiones a nuestros funcionarios publicos de pocos años de servicio), creo que copiar sistemas de pensiones de otros paises nos llevara al fracaso, ya que cada pais tiene diferentes necesidades, (la piramide poblacional en México en los proximos años va a ser de adultos mayores) creo que es tiempo de que nuestros especialistas se pongan a trabajar en serio y que nuestros gobernantes se preocupen por GOBERNAR para el bien comun

La tercera edad esta siendo marginada a trabajar en cajas de auto servicios, viver de los familiares o bien, medio vivir de una pensión raquitica que los hace pertenecer al porcentaje alarmante de 60 millones de pobres de nuestro país. 

La solucion no está en aumentar la edad del retiro, ni en recibir limosnas del gobierno. Para mi la respuesta esta en implementar progamas integrales que incluyan actividad laborar, seguridad social, salud entre otras

 

Yo opino que si sería bueno aumentar la edad para el retiro y que al mismo tiempo el gobierno fomentara el empleo para este segmento ya que actualmente muchas ofertas de trabajo solicitan a personas menores a 35 años de edad.

También considero que todos deberíamos ser más concientes de nuestro futuro y en lugar de gastarlo en vacaciones o en cosas con duración a corto plazo deberíamos hacer aportaciones voluntarios a nuestro afore.

No basta con aumentar la edad para el retiro,ya que esto implica el hecho de que las empresas privadas contraten personas  mayores de 60 años, se pueden ver anuncios en los periodicos, en los aparadores,etc., solicitando personas menores de 35 años... 

Es abrumador ver a las personas que todavía tienen la fuerza y el deseo de trabajar y no los contratan, solo porque no cumplen con el requisito de la edad.

Para la gente que actualmente labora y que está inscrita a una afore sería fabuloso que pudieran incrementar sus aportaciones voluntarias, sin embargo en la mayoría de los casos no tenemos esa cultura del ahorro y por otra parte los salarios bajos y el incremento en los precios de la canasta básica impide que el sueldo alcance para realizar dichas aportaciones para el retiro.

Una solucion estoy de acuerdo que podria ser el aumentar la edad para el retiro, pero tambien se tendria que fomentar el empleo para personas de edad avanzada ya que muchas veces por la edad no tienen acceso a empleo, ademas de fomentar las aportaciones voluntarias para que al momento de retirarse del campo laboral puedadn vivir de forma adecuada. Son muchos los cambios que se implican sobre todo porque actualmente la poblacion de edad avanzada esta creciendo.

Yo creo que si se debe de aumentar la edad para el retiro, pero al mismo tiempo se tienen que fomentar empleos para personas de edad avanzada ademas de incentivar  las aportaciones voluntarias para que el fondo al momento de retiro sea mayor y buscar mas alternativas para que las personas al momento de retirarse del campo laboral puedad tener una calidad de vida adecuada.

Jorge, cuando volveras a escribir, se viene la crisis nuevamente y no tenemos tus percepciones y comentarios.

Sólo unas pregntas, ¿si hay empleos para a población mayor de 60 años? las empresas suelen depedir o jubirlar a los mayores para no seguir pagando su sueldo y en cambio contratar a jóvenes con menos salario.

¿los dolares que recibirán del seguro social por cada dolar aportado es un dato ajustado a la inflación?

Hola Jorge,

creo interesante volver sobre los "dioses del Olimpo" y volver a escucharlos. Por lo demas, es del mismo Olimpo que Paul Volcker, compañero de Lodge en Patagonia Argentina...

http://www.eleconomista.es/economia/noticias/4885922/06/13/Milton-Friedman-no-apoyaria-la-austeridad-la-reduccion-del-gobierno-debe-ser-gradual.html

Un abrazo.

Sr. G. Armen K. muy buenas tardes.

Únicamente para hacer de su conocimiento y de aquellos a los que les interesara, aparentemente el Sr. Jorge abrió una nueva columna en el financiero, aqui el enlace por si gusta consultar, siempre son muy buenas sus aportaciones...

http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/columnas/jorge-suarez-velez.html

Saludos cordiales,

Edgar

»«

Estimado Edgar,

gracias por sus palabras y por el dato que nos da. Ya me parecia extraño que Jorge S. haya dejado a sus "discipulos" sin advertencia alguna. Estaba justamente a punto de enviarle un Correo interno para saber de el y sus abatares.

Lo saludo afectuosamente.

Hola Jorge,

me parece que echarle la culpa al 99% es un poco obnubilado...por lo menos reconozcamos que somos todos CULPABLES, tal vez no, aquellas tribus que en solitario, aun permanecen ocultas y fuera de la mesa de pocker, como dice Jared Diamond.

http://www.rionegro.com.ar/diario/europa-a-emitir-que-se-acaba-el-mundo-...

Saludos.

Hola Jorge,

lo reitero, jubilacion a los 99 años pero con el 100% del salario.

reitero tambien, que aquellos que proponen como salvar la mesa de pocker, la Economia Planetaria, como dijo en una oportunidad Paul Volcker, eximio pescador con mosca y maximo responsable de la FED en los 80, doy un ejemplo; los egregios "iluminados" del FMI, a que edad Jubilan y con que montos?, como es la estructura de Jubilacion de los "Iluminados" que nos metieron en esto...?. Es facil pedirsela al 99%.

Con respecto a Alemania y la "transparecia" de los Balances Bancarios, sinceremos de una vez por todas por ejemplo el real estado del DB.

Para terminar, no perdamos el "mapeo por donde navegamos"...:

http://theeconomiccollapseblog.com/archives/americas-bubble-economy-is-g...

Un abrazo.

Es cruel, elevar la edad de jubilación sigifica que un porcentaje de la población jamás va a poder disfrutar de un retiro. cuanto más se acerque la edad de jubilación a la espranza de vida, mas gente morirá antes de poder disfrutar los frutos de su trabajo.

Sólo unas pregntas, ¿si hay empleos para a población mayor de 60 años? las empresas suelen depedir o jubirlar a los mayores para no seguir pagando su sueldo y en cambio contratar a jóvenes con menos salario.

¿los dolares que recibirán del seguro social por cada dolar aportado es un dato ajustado a la inflación?

Creo que los sitemas de pensiones privados tampoco van a funcionar. ¿qué va a ocurrir cuando la población envejezca y los fondos tengan que desenbolsar más dinero en pensiones de lo que reciben en aportaciones de los trabajadores en activo? incluso ahora, si un trabajador quiere hacer uso del seguro de desempleo que los ismos ondos ofrecen, tienen que pasar por todo un calvario admiistrativo, un proceso donde recurren a recursos cínicos para no pagar. 

Me sigue pareciendo cruel esa dicotomia entre jóvenes y viejos. ¿es que acaso no debemos hacernos cargo de nuestros padres y abuelos cuando ellos ya no pueden valerse por si mismos? Con mayor razón si tomamos en cuenta que los jóvenes ahora no encuentran empleo debido a l crisis y en muchos casos dependen de sus padres para subsistir. 

 

Jorge,

En este caso, más que la falta de sentido común, es la falta de responsabilidad política y cívica.

Los europeos están teniendo un rudo despertar, la rapidez de la catástrofe económica por la irresponsabilidad fiscal es al mismo tiempo una bendición, una lección de la que pueden aprender. Los países europeos tienen la suerte de tener a Alemania que tiene, al menos hasta ahora, la solvencia de rescatar las economías de los vecinos. Alemania también representa un ejemplo de disciplina fiscal pública y prudencia  en la iniciativa privada, un modelo que estos países pudiesen seguir. Sin embargo, otros países desarrollados no tienen tanta suerte.

En los Estados Unidos, el problema de la insolvencia de pensiones públicas no es algo nuevo, es algo que se ha venido proyectando por varios lustros. Las pensiones públicas tienen dos problemas fundamentales. Por un lado, desde el 2010, los egresos anuales sobrepasan los ingresos, en otras palabras el monto de pensiones que se pagan anualmente ya es mayor a lo que los trabajadores contribuyen. Esto no solo es un problema para los que reciben pensiones en la actualidad, hay un problema latente para los trabajadores que actualmente están contribuyendo, obligatoriamente, a este programa de retiro ya que, de no haber cambios drásticos los actuales contribuyentes recibirán una pensión -si es que reciben algo- insignificante. La Administración de Seguro Social proyecta que, si todo sigue igual, para el 2033 se habrá consumado el fondo para cubrir las pensiones. [1]

Sin embargo, el problema es más grave, los fondos que menciona la Administración del Seguro Social son ficticios. Desde hace tres décadas el gobierno federal ha estado usando estos fondos para solventar el gasto público,  así que no hay tal fondo y si lo hubiese se acabaría en el 2033 como, claramente, señala la oficina del seguro social. De ahí que lo que se recauda anualmente, es el mismo dinero que se utiliza para cubrir las pensiones de ese mismo año. Recientemente el ejecutivo advertía que de no incrementar el límite de la deuda pública no habría fondos para cubrir las pensiones actuales. Si el fondo de pensiones alcanzara hasta el 2033, ¿porque amenazar con la inhabilidad de cubrir las pensiones actuales si no se elevaba el límite de la deuda pública?

Está claro que si se mantiene el estatus quo los que van a pagar las consecuencias son los jóvenes de ahora y del futuro, pero sobretodo la economía del país. Lo peor de todo es que los EU no tienen, por su dimensión económica, como los países europeos en la actualidad, una Alemania que los pueda rescatar después de una implosión económica.

La solución está en manos de los votantes, gran parte de la responsabilidad cívica es estar al tanto del quehacer político-económico del país, el problema de las pensiones públicas es un claro indicador la ausencia cívica e irresponsabilidad política.  Esta actitud de la ciudadanía trae a la mente la respuesta de Benjamín Franklin a la mujer que le pregunto –al terminar la convención constitucional- si habían creado una república o una monarquía, “una República, señora, si pueden preservarla” respondió él (para que una democracia funcione es esencial que los ciudadanos estén informados y participen en el proceso electoral estando informados).

La demografía joven, por su indiferencia, están escogiendo un destino donde en algunos años, el sentido común les indicara, con certeza, que van a tener que disfrutar de su retiro…trabajando.



Saludos,

Carlos Gamboa

 

 

[1] Social Security Administration. Proposals Addressing Trust Fund Solvency. http://ssa.gov/oact/solvency/index.html

 

La experiencia dice , que después de los 75 años , la gente se deteriora física y mentalmente y es imposible mantenerla así en sus puestos de trabajo ( achacosamente) Los especialistas tienen responsabilidad en el asunto o : para qué vendernos la idea de vivir más a través de la ingeniería genética si la pasaremos cuasi lúmpenes el resto de nuestros días ? Otra es cargárselo a los contribuyentes pero , quién le atora ?

El destino de las pensiones en manos de los votantes ? Qué clase de solución es ésa. Nada más falta que la regule el IFE . Por dios , qué ingenuidad señor Gamboa.

Artemio,

Mi comentario, “la solución está en manos de los votantes,” tiene abundante sentido común cuando se considera el preámbulo y las proyecciones económicas de este sistema de pensiones.

El fondo de los retiros ha estado en manos de la clase política, quienes desde hace décadas lo han gastado, dejando el fondo -valga la redundancia- sin fondos. Gracias a esto no hay recursos para los actualmente pensionados ni para los contribuyentes que están literalmente subsidiando las pensiones en este momento.

Una de las mayores razones por las que no habido voluntad política para restructurar este sistema y evitar un, muy anunciado, desastre socioeconómico es que porcentaje más alto del votantes son personas mayores y pensionadas, a ellos le interesa la solvencia actual del sistema de pensiones y no su viabilidad a largo plazo y sin importar que haya pasado con los fundos. Esto ha creado un círculo vicioso en donde los políticos, dado que quieren ser reelegidos, se rehúsan a restructurar (una medida con mucho sentido común),  el desahuciado sistema de pensiones, sin embargo esta es una medida, por obvias razones, es poco popular con el grupo demográfico que sale a votar en porcentajes más altos.

Volviendo a  mi punto  “la solución esta manos de los votantes” en este hay muchas soluciones viables y claras. La primera es quitar las manos de los políticos de estos dineros; el gobierno consistentemente ha demostrado su incapacidad e falta de voluntad para cuidar el patrimonio de los ciudadanos, así que lo menos que se puede hacer es quitarles el control sobre las pensiones. En su lugar se pueden crear cuentas individuales de retiro en donde lo individuos –quienes tiene un interés directo en estos fondos- y no la clase política, tengan control de sus cuentas de pensión.

Saludos,

 

Carlos Gamboa

 

Si hablamos del sistema de pensiones en México tendriamos que tocar muchos puntos y no tan solo el de prolongar la edad para volverse acreedor a ello y de igual forma tampoco es nada mas exhimir al estado "porque seria una gran carga". Dentro de la iniciativa privada y a mi parecer tendria que tomarse la calidadad de vida de la persona, la aportacion voluntaria de la misma, una aportacion de la federacion entre muchos, muchos mas. Estoy total y absolutamente seguro que tu mismo  Suarez Velez apenas y llegue tu tiempo dejaras de prestar voluntariamente tus servicios a cualquier institucion para dedicarle el tiempo del mundo a tus proyectos personales. E  incluso podria asegurar que como buen economista ya la tienes prevista para mucho antes de tus 65 años de edad.

Podríamos extender la edad de retiro a los cien años, pero eso no cambiará el hecho fundamental de que las empresas NO contratan gente de más de 40 años. Alguas ya rechazan a los candidatos de 35. 

Enviar un comentario nuevo

Comentar

Si ya eres usuario registrado o crea tu cuenta ahora
To prevent automated spam submissions leave this field empty.
Términos y condiciones de participación