La violencia como culto

Alivia la eficiencia con que las autoridades y los manifestantes mismos han logrado, hasta ahora,  neutralizar a los muchachos que han usurpado el nombre del anarquismo y arden en deseos de provocar una conflagración mayor. Quienes actuaron el 1 de diciembre y este último domingo, pocos y torpes, no han pasado de erigir algunos fugaces altares al coctel molotov que, felizmente, no ha matado a nadie.  

La opción de la violencia suele reptar en los sótanos de los movimientos estudiantiles. No es nada nuevo. Por ejemplo Octavio Paz, que fue militante estudiantil muy activo, habló de cómo su generación “sintió muy profundamente el llamado de la violencia”. Cuando estudié su juventud en mi libro Poeta con paisaje narré la forma en que vivió el dilema entre la opción violenta y la militancia constructiva. Con otros muchachos, militó en una “Unión Estudiantil pro-Obrero y Campesino” (UEPOC) que tenía su sede en la Preparatoria Nacional. Su idea era que las “masas campesinas” y las “manos obreriles”, guiadas por “la ciencia” de los estudiantes, conducirían a “la luz de un día de ramos”, como decía su himno de combate.

Esa UEPOC era filial de una organización mayor, la Federación de Estudiantes Revolucionarios (FER), que luchaba por implantar en México una radical reforma educativa de corte marxista-leninista. Uno de sus líderes, Enrique Ramírez y Ramírez, camarada de Paz, atento a la contradicción que había en implantar la “educación socialista” al interior de un Estado burgués, proponía que era menester primero llevar a cabo la revolución proletaria y ya luego reformar la educación. Los grupos de estudio dejaban a Vasconcelos y a Rodó para irse con Bakunin, Proudhon y Kropotkin; sus marchas se hacían bajo la consigna “Abajo la libertad de cátedra de burgueses y clericales”.

La mayor parte de esos jóvenes fueron aplacados por Cárdenas, que les creó ad hoc un Partido Estudiantil Pro-Cárdenas (es extraño leer el programa de lucha de ese partido a ochenta años de distancia: “sustituir la enseñanza laica por la socialista en todos los niveles, socializar las profesiones, suprimir las escuelas particulares, implantar la educación sexual  y lograr otra distribución de la riqueza”) y no pocos iniciaron ahí largas carreras políticas, incluyendo a Ramírez, que sería diputado por el PRI en 1976.   

Algunos grupos, remisos a las recompensas institucionales, perseveraron en el activismo, como el de Paz, que iba con sus camaradas al campo a predicar Bakunin; llenaban el barrio estudiantil de propaganda marxista, eran reprimidos, expulsados, encarcelados. Y algunos otros optaron por la violencia, que santificaron con el emblema de Sashka Yegulev (1911), antihéroe de la novela de Leonid Andreyev sobre los estudiantes que comienzan como revolucionarios y terminan como nihilistas violentos.

Era una lectura torcida pero devocional de una alternativa extrema: el rechazo absoluto del orden burgués, pero también del revolucionario. Torcida, porque la intención de Andreyev había sido denostar ese nihilismo que, de manera paradójica, terminó seduciendo a miles de jóvenes en el mundo. Movido por “un deseo de venganza, una ansia de revuelta y de rebelión sangrienta”, el estudiante Yegulev aspira “al sacrificio y al martirio” como la única y verdadera praxis revolucionaria y, de pasada, como la única salida posible del sinsentido de la existencia.

Antes de morir en el vértigo de su violencia, luego de haber asesinado y vandalizado, ya en estado de íntegro colapso moral, Sashka Yegulev escucha a la Madre Rusia llamándolo en la noche desde la estepa helada, “¡Sashka…! ¡Hijo mío…!” Es muy extraño que ese personaje se haya convertido en objeto de culto en aquellos años. No lo es tanto que, un siglo después, en México haya quien aún lo venere y (es lo más probable) sin haber leído siquiera la novela. Pero ahí están. Escuchando a la tierra que dice “¡Ay, mis hijos…”  

(Publicado previamente en el periódico El Universal)      

Comentar ›

Comentarios (21)

Mostrando 21 comentarios.

Es muy indignante ver como hoy en dia las protestas las ocupan como actos delictivos para robar, quebrar vidrios de locales, incluso afectar a personas  inocentes como adultos mayores y niños lejos de que sea un gran beneficio para la gente y para poder exigir nuestros derechos se han convertido en actos de bandalismos.

creo de deberiamos mostrar  nuerta educacion para que nuestro pais funcione mejor de una manera racioinal como lo que somos seres  pensantes.

Estoy a favor de las protestas , mas sin encambio lo que no me parece es que lo tomen ahora para realizar actos de bandalismo , ya que con ello hay abastantes afectados sin importarles a policias ni protestantes a que sean pesonas de la tercera edad o niños los que se encuentran enmedio de los golpes .

Ahora resulta que una protesta se trata de asaltar y vaciar negocios comerciales y golpear a gente que pasa simple mente por ahy .

No cabe la cordura entre protestantes ni policias solo ellos tienen la solucion a que esto se lleve acabo como deveria de ser una protesta limpia.

No estoy encontrade las protestas, solo que no es la manera correcta en que se esta llevando acabo; destruir por destruir sin medir consecuencias, finalmente saben que si son detenidos por la policia,  sus padres haran una protesta y apareceran como heroes y martires ante los medios de comunicacion, mencionando que fueron agredidos brutalmente por la policia!  realmente conocen el motivo de la protesta o solo estan ahi siguiendo a los demas?. Vandalismo que nos afecta mas a los ciudadanos que al propio Gobierno que es contra quien va dirigida la protesta.  La pregunta es... DESTRUYENDO GANAREMOS ALGO? Por que a como lo veo al final nuestros impuestos se destinaran a reparar los daños causados por esta inconciencia! 

Sigo sin entender por qué la juventud está tan desorientada. Apoyo el derecho a expresarse, acudir a las manifestaciones, vestise de blanco, etc... todo ello está bien pero, ¿por qué llegar a la violencia?. Todo es un ciclo: el gobierno trata de imponer, la gente se reune, se manifiesta, unos cuantos destruyen cuanto ven a su paso, dañan a otros y luego, "alguien" se encarga de hacer creer a la gente lo que más les conviene para que al final, de una u otra forma, nuestros impuestos reparen los daños. ¿Realmente la gente acude como "borregos" , es decir, sin convicción y por eso dañan los movimientos o el Gobierno se encarga de ingresar estratégicamente a su gente en dichos mitines para que los haga parecer como violentos, desorganizados y hasta peligrosos?

Es la evidencia de aquellos que tienen una idea revolucionaria o de inconformidad que es aplacada sin más por la violencia, y de algunos otros que se venden al por mayor para desatacar o satisfacer sus intereses personales dentro de la política. Ahí tienen a jóvenes que pedían "democratización de medios de comunicación" y ya tienen espacio en TV, ¿pero a quienes más benefició?

solo a unos cuántos.

LA VIOLENCIA COMO CULTO:

SE PODRA MEDIR CON LA MISMA VARA A LOS VIOLENTOS INSTRUIDOS O NO, QUE REACCIONAN POR FRUSTRACIÓN Y DESESPERO AL NO VER MEJORIA EN SUS VIDAS POR CAUSA DEL COMPORTAMIENTO DESPOTA DEL CASIQUE DEL PUEBLO, DEL POLÍTICO SINICO Y SINVERGUENZA, DEL PRESTAMISTA USURERO, DE LOS FINANCIEROS SIN ESCRUPULOS QUE MANIPULAN MERCADOS DE VALORES PARA ENRIQUECERSE, DE GOBIERNOS DEMAGOGOS QUE EN EL DISCURSO HABLAN DEL BIEN DEL PUEBLO Y EN LA PRACTICA LO APABULLAN CON IMPUESTOS QUE HAY QUE RECOLECTAR DE DONDE HAYA, NO DE DONDE SE DEBE, PARA SEGUIR SIRVIENDO A LOS OLIGARCAS DE TODOS LOS TIEMPOS.

 

Y A LOS VIOLENTOS QUE TAL VEZ POR ENCARGO, UN PAGO Y LA PROMESA DE UN TRABAJO EN EL FUTURO (PORROS,HALCONES,GUARDIAS BLANCAS,ETC), ADEMÁS DE A AQUELLOS VIOLENTOS SIN INSTRUCCIÓN, NI OBJETIVOS, QUE AL SER INTERROGADOS, CON UN "POR QUE HACES ESTO", RESPONDEN CON UN LAPIDARIO; "NO MÁS"

 

(va de vuelta, con errata corregida)

 

Ramírez y Ramirez no sólo se mudó al PRI, sino que también era uno de los más mportantes padrinos que, a trasmano, movían grupos estudiantiles a mediados de los años 60 en el IPN.

 La Razon http://www.razon.com.mx/spip.php?article187554, publica esta foto y el encabezado Un maestro enReforma

Fotos Jorge González La Razón
Gráfico Alfredo Peralta

Pues creo que un mérito indudable de esta fotografía es el haber abarcado, junto a la escena pirómana y a plenitud, la calificación plasmada en el muro de fondo: PUTA POLICÍA.

Y también le atribuyo mérito al autor del lépero letrero porque muchos de sus colegas hubieran escrito: PUTOS POLICÍAS.

En cambio, este no se equivoca; no personaliza ni agrede a quienes se uniforman para ganar el sustento, ya sea parados en una esquina o dormidos en una patrulla. Solamente califica a esa abominable "institución", deleznable y corrupta: PUTA POLICÍA.

No, ese sí se equivoca: escribió POLÍCIA. Y, tal vez deleznable muchas veces la policía pero ya quisiera yo ver a alguien enfrentarse a tales vándalos con la consigna de no tocarlos ni con el pétalo de una rosa. ¡A que maistros estos, esos y aquellos pues! 

Precisamente por las limitaciones operativas que les impone a sus elementos: PUTA POLICÍA.

Yo no veo ningún acento en la primera "I". Lo que distingo es que, quizá por razones de estética simetría, la "i" la plasmó al más puro estilo corintio, con capitel y base.

Saludos.

Ya que andamos en estas cosas, ¿no es este un ambiente parecido al de "Los Demonios" de Dostoyevsky?

En efecto. Hay Kirilovs y Trofimovitches, pero no un Stavroguin que se sacrifique por la Madre Rusia, o sea, el eterno sobreviviente maquiavélico que termina mascullando: "¡Malditos psicólogos!"

Algunos sicólogos creen que pueden curarse asímismos. Insisto ,  suelen ser muy estúpidos algunos sicólogos y sicólogas.

¿Porqué?

Es una interpelación a la psicología (o a los psicólogos) como emisaria de la moral en tanto que esclarecedora de los móviles ocultos de una conducta que se quiere heroica o revolucionaria. Y no es tanto la psicología como profesión - que en la segunda mitad del siglo XIX no existía como tal.

Recomendaría terapia racional emotiva conductual, pero los psicólogos andan muy ocupados creando felicidad Coca-Cola,
educando candidatos en el arte del nudo-en-la-garganta e inventando nuevos males para la industria farmacológica. ¡Ah! y ayudando a insoportables mocosos a proletarizar a sus padres.

Me explico:

Las 10 cucharadas de azúcar son por tu bien:
http://youtu.be/6DB_nstSfbw

Inventando nuevas enfermedades:
http://youtu.be/jd4tugPM83c

Humanizando políticos:
http://youtu.be/i9k_nAbsNfI

Localizando vacíos en los niños de hoy:
http://youtu.be/vt8ehtwuwgQ

Tontitos, estúpidos, deberían prohibirlos a todos.

Nota: Disculpad tanto contexto, mala manía adquirida en Universidad ortodoxa.

No sé qué relación tiene todo esto con la novela de Dostoeivski, de la cual hice una cita en forma entrecomillada y que entenderá todo aquel que haya leído Los demonios de principio a fin. Lo que a su vez guarda una relación que yo llamaría pertinente con el tema del post. Todo lo demás sale sobrando.

Toda-la-razón, en un nivel de abstracción, Arturo. Y si a esas nos vamos...

El silencio también guarda relación con éste y todos los temas.

Que sea borrado asépticamente todo contenido sobrante.

Si , sin duda algunos sicólogos asumen una postura heroica, épicos en el sentido de los dioses grecolatinos. Semidioses o los nuevos tontitos de la pus modernidad.

No, Norbert, o debería llamarte Pan... , no. Nada de que sin duda, sin duda para tí, peeeero, sin duda no es así. Las posturas heroicas, épicas, de tontos o de cualesquiera otras índoles no son problema, propiedad particular, esencia o lo que se nos ocurra, así nomás por pura ocurrencia aquí, de los sicólogos pero esto tú lo sabes muy bien. El tema es la violencia. Posturas las encontramos por todos lados: en escritores kenadie lee, héroes de los espacios en blanco; en contadores acartonados como los que propusieron la reforma hacendaria, héroes del progreso nacional; en los recios maestros de la CNTE, héroes de la educación; en Esparzas, Gordillos y anexas, verdaderos héroes del sindicalismo en México; un perdido y asustado Mancera con su copetito con menos canas que ayer, héroe ejemplar de la aplicación de la ley; Bejaranos, ¡toma!, este último, un resumen de todas las posturas heroicas, ya casi un semi dios, intocable. Pero el tema sigue siendo la violencia. ¿Necesitas un sicólogo... como Mancera?

PD. Me faltó la postura también heroica de Peña que con los préstamos que quieren pedir para el próximo año va a salvar a muchos de la pobreza. Ahí viene nuestro déficit salvador. Cómo es que no se les ocurrió a los otros. A estas alturas no habría tantos pobres. Pobre de Peña, ha dicho que asumirá el costo de esto ¿Sure?

Enviar un comentario nuevo

Comentar

Si ya eres usuario registrado o crea tu cuenta ahora
To prevent automated spam submissions leave this field empty.
Términos y condiciones de participación