Esos ominosos neutrinos

 

El suceso

En marzo de este año, los científicos a cargo del proyecto OPERA realizaron una medición inesperada e inexplicable: La velocidad de los neutrinos que recorrieron los 730 km entre el CERN y detector ubicado debajo del Laboratorio Nacional Gran Sasso, en Italia, fue de 69 nanosegundos superior a la de la luz. Tras seis meses de  incredulidad, azoro y demás sinónimos del estupor se decidieron a presentar sus datos a la comunidad científica, con lo cual se desencadenó una histeria mediática: “un cuestionamiento a la piedra angular de la Teoría de la Relatividad”, subtitulaba Scientific American; “el mayor descubrimiento en física del último medio siglo”, valoraba Wired, el cual  “podría derrumbar la regla más fundamental de la física moderna”, puntualizaba Nature –mientras que el Frankfurter Allgemeine Zeitung, en un arrebato escatológico poco frecuente en él, dictaminaba: “Einstein debe de estar temblando”.

 

Las consecuencias

El significado de esa medición apenas puede expresarse en palabras sensatas. Por un lado, y en el mejor de los casos, de ser correctos los datos, deberían reescribirse los libros de física y reeditarse nuestra comprensión actual del universo: el paradigma einsteiniano entraría en una crisis similar a la que sufrió el paradigma newtoniano a causa de los descubrimientos de Einstein –un caso más de justicia epistemológica que nuevamente vendría a recordarnos que la ciencia no conoce verdades definitivas.

Pero no solo la física entraría en crisis. El pensamiento científico en general, sin duda la forma suprema de la razón, se enfrentaría a la mayor amenaza de toda su historia: la pérdida de su principio básico, el de causalidad.

Y es que la existencia de partículas que se mueven a velocidad superlumínica implica que es posible viajar al pasado, es decir, que la secuencia causa-efecto puede ser invertida. Esto es algo que todos conocemos como el Efecto Terminator: un evento futuro (John Connor envía a Kyle Reese al pasado para evitar que su madre muera antes de darle la vida) es la causa de un evento pasado (Kyle Reese, fecunda a Sarah Connor y se convierte en el padre de John Connor).

Sin principio de causalidad todo se vuelve capricho y arbitrariedad: Dios juega a los dados y hace trampa cada vez que se le antoja. Como apocalípticamente lo expresa Subir Sarkar, de la Universidad de Oxford: “Si no tenemos causalidad, estamos acabados” –o, para parafrasear a Dostoievski: Einstein está muerto, ya todo es posible.

 

Las alternativas

Ciertamente hay quienes reaccionan a esta crisis potencial de manera más ecuánime y ven en ella la posibilidad de alcanzar la tan largamente anhelada conciliación entre la Teoría de la relatividad y la mecánica cuántica para, así, finalmente, dar forma al verdadero paradigma de la física, el cual, en su opinión, sigue faltando hasta la fecha. Y hay también otros, más impertérritos todavía, que proponen simplemente ajustar la teoría a la nueva realidad: Si la máxima velocidad posible en el universo es la de los neutrinos, entonces ésa debe de ser la velocidad de la luz.  

Yo, por mi parte, y modestamente, me atrevo a proponer una alternativa más lógica, de hecho la única aceptable en esta discusión. Mi argumento se resume en la llamada paradoja de los neutrinos superlumínicos, que reza como sigue:

Un fotón y un neutrino realizan una carrera de velocidad en una pista de 730 km. La velocidad del fotón es, como sabemos, de 299 792 458 metros por segundo, mientras que la del neutrino es, de acuerdo a los datos de OPERA, de 299 792 458. 971014492753623 m/s. Evidentemente, cuando el neutrino llegue a la meta el fotón se encontrará todavía en camino; pero, dado que el neutrino viaja a una velocidad superior a la de la luz, regresará al pasado, mientras que el fotón continuará su recorrido y llegará a la meta antes que el neutrino. En otras palabras: Si los neutrinos viajan a una velocidad inferior a la de los fotones, entonces llegan siempre después que ellos a la meta; y si viajan a una velocidad superior... también. 

"El pensamiento científico en general, sin duda la forma suprema de la razón, se enfrentaría a la mayor amenaza de toda su historia: la pérdida de su principio básico, el de causalidad."

Comentar ›

Comentarios (16)

Mostrando 16 comentarios.

También resultó variable la velocidad de la luz.

Para la Teoría de la Relatividad, Einstein se basó en la invariancia de la luz, ya que en ese momento se creía que la constante  c  era una verdad científica comprobada por el experimento de Michelson y Morley, el cual fue tan reconocido que se le dio el Premio Nobel.

Einstein no tuvo la culpa del error, parece que Einstein apenas si conocía del experimento de M y M, los que se equivocaron fueron los que malinterpretaron los resultados del experimento, diciendo que con los resultados obtenidos se demostraba la invariancia de la luz.

Hoy nos damos cuenta que el experimento demuestra todo lo contrario a lo creyeron los que en aquel momento histórico malinterpretaron los resultados del experimento, el cual realmente demuestra lo contrario: que la velocidad de la luz NO ES constante y que depende de la velocidad de la fuente que la emite.

Las ecuaciones de Maxwell también, desafortunadamente, fueron mal interpretadas porque entre sus conclusiones está la invariancia de la luz y la velocidad de la luz resultó NO ser constante.

 ” La Teoría de la Relatividad es la consecuencia de un error interpretativo.” Y los errores interpretativos fueron sobre las conclusiones del experimento de M y M y sobre las conclusiones de las ecuaciones de Maxwell.

La teoría de la relatividad fue una necesidad para poder explicar lo que sucedía en la realidad, después de creer que  c  era constante. La teoría de la relatividad es válida si la velocidad de la luz es constante.

El experimento de Michelson y Morley se repitió muchas veces, incluso los nuevos interferómetros fueron  con múltiples espejos y siempre se han obtenido los mismos resultados verdaderos y se han sacado las mismas falsas interpretaciones.

El error interpretativo se presentó al considerar la velocidad de la luz con respecto a la tierra en su movimiento solidario con el interferómetro y no con respecto a un punto de referencia en el espacio, como debió de haber sido, por ejemplo con respecto a un punto fijo sobre la trayectoria elíptica de la traslación de la tierra alrededor del sol.

Si se interpretan adecuadamente los resultados del experimento, nos damos cuenta que los fotones compañeros tienen que recorrer dentro de los brazos del interferómetro distancias diferentes en el mismo tiempo, lo que demuestra que la velocidad de la luz NO ES CONSTANTE, aunque las conclusiones de las ecuaciones de Maxwell también afirmen lo contrario.

También sabemos que a lo  largo de más de 100 años muchos otros experimentos han confirmado la teoría de la relatividad con base en una velocidad de la luz constante. Es que La teoría de la relatividad es válida si la velocidad de la luz fuera constante.

Einstein hizo maravillas inventándose la teoría de la relatividad para poderle explicar lo que pasaba a todo el mundo, que estaba convencido de que la velocidad de la luz era constante.

A los amigos que entienden del tema, si miran la demostración y amigablemente me corrigen y me muestras donde puedo estar equivocado, Yo les agradecería infinitamente.

Cordialmente: Martín Jaramillo.

Para conocer la demostración del error de Michelson y Morley, debes solicitarla a martinjaramilloperez@gmail.com ya que es una demostración geométrica que no se puede incluir en este comentario.

 

Videos experimento M y M

 

http://www.youtube.com/watch?v=qZpaLaJaCJc&feature=related

http://www.youtube.com/watch?v=BMYSOlnmsNY&feature=related

 

LO MÁS GRAVE E INEXPLICABLE DE ESTE ASUNTO es que todos (como en el video), Absolutamente todos los que examinamos el experimento de M y M aceptamos que los dos fotones compañeros recorren distancias diferentes a lo largo de LOS BRAZOS DEL INTERFERÓMETRO, aceptamos que salen y llegan iguales al espejo semirreflectante, o sea en igual tiempo.

 

Los fotones compañeros salen del espejo semirreflectante en el mismo instante y regresan a el en el mismo instante y todos aceptamos que recorrieron distancias diferentes.

 

Para mi, .... Recorrer distancias diferentes en el mismo tiempo significa: Hacerlo a velocidades diferentes, y CURIOSAMENTE para el resto de los humanos significa lo contrario y creen y quedan convencidos de que sus velocidades fueron iguales.

 

Señores, el experimento M y M demuestra lo contrario: LA VELOCIDAD DE LA LUZ ES VARIABLE Y DEPENDE DE  LA FUENTE QUE LA EMITE.

 

Afortunadamente ya no me pueden condenar a la hoguera. 

 

Yo creo que ya es hora de que recapaciten.                                              

 

Martín

 

Estoy mas enrredao q lombriz en Plato de spaghetti.. :(

Respecto al primer postulado que haces:

en varias investigaciones, la creacion de antimateria, a partir de la energias derivadas de la fuerza nuclear fuerte, haría posible los viajes en distintas dimenciones (diferentes a las ya conocidas alto, largo y ancho e incluyendo el tiempo, el cual solo hemos podido ir en una dirección), pero al crear antimateria, se crea materia y estas conjuntamente de destruyen, dejando el vacío, regresando a la forma de enegrgia que se utilizó y haciendo honor a la ley de conservacion de energías (hay modelos matematicos que explican fenomenos cuanticos demuestran la conversión de masa en energía).

 

del segundo postulado:

postulados matemáticos y experimentos indican que un fotón puede estar en dos lugares a la vez.

 

y del tercer postulado:

un tiempo real y dos imaginarios... ¿y eso que?

hay numeros reales e imaginarios, y con ser imaginarios no quiere decir irreales, mas bien se necesita suponer otra dimension en la que existan.

 

cabe mencionar que los resultados de la física cuántica violan los principios de la física newtoniana (los principios fisicos de tu pagina) y este artículo se refiere a fenómenos cuánticos.

 

Salomón, aunque mi comentario anterior la cuestiona lo que en realidad quiero es comprender tu paradoja, porque es hasta ahora la explicación más sensata. Además tiene el mérito de estar emparentada con otro fenómeno que se puede observar diariamente en las calles urbanas: El “Berufsverkehrparadoxon” (para los anales de la física) o la “Paradoja de las tortitas de nata” (uno de los nombres por los que se le conoce en su lugar de origen: el D.F.), que consiste en que a ciertas horas del día hay que salir más tarde para llegar más temprano.

Otro saludo cordial

Andrés Paniagua C.

P.D. Por cierto, se me pasó la oportunidad de comentar tus irreverentes artículos sobre la irreferencia. ¿Has leído “Naming and Necessity” de Saul Kripke? Creo que podría interesarte.

Muchas gracias por tu comentario, Andrés! Y también por la recomendación de Kripke. Acabo de echarle uno ojo en wikipedia y suena muy interesante -seguramente me ayudará a avanzar en mis investigaciones sobre los lexonomas ;)

El descubrimiento es grande... pero terrible redacción, analogías y conclusión mucho peor. Parece escrito de revista de farándula.

En efecto fue de cierta forma triste la cobertura mediática. Uno hasta podría creer que ─incluso los medios especializados en ciencia─ no pudieron dejar pasar tan apetecible escándalo.

 

La revolución ideológica que presagias ya la vivimos tras ─¡Oh ironía!─ las revoluciones científicas que representaron las teorías de Einstein y la Mecánica cuántica. No es muy difícil hallar el rastro de ello (o al menos de una interpretación muy libre de esos avances) en el dadadísmo y sus hijos, entre los cuales (si le creemos a Steiner) se hallan las filosofías posmodernas.

 

Es muy bueno que un público mucho más amplio del habitual se detenga a ver lo que está pasando en la investigación científica, pero no podemos perder de vista dos puntos vitales:

 

a). Los resultados del experimento se están evaluando. La barra de error (es decir, la incertidumbre) de la velocidad obtenida es muy amplia. Además habrá de repetirse por otros equipos experimentales con protocolos independientes para validar el resultado (hay que recordar lo que pasó con la "fusión en frío").

 

b). Aún en el escenario en el que el resultado se aceptara, tenemos que entender que eso puede significar muchas cosas. Lo más gracioso de mucho de lo que se dice que pasaría, es que esos supuestos por una parte niegan la teoría de la relatividad especial de Einsten, pero luego desprenden consecuencias de la aplicación de dicha teoría para interpretar este resultado (los viajes al pasado y la ruptura de la causalidad estan entre esas lecturas).

 

Otro punto (un poco más "técnico", una seudoparadoja): Para medir la distancia recorrida, el equipo de OPERA utilizó GPS, el cual a su vez emplea correcciones (y en este caso extrapolaciones) que se calculan de acuerdo con la teoría especial de la relatividad. Así se entiende de manera más clara la posición de quienes afirman que este experimento refuta esa teoría (cosa que los mismos miembros de OPERA no han hecho).

 

Saludos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Hay que recordar que estas mediciones son extremadamente complicadas y siempre tienen un grado de error o incertidumbre. Por otro lado los datos del artículo son incorrectos, me explico: por un lado se dice que la velocidad del neutrino es mayor en 69 ns (unidad de tiempo) y por otro lado se comparan las dos velocidades: 299792458 m/s con 299792458.000000069 m/s (unidad de velocidad). Este manejo de unidades es inconsistente, primero se habla de tiempo (nano segundos) y luego se habla de velocidad (metros por segundo); es como sumar peras con manzanas (pero manzanas de casas en una colonia). Por otro lado la diferencia entre las dos velocidades en términos relativos es

(Vneutrino/Vfotón)-1 = (299792458.000000069/299792458)-1 = 0.000000069/299792458 = 2.302E-16

Si hay alguna medición de la velocidad que pueda tener un grado de incertidumbre menor a ese número, ya estaría ganando el Premio Nobel y haciendo otros descubrimientos más fundamentales. Hay que tomar en cuenta estos límites de la metrología actual antes de considerar como casi reales las implicaciones amarillistas de viajes al pasado, etc. De cualquier forma estas implicaciones se han discutido bastante por la ciencia, pero en su contexto, sin sobresaltos ni falsas expectativas.

 
Muchas gracias por la observación. La velocidad correcta del neutrino, de acuerdo a los datos de OPERA, es de 299 792 458. 971014492753623 m/s. Y lo hemos corregido.

la verdad es que ya me hicieron bolas

https://sites.google.com/site/fermintrujillogalvan/home/problema-retro-time-son-posibles-los-viajes-al-pasado Problema. Retro-time, ¿Son posibles los viajes al pasado?

Sólo se ajusta la máxima velocidad a la de los neutrinos; el principio de causalidad quedara intacto; ya que descubrimos primero la velocidad de la luz y dimos por hecho, que era la máxima velocidad, hoy parece ser que la ostentaran los neutrinos, y mañana quien sabe.

Andres, tu eres el equivocado y la paradoja persiste, desde el punto de vista del observador el Neutrino nunca llego sin embargo el foton SI. Saludos.

Golfo, desde luego es posible que esté yo equivocado --que no haya entendido el argumento de Salomón. Pero no por la razón que usted aduce. La paradoja de Salomón no consiste en que los neutrinos no llegan, sino en que siempre llegan después del fotón; tanto si se mueven con mayor o con menor velocidad que el fotón.

Un saludo cordial

Andrés Paniagua Curiel

Estimado Salomón, por un momento me gustó tu paradoja, pero creo que en realidad no funciona. Si los neutrinos regresaran al pasado, es decir a un punto mas temprano, entonces llegarían antes que los fotones.

 

Un saludo cordial

Andrés Paniagua Curiel.

Pienso como lo imaginó Salomón. Pero es verdad lo que apunta Andrés. Estamos de acuerdo que el movimiento del fotón y el neutrino se comporta bajo los mismos parámetros euclidianos, es decir que están en la misma realidad. Por tanto el neutrino retornará al pasado antes de que el fotón incluso heche a correr. Si seguimos esta secuencia lógica, el neutrino llegará más pronto que el fotón de nueva cuento, pero con un margen de ventaja mayor que la primera vez: osea antes de que retornara al pasado. Y así después, y cada vez con más y más tiempo de ventaja, hasta el infinito. Hasta el comienzo de los tiempos.

Enviar un comentario nuevo

Comentar

Si ya eres usuario registrado o crea tu cuenta ahora
To prevent automated spam submissions leave this field empty.
Términos y condiciones de participación