Los odiosos diecinueve senadores

Diecinueve senadores se abstuvieron de votar respecto a la máxima publicidad y máximo contenido de las declaraciones patrimonial, de intereses y fiscal. 
AÑADIR A FAVORITOS

La madrugada de hoy, durante la discusión de la Ley General del Sistema Nacional Anticorrupción en el Senado, se abordó de manera particular el artículo 29, relacionado con la máxima publicidad y máximo contenido de las declaraciones patrimonial, de intereses y fiscal de los funcionarios. Senadores del grupo parlamentario del PAN y del PRD, en voz de Laura Rojas Hernández y Zoé Robledo Aburto, propusieron no esperar a que sea el Comité de Participación Ciudadana quien proponga los formatos de estas declaraciones, sino establecer de una vez, en la Ley, que los formatos sean los mismos que utiliza la iniciativa ciudadana 3de3 y que ya han sido utilizados por más de 700 candidatos y servidores públicos en todo el país.

En la votación particular sobre este asunto: 51 estuvieron a favor, 59 en contra, 1 se abstuvo y 18 no votaron.

Aunque técnica, o éticamente, no es lo mismo por lo menos tomarse la molestia de apretar el botón de ABSTENCIÓN, que de plano no votar, permítanme tratar como un mismo conjunto a los diecinueve senadores que no votaron / se abstuvieron[1].

El Diccionario universal de términos parlamentarios (editado por la Cámara de Diputados en 1997) define abstencionismo camaral como: la acción del legislador o grupo de legisladores que se abstienen de participar en cualquier decisión que se tome en los órganos que integran el  Poder Legislativo. Los motivos que inducen esta acción son principalmente:

a) Que el legislador en lo individual quiere presionar a su grupo parlamentario.

b) Que una fracción parlamentaria pretende presionar a otra, logrando de esa manera que no se constituya el quórum para deslegitimar la decisión que se tome.

c) Irresponsabilidad y negligencia.

Me parece que la decisión de los (hateful) diecinueve que no votaron[2] está perfectamente representada por el inciso c).  Si acaso habría que añadir a irresponsabilidad y negligencia, el “tener cola que le pisen”

Algunos ejemplos:

Manuel Bartlett Díaz (PT) No votó

Para Bartlett el problema de la corrupción está en la presidencia de la República. Si no se empieza por ahí, para él no vale la pena ninguna otra acción. La única publicidad máxima que parece importarle es la que permita imputar al Presidente.  

Jorge Luis Preciado (PAN) No votó

Es el excoordinador de la bancada del PAN que en repetidas ocasiones se ha pronunciado por catalogar como graves los delitos como el enriquecimiento inexplicable, el peculado, el abuso del poder desde el gobierno, y que estos ilícitos ameriten cárcel. Además de que se pueda decomisar el fruto de esa corrupción”.

También ha sido señalado por manejos ilícitos. ¿Se acuerdan de El Castillo de Montitlán? Es de él.

Héctor Larios (PAN) No votó

Se había dicho preocupado por promover la transparencia y combate a la corrupción en el ejercicio público y había destacado que entre las prioridades de la bancada estaba la reforma anticorrupción. Hace varios años Layda Sansores, cuando ambos eran diputados, afirmó que Larios había destinado 46 millones de pesos –"como una manera de hacer filantropía”– a la fundación del PAN que él presidía.

Layda Sansores (PT) No votó

Hasta hace muy poco ella estaba segura del “hartazgo social por la corrupción y la falta de contrapesos”. ¡Es más! buscó cara a cara Peña Nieto para reclamarle el acto de corrupción que representa la Casa Blanca. Pero, al parecer resulta que no estamos tan hartos como para exigir la máxima publicidad de las declaraciones. 

Adriana Dávila (PAN)

Pese a que ella misma había advertido que su partido no le entraba de fondo en los asuntos que le ha reprochado la ciudadanía, prefirió desatender el reclamo que ‪#‎MásDe630K hacían. Aquí pueden escucharla hablar acerca de acciones a emprender para combatir la corrupción. Claramente estas no pasan por la publicidad máxima de las declaraciones patrimonial, de intereses y fiscal.

Luz María Beristain (PRD)

A quien recordarán por tener “voz de senadora, ser aguerrida” y llevarse mal con el personal de las aerolíneas. Ha llamado mas de una vez a su estado (Quintana Roo) y al país entero a romper con el círculo vicioso que nos lleva a tener los estándares más despreciables de calidad de vida, desarrollo y justicia. Según parece la opacidad no es parte de ese círculo.

Benjamín Robles (PT) No votó

Como candidato a gobernador de Oaxaca hizo del fin de la corrupción su bandera. “La revolución de la gente” que prometía no pasa por la máxima publicidad de las declaraciones de los funcionarios.

Marco Antonio Blásquez (PT) No votó

Ciertamente Blásquez no ha sido particularmente insistente con el tema de la lucha contra la corrupción. Quizás sus desencuentros con el Partido Municipalista de Baja California y una misteriosa casa en California le ha enseñado a volar por debajo del radar “anti corrupción”.

Martha Palafox (Morena)  No asistió

Como candidata a gobernadora por Tlaxcala recibió fuertes críticas por parte de Homero Meneses Hernández, Consejero Estatal y Nacional de Morena. Con la gubernatura perdida, habrá pensado Palafox, qué sentido tiene ir al Senado a votar leyes anticorrupción.

 

La lista completa de los que no votaron es esta. Decidan ustedes:

1. Manuel Bartlett Díaz (PT)

2. Luz María Beristain Navarrete (PRD)

3. Marco Blásquez Salinas (PT)

4. Manuel Cota Jiménez (PRI)

5. Adriana Dávila (PAN)

6. Fidel Demédicis (PRD)

7. Diva Gastélum (PRI). No asistió 

8. Héctor Larios Córdova (PAN)

9. José María Martínez (PAN) No asistió

10.  Héctor Adrián Menchaca (PT)

11.  Carlos Manuel Merino (PT)

12. Martha Palafox (PT) No asistió

13. Jorge Luis Preciado (PAN)

14. Benjamín Robles (PRD)

15. Alejandra Roldán (PRD)

16. Ninfa Salinas (PVEM)

17. Layda Sansores (PT)

18. Teófilo Torres (PRI) No asistió 

19. Ana Gabriela Guevara Espinoza (PT). Se abstuvo 

 

Los 59 senadores que votaron en contra también tienen su buena parte de irresponsabilidad, negligencia y "cola que les pisen”, pero por lo menos tomaron una postura (cínica si se quiere). Estos diecinueve pudieron cambiar el resultado de la primera iniciativa ciudadana que llega al Congreso. Decidieron no hacerlo.  

 

 


[1]Ana Gabriela Guevara Espinoza (PT) fue quien se abstuvo.

[2]De los de diecinueve, cuatro efectivamente no acudieron a la sesión del Senado y “justificaron” su ausencia: Diva Gastélum (PRI), José María Martínez (PAN), Martha Palafox (PT)y Teófilo Torres (PRI)  ¿Esto aligera su indolencia? De ninguna manera. 

 

 

 


    ×  

    Selecciona el país o región donde quieres recibir tu revista: