revista

Las elecciones intermedias de este año son los comicios más grandes de nuestra historia. Su importancia, sin embargo, no se limita al número de cargos en disputa. Dado el empeño presidencial por extender su control en el Congreso y los estados, está en juego el futuro de la democracia misma, amenazada por un proyecto para el que no existen opositores, árbitros ni críticos legítimos. Este número reivindica la necesidad de un parlamento plural, de la división de poderes y de una sociedad comprometida con los valores democráticos.