Interferencia modulada

AÑADIR A FAVORITOS

I

No creo en mis contemporáneos. No sería capaz de creer ni aunque mi vida dependiera de ello. Creo, en cambio, en la delgada línea del querosén, en la termodinámica, en lo diminuto y en lo duradero; en hombres que se acuestan bajo piedras y despiertan tibios con el sol de la mañana. Creo en palomas, postales, sanguijuelas y letrinas. En los tres pies del gato, en el puñetazo limpio a la sien y en el pudor de los espejos. No soy capaz de creer en la educación nacional, los siete continentes ni en la fuerza doble de las manos. Soy incapaz de reconocer mi imagen en los diagramas de un manual. Incapaz para comprender los avances o retrocesos de mi país. Entonces todo claro: los zapatos como las prisiones, las mortajas como los ahogados y que viva el querosén, ese combustible tan distinguido.

    ×  

    Selecciona el país o región donde quieres recibir tu revista: