Alessandra Molina

Leer más

Un cierto día

  Mejor hubiera sido compartir el espanto de las oficinistas cuando algún ratoncito se cuela en sus papeles. Una a otra despeinan sus cabezas, cuelgan de las clavículas,…