Notas de la “temporada alta” del arte contemporáneo en el Distrito Federal (2)

Un recorrido por la Feria Internacional Zona MACO
AÑADIR A FAVORITOS

–Arte contemporáneo para escritores en la Feria MACO–

Ayer domingo terminó la octava edición de la Feria Internacional Zona Maco, que estuvo abierta a todo público desde el seis de abril. La novedad de este año fue un pequeño pasillo dedicado al diseño de interiores. Ahí llamó mi atención una mesa de centro hecha de pilas de libros en las que descansaba una hoja gruesa de vidrio. Después de ese encuentro no pude más que rastrear piezas hechas con libros, basadas en texto o que coquetearan con la literatura de alguna forma. Encontré muchas más de las que puedo enlistar aquí, por eso elijo unas pocas:

  1. Para los nostálgicos, en el stand de la galería Thumm/ Bonin colgaba una pintura aeropostal de Eugenio Dittborn. Esta serie consiste en enormes pliegos de papel con recortes, textos escritos, fotografías y dibujo que viajan dentro de un sobre tabloide a todas partes del mundo. Cada sobre lleva la leyenda: “Travelling is thus, the political element of my paintings. And the folds the unfoldings of that politics.
  2. Una superficie reflejante, tamaño carta, casi escondida en medio del paso. Colgada a la altura de los ojos, en el reflejo propio, se leía la pregunta: “When did you first met?” El autor es Sigrid Kurz, nacido en Salzburgo en 1958.
  3. En el pasillo “Zona MACO Sur”, que fue curado por Adriano Pedrosa, se podían ver las propuestas individuales de veintidós artistas mujeres latinoamericanas. En esta selección había dos piezas literarias: Marilá Dardot (Belo Horizonte, 1973) (www.mariladardot.com) montó un cerro de tiritas de papel, resultado de meter cientos de libros en una trituradora. En la cima descansa un libro que bien puede estar succionando las líneas de texto o escupiéndolas.
  4. La otra propuesta es la de Valeska Soares, nacida en Brasil en 1957 y radicada en Nueva York. En su pequeña sala individual destacaba una pila mediana de letras de cerámica blanca, que reproducen un fragmento –con todo y puntos y comas– de “El discurso amoroso” de Roland Barthes; y un tendedero de portadillas de diversos títulos que, en el conjunto, producían un nuevo texto, una enorme frase sobre el tiempo.

    ×  

    Selecciona el país o región donde quieres recibir tu revista: