¡Para que siga igual, coño!

El anuncio de Raúl Castro: no se ve quién pueda sustituir a los dirigentes históricos del país. 
AÑADIR A FAVORITOS

En el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), Raúl Castro —después de no sorprender a nadie admitiendo que el sijtema dijque socialijta vigente en la Isla Caimancito” (Julio Cortázar dixit) no podrá subsistir si no "actualiza” su modelo, si no admite la iniciativa privada y no logra que la burocracia del partido deje de estorbar y bloquear loh nesesarioh cambioh ecónomicoh y sosialeh, ejsétera—, ha declarado sin sonrojos que no se ve en el horizonte (hijtórico, por supuejto) a quienes podrían sustituir a los ya ochentones “dirigenteh hijtóricoh”, pero que propone un "rejuvenecimiento" de todos los principales encargados tanto de la administración como del PCC, los cuales no habrán de durar más de cinco años en sus burocráticas parcelas de poder (o más bien de subpoder… que, aunque todos sean iguales, ahí están los dos hermanísimos Castro I y Castro II).

Por supuesto los del Poder con mayújcula, el Ubú II del sijtema revolusionario cajtrijta, a quien le falta cosa de un año para ser un ochentón, no ha pensado siquiera que tanto él como el Ubú I, el ya más que ochentón y falsamente descontinuado Fidel, ingresen en una clínica de remozamiento físico o que sean reemplazados por los androides que ellos mismos han modelado según el indejtrujtible marsijmo-leninijmo. Ellos, los ubúes I y II, se seguirán sacrificando por el pueblo de Cuba durante todo el resto del siglo XXI si la Madre Naturaleza, que no obedece a Congresitos por históricos que sea, les permite prolongarse to eternity como los supremos, los sabios, los iluminados, los, a final de cuentas, irremplazables dirigentes históricos del dejmadre socialijta cubano.  

Vaya pues:

 

¡QUE TODO CAMBIE
pero
para
que
el
Ejtado Ubú
siga
igual,
coño!

    ×  

    Selecciona el país o región donde quieres recibir tu revista: