Heli de Amat Escalante

La película más reciente del mexicano Amat Escalante será recordada por una secuencia: la de un joven colgado del techo al que, después de una buena paliza, le prenden fuego en los genitales. La imagen trastornó a un buen número de críticos en el pasado festival de Cannes, donde Heli, el tercer largometraje del director, inauguró la sección oficial. Ya que no es un spoiler, la escena era descrita en las notas y era el eje de las opiniones sobre la película (la mayoría no muy amables). Por su representación frontal y sin elipsis, y porque Escalante subraya su carácter de espectáculo al hacer que otros personajes sean testigos de la tortura (uno como advertencia, otros para aprender a aplicarla) la escena dio lugar a un debate previsible sobre el “derecho” de un director a extender el castigo a sus espectadores, obligándolos a mirar. Aquellos a su favor defendían la atribución del cine de provocar sensaciones extremas. En el bando contrario, Manohla Dargis de The New York Times abandonó su tono imperturbable y escribió que en su primer día en Cannes ya estaba de mal humor. Lo atribuía a haber visto Heli, “una de esas películas de explotación que entregan su violencia envuelta en pretensiones de cine de arte”.

Este mes Heli se estrena en salas mexicanas y eso permite dimensionar lo que la revista Variety llamó el único escándalo genuino del festival. Al ver la película, lo primero que viene a la mente es cómo a veces la crítica –incluso la favorable– se pierde en un laberinto de consideraciones teóricas donde las únicas referencias son otras películas, directores y tendencias de cine. Es cierto que una ficción es un universo autónomo que no debe juzgarse en relación con sus referentes. Sin embargo, quienes vieron en Heli un ejercicio de pornoviolencia –la forma en que Tom Wolfe llamó al sensacionalismo sádico– no toman en cuenta que, para un espectador mexicano, lo que narra Escalante es repulsivo pero no un shock. Si acaso, lo contrario: Heli es inquietante porque aborda lo que en México se ha convertido en cotidianidad. El logro de Escalante es haber refinado su estilo para hablar no de actos violentos sino de algo más inasible (y, por tanto, aterrador): la existencia amoral y sin pathos de sus perpetradores. Seres no solo apáticos y/o imbéciles, sino que, en casos como los militares coludidos de Heli, tienen la investidura para organizar al país.

La película toma el nombre de su protagonista: Heli Alberto Silva, obrero de una armadora de autos en un municipio terregoso de Guanajuato (el estado natal de Escalante). Heli vive con su padre, su hermana de doce años, su esposa y el bebé de ambos en un cuarto de concreto de pocos metros cuadrados. Estela, la hermanita, es novia de Beto: un soldado cuyo entrenamiento militar lo hace vomitar de cansancio, algo que sus superiores castigan obligándolo a revolcarse en su vómito y a hundir la cabeza en el hoyo donde los soldados defecan. Después de que el ejército hace una quema de drogas, Beto viola el escondite donde sus superiores guardaron parte de lo decomisado. Aprovechando la devoción de Estela, Beto guarda su botín –dos paquetes de cocaína– en el tinaco de la familia Silva. Heli se da cuenta y se deshace de él, dando pie a represalias espeluznantes contra él y su familia.

Una de las reseñas que buscaba minimizar a la película alegaba que alguien como Scorsese habría narrado toda la trama en dos o tres secuencias. Puede que sea verdad, pero es una observación ciega a la esencia de Heli. La alteración del tiempo y la aparente falta de ritmo sirven a Escalante para poner a su espectador dentro de un mundo sin orden ni certezas. El silencio desasosiega porque gran parte del cine violento usa los diálogos y la exposición como válvulas de presión (el ejemplo más claro es el cine de Tarantino). Los sociópatas de Heli no tienen un plan maestro y mucho menos la sofisticación para sopesar pros y contras. La sensación de amenaza que llena al espectador no viene de entretenerlo con escenas de acción ágiles sino de exponerlo a un entorno de proporciones desequilibradas, muecas sin significado e incongruencias entre el discurso y la práctica. Hay un contraste en la composición de los planos, en el subdesarrollo de una comunidad y la planta industrial que alberga, y en los temas rimbombantes de las tareas escolares de Estela, con nula aplicación práctica en ese infierno en medio de la nada.

Suele decirse que Amat Escalante hereda el estilo de Carlos Reygadas, a quien asistió en la dirección de Batalla en el cielo y que ahora es coproductor de Heli. Esta película, sin embargo, deja ver una influencia más grande del francés Bruno Dumont, uno de los directores más identificados del llamado Nuevo Extremismo Francés: una corriente que agrupa a directores que muestran el cuerpo humano en cualquier modalidad posible de abuso y mutilación (Gaspar Noé, François Ozon y Claire Denis, entre otros). El vínculo entre Escalante y Dumont cristalizó cuando, en 2005, aquel presentó su primera película en Cannes y este presidió el jurado que da becas a algunos cineastas para que escriban su siguiente guion durante una residencia breve en París. Sin duda atraído por el retrato de la vida estéril y el sexo desapasionado que hacía Escalante en Sangre, Dumont lo eligió como uno de los becados. La película resultante fue Los bastardos: una historia que conservaba el estilo del mexicano pero que desde su primera secuencia incorporaba uno de los recursos más empleados por Dumont: los espacios abiertos que contrastan con las vidas sofocadas de sus personajes. En ella, Escalante usaba el paisaje urbano deshumanizado de Los Ángeles para volver más insignificantes a los indocumentados a los que alude el título. En Heli, las tomas abiertas del terreno árido, la casa aislada de la familia Silva y los cuartos de tortura y secuestro que nadie puede rastrear sirven para recordar que no hay límites, asideros, coordenadas ni continuidad. En un momento de la película, un Heli con la vida deshecha mira hacia el cielo estrellado. Si busca armonía en el cosmos, en esta película no la va a hallar.

Los personajes de Heli son primitivos, poco articulados y algunos rondan la bestialidad (otro paralelo con el cine de Dumont, pero ya presentes en Sangre). Beto, el militar, no registra emociones, y entre los torturadores algunos tienen rasgos físicos que sugieren una enfermedad mental. Es el caso del bizco que una vez que termina el informe de la quema de drogas se sube al podio con la leyenda “México Gobierno Federal”. Durante segundos incómodos, intenta hablar al micrófono y no pasa de gesticular como lo haría un retrasado mental. La metáfora es obvia pero la imagen es poderosa. Un idiota con atribuciones es una de las caras del mal.

La consigna de escandalizar es columna vertebral del arte y la literatura franceses. Por tanto, los directores del Nuevo Extremismo no pueden evitar teorizar sobre sus propias películas: más que buscar la expresión de un momento social buscan convertirlas en piezas de reflexión sobre la condición humana, etc. Como si un cotejo con el aquí y ahora pudiera interferir con su interpretación filosófica, las tramas y los personajes de la mayoría de sus relatos parecen existir en una dimensión aparte.

Heli, sobra decirlo, es espejo de un mundo dolorosamente real. En una entrevista para The Guardian que puede verse en YouTube, Escalante responde a los cargos de ultraviolento que le hizo la prensa de Cannes (“Que vengan a México y vean”), y de tener la intención de provocar malestar en el público (“Totalmente”). ¿Qué distingue a su película de una foto de decapitados, calcinados o mutilados? O, para responder a Dargis, ¿por qué no es “una de esas películas de explotación”? Porque saca al espectador del estado de negación necesario para habitar y ser funcional en la nueva “normalidad”. Este choque en la conciencia –no siempre la finalidad de las películas de shock– es una de las aspiraciones del arte a partir de las vanguardias. Las piezas que lo consiguen son reconocidas de una u otra forma, a veces en contra de expectativas y lógica.

Fue el caso de Heli en Cannes, exhibida ante un jurado presidido por Steven Spielberg, cuyo cine siempre evita provocar malestar físico –no se diga mal humor–. Heli no será el tipo de cine de Spielberg, pero nadie como él para entender en qué consiste el dominio de un estilo. Habiendo declarado que no hubo división de opiniones, la antítesis del director sádico le dio a Amat Escalante el premio a mejor director. ~

Comentar ›

Comentarios (25)

Mostrando 25 comentarios.

Es una película que te causa muchas reacciones y sensaciones extremadamente impactantes. Todo es simbólico , no se vayan por un cine simple, comercial, popular ... Esta película a pesar de que se exhibió en cines comerciales su contenido es distinto, podría atreverme a decir que hay muchas escenas que son grotescas y muy frías, pero a raíz de esto la película en muchas ocasiones te hace salirte del papel de espectador poniéndote a a vivir la historia junto con ellos.
Es una muy buena películas y los perfiles psicológicos están muy bien hechos, el que estela se haya quedado sin habla es consecuencia de toda su vivencia,¿ que? ¿Ib a llegar como sí nada? Es claro que no. El cuadro psicológico de heli te hace muchas veces quedarte sin aliento, transmite muchísimo todo lo que siente en esos momentos. Muy buena película.

HELI, magistral, cruda y sincera

 

Cala hasta los huesos. No por las escenas que provocaron que espectadores abandonaran la sala del Festival de Cannes: un cachorro al que le rompen el cuello y un joven cuyos genitales son quemados como tortura por haber robado paquetes de cocaína. Allí únicamente puedes sentirte incómodo a pesar de ver diariamente las fotos de periódicos “Alarma” o hasta el mismo “Metro” o “El Gráfico”, cuya noticia de primera plana siempre contiene verbos como violar, quemar, asesinar, etc. y que a la vez te parece lejano porque no estás escuchando los gritos de dolor o las súplicas para que te dejen vivir. Por eso Heli me parece una película sumamente valiente, que muestra una visión de la Secretaría de Seguridad como cómplices de los narcotraficantes o incluso equipara el discurso de un político presumiendo como un logro la quema de paquetes de narcóticos con la simulación de un niño bizco y aparentemente con alguna discapacidad mental. Los que no entendieron la película creyeron que se trataba de violencia gratuita y Heli es muchísimo más que eso, es ver un escenario brutal en el que se puede tener a un torturado en la sala mientras los niños juegan con su videoconsola o la mamá lava la ropa, ¿no es más grave que el sadismo sea visto como algo normal, en el que se lucra con el sufrimiento de otra persona a ver escenas donde hay desnudos o asesinatos? Utiliza largas secuencias que me recuerdan a Michael Haneke en Funny Games, las cuales logran que el espectador se mantenga en suspenso y que me hace pensar ¿qué es peor: matar a la persona o dejarla viva después de la tortura? Porque el infierno está aquí en la tierra. Merecidísimo premio en Cannes, quien no entienda el por qué fue galardonada, puede ver una película de Eugenio Derbez y quedarse en su mundo color de rosa donde todo se resuelve al final.

Me parece interesante la reseña de Fernanda Solórzano, acerca de "Heli" la cinta que justamente acabo de ver. Bueno, me gustaría empezar por la parte técnica de la película y posteriormente por la hipótesis o la semiótica en su contenido. Al parecer muchos críticos de cine -incluída la de marras- abordan el tema crítico sobre esta tragedia neorrealista con supuestos tintes o tonos de nuevo extremismo francés, como si fuese solamente la pretensión dialéctica de Amat Escalante -el director de este filme- lo único que contara para una buena crítica de cine. Pero yo pienso que a una película se debe hacer toda una valoración integral de sus conceptos, sus metas, sus objetivos, su público a quien va dirigida, su manejo de dirección, su técnica, su entorno conematográfico, su manejo actoral, su propuesta artística, su estética y su resultado global como una seria película que está contemplada a nivel nacional como propuesta para recibir el Óscar, amén de sus galardones internacionales, incluído el premio de mejor director en Cannes 2013. Por lo tanto, si empezamos por la parte técnica, la película padece de una pésima fotografía y pésimo manejo de edición en los planos secuencias, si ello lo manejo su director de manera deliberada, debemos decirlo: no funcionó para exponer la tensión del realismo y dramatismo que se quiere obtener con ello. Pareciera que la cámara usada es amateur o semiprofesional, puesto que no ajustó los contrastes, la coloración de la fotografía y la saturación, para lograr un trabajo más al nivel de buen cine de arte, en ese sentido el filme se ve demasiado gris, sucio por no ajustar la calidad de manera correcta, tanto que se abusa de una contraluz que molesta durante toda la cinta. Así no parece una cuestión de estilos, sino que más bien parece un trabajo escolar que no muestra profesionalismo. El audio es algo similar. La dicción de los actores es patética, si bien comprendo perfectamente que no son actores profesionales, ya he visto demasiados filmes en esa situación, pero existe un buen manejo actoral del director, que en "Heli" brilla por su ausencia. Los diálogos están demasiado robotizados, los gestos inexpresivos y sin la entonación, ni modulación adecuada que para ello se requiere. Si es una película de realismo crudo, se debe presentar la emoción de los personajes, y si se desea enfatizar lo grisáceo o lúgubre de esta gente "de la vida real", entonces hay que marcar la indolencia y la indiferencia, pero no así. En esta historia pareciera que son una especie de subhumanos o zombies, de manera simple y burda, que a las primeras se notan los parlamentos y frases muy recitadas y memorizadas de modo infantil. No creo que eso haya sido deliberado porque es muy irregular esta parte tecnica, ahí se nota más que una forma discursiva o ambiental, una carencia de dirección. Y se nota a leguas. En fin, les recomiendo mi crítica que yo realizo para mi página de waldomussina.com, ahí encontrarán la completa reseña crítica de dicha cinta, ya que por su trascendencia así lo amerita. Nada más quiero concluir que, efectivamente México es un país que ha caído en la frialdad sicótica que se pretende reflejar en esta trama, la violencia más depravada e indescriptible, sin embargo, el simple hecho que lo retrates de una manera llana y en bruto o en crudo, no por eso ya se convertirá en una maravilla de película sobre el México de hoy. Hay que hacer de todos modos un trabajo cinematográfico, pues para ello está un director y no de adorno, puesto que debe reflejar su punto de vista u opinión sobre su producto expositivo. Es algo parecido a las películas de María Novaro o de Arturo Ripstein, pero sin limpiar sus fotogramas, es decir que hacen un retrato mexicano sin condimentos, que a veces nos perdemos en lo que quiso decir en su tema o mensaje. Si aquí Amat Escalante quiso decirnos algo que a diario vemos en los periódicos y en el internet -la tele no saca estas cosas a la luz- y que aparte quiso hablar de que la indolencia de los mexicanos ya llegó a los límites inextricables, entonces debió de tomar al "toro por lo cuernos" y realizar una obra bien hecha, sin maniqueísmos, ni clichés, ni recursos sobados sobre como "nos miran los anglosajones" ya sea europeos o gringos. Tal pareciera que esta cinta la hubiese realizado un estadunidense que coloca a los mexicanos así de rurales, montañeses, cavernícolas y retrasados mentales, aparte de indolentes, incongruentes, socióptas y psicópatas. A esta película le falló la parte donde existe siempre un narrador del distanciamiento brechtiano, que nos orienta moralmente o por lo menos nos permite un respiro social, un tanque de oxígeno para el contexto tan agresivo que estamos comtemplando en las imágenes, que no necesariamente puede ser un personaje humano, también puede ser el ángulo de la cámara o los recursos artísticos, como el audio, el sonido, la música, etc. En "Heli", todos sus personajes son patológicamente disfuncionales y a grosso modo, dan a entender que la sociedad en su 100% es como en nuestros tiempos de horror, hoy nos pintan la cultura occidental: un país que se quedó en la época de la revolución, de huarachudos retrasados mentales y psicópatas mochacabezas, que no tienen un ápice de sentido común ni dos dedos de frente. Y afortunadamente, la realidad es otra, si bien reconozco el grado de maldad demencial a la que se ha generalizado nuestro país, la verdad es que la película retrata sesgadísimamente una atrofiante realidad, puesto que ese escalofrío de hechos sanguinarios mostrados, existen efectivamente, pero también existen seres humanos que todavía se conmueven por su entorno difícil, y no solo eso, sino que todavía luchan por sobrevivir enmedio de esta degradación. Y ese aspecto, simplemente pasó de noche por este trabajo de Escalante. Brilló por su ausencia el toque demiúrgico del autor que refleja su mensaje. Porque finalmente, aparte de que nos abrió el periódico "La Prensa" sobre un caso horroroso de nota roja en provincia, un hecho cotidiano, nos preguntamos, ¿qué quiso decir? ¿cuál es su discurso? ¿qué pretende enfatizar? ¿opinión o argumento estético? Y yo me preguntaría: ¿Los mexicanos en su totalidad, somos una especie de subhumanos que simplemente divagamos por el mundo, sin ton ni son, y México es un zoológico, tal cual nos quieren enjaretar a diestra y siniestra los anglosajones del planeta? Bueno, pues los invito a reflexionar y a los críticos les invito a que también hagamos una reseña técnica y cinematográfica, que no sólo nos quedemos en la parte conceptual de la temática en esta cinta, porque por ello precisamente se está poniendo de moda, que las películas crudas y llanas, con su óptica "footage raw" y sin un argumento definido, pasen a ser obras del séptimo arte, pues si bien, muchas lo son, la gran mayoría carece de sentido. 

decir que la fotografia es pesima por el contraluz es tan idiota como ella misma, la toma fotografica es excelente te deja ver dimensiones,calidad de fotografia y encuadre es excelente tambien,me imagino que haz llevado cursos de fotografia minimo para decir que la fotografìa es mala, no concuerdan las escenas, para mi si, que no hay comunidades donde caminas kilometros para llegar a una escuela? igual y no te lo explica pero lo intuyes.Usa violencia explicita como lo mencionas, pero de manera sutil, te hace meter a la pelicula, no explota la violencia, que los azotes? o la quema de testiculos? para decir que explota la violencia, ve la de "El infierno" bueno esa es mi opinion.

Encantada con sus comentarios Alfredo Hidalgo, comulgó al 100% con ellos !  yo no habría podido describir tan detalladamente todo lo que sentí al ver ésta película; acudí muy entusiasmada de conocer un trabajo mexicano tan ovacionado y encontré una película parca, extremadamente lenta, con mucho movimiento de cámara que en momentos me mareaba, pésimas actuaciones y al final me deja un sentimiento de enojo al ver que ante el resto del mundo nos presentan como retrasados mentales, y aun cuando fuí de las pocas personas que se quedó hasta el final (la mayoría se salieron) me quedé con una incertidumbre porque no entendí el objetivo de la misma...el final llegó pero me dejó igual o peor que cuando empezé a verla... repito, no entiendo nada del arte en el cine y llegué a pensar que todas estas percepciones que tuve fueron por éste desconocimiento, pero al leer su reseña creo que no he sido la única al percibirlo; gracias por sus comentarios tan atinados.

Aunque la cámara es un vaivén, tiene sentido y significado dentro de la película. Pésima actuación? No son PROFESIONALES!!!
Y el hacer una película donde se expone la ignorancia, la brutalidad y el "retraso mental" del México, no significa que todos entenderán que somos así. Es demasiado subjetivo y carente de reflexión tu argumento. Y se acepta tu opinión, pero no tienes la menor idea de lo que mencionaste.
Y no siempre entenderás el objetivo de una película.
Ya el gran Tarkovski decía: "El cine es un misterio. Es un misterio para el propio director. El resultado, el film acabado, debe ser siempre un misterio para el director, de otra forma no sería interesante.". Para eso mejor ve una hollywoodense de fin de semana...

Desgraciadamente la violencia en Mexico ya se volvio un tema del cine. Ahora es comun platicar de estas cosas en casa o incluso de parientes cercanos o conocidos que misteriosamente murieron o desaparecioeron por cosas relacionadas con mafias. Quienes hemos conocido de como esta la corrupcion en el medio militar o policiaco sabemos de estas y mas cosas, ahi algunos mandos (no todos) te ordenan que hagas cosas inmorales o incluso que se violen las leyes o los derechos de los ciudadanos por los intereses tan fuertes que estan de por medio: esta es la vida real y no las fantasias de las telenovelas.

Saludos para Fernanda que luce guapa en tv

Heli

 

Hay violencia en muchas películas que han provocado en mí permanentes reflexiones sobre el asunto, reflexiones que me han enlazado (por decirlo en términos cibernéticos), a lecturas puntuales sobre el asunto tratado o al libro sobre el que la película esta basada o a la biografía y pensamiento del director de la película en cuestión. Reflexiones que en algunos casos me han acompañado durante semanas, meses, e incluso años. A la fecha, todavía reflexiono sobre la violencia, sus causas y su contexto específico, tratada en películas como Greed de Erich Von Stroheim o en M el Vampiro de Düsseldrf de Fritz Lang, Los olvidados de Luis Buñuel, Nosotros los pobres y Pepe el Toro de Ismael Rodriguez, La fórmula secreta de Rubén Gámez, Escenas de un matrimonio de Igman Bergman, Bonny and Clyde y Jauría humana de Arthur Penn, Perros de paja de Sam Peckinpah, Canoa y El apando de Felipe Cazals, por supuesto La naranja mecánica y Cara de Guerra de Stanley Kubrik. Taxi Driver de Martin Scorssese, La jaula de oro de Diego Quemada-Diez... seguro se me escapan muchas otras, incluso la violencia en los cortos de los tres chiflados o los dibujos animados de Tom y Jerry, parodiados excelentemente en Los Simpson... ... ...

 

La película Heli me deja una pregunta persistente y sumamente inquietante:

 

¡¿Cómo hicieron para no quemarle de veras los genitales al pobre actor?!

 

Espero, mañana, poder dejar de pensar en ello.

Jajajaja, tu interrogante es excelente!

Para lograr esta escena, la secuencia se filmó sin fuego, y con el actor Juan Eduardo Palacios (Beto) simulando ser quemado. El fuego se añadió después digitalmente. Para el siguiente corte, se muestra ya el cuerpo del actor con un aplique de maquillaje en los genitales, para hacerlos ver calcinados. Estos efectos visuales fueron realizados posiblemente por el estudio de VFX The Wire Room. Sin duda, una imagen muy poderosa y técnicamente impecable.

Saludos,

Excelente analisis. Me encanta las referencias que usas para darle sentido a la intencion del director. Esta pelicula no es facil asimilarla de manera agradable si no logras entender el mensaje y la intencion.

No he visto la pelicula, soy una expectadora ausente de la triste realidad que vive Mexico. No soy Mexicana. Me resulta interesante leer los comentarios porque ellos reflejan que tan real es la situacion. He caido en la tentacion de creer que las noticias exageran la realidad. Pero me he llevado un gran sorpresa.

Amat Escalante se merece el premio de mejor director porque dirigir una pelicula de este tipo requiere un compromiso muy personal a la trama. Tarantino quien es un genio en este "estilo", logra ser sadico con mucho sentido de el humor.  No la he visto, pero por lo que lei en esta critica "...choque en la conciencia...son las aspiraciones del arte...  por lo visto Amat logro chocar la conciencia de el jurado de Canes.

Felicidades a Mexico.

 

 

 

 

No me gustó 'Heli'. Escalante armó un revoltijo de hechos reales, como la tortura de los militares en Guanajuato cuyo video puede encontrarse en Youtube o los miles de colgados en puentes peatonales, pero no logró contar una historia contundente. 

La historia apenas se insinúa y no concluye. Los hechos son predecibles en algunos casos y gratuitos en otros. Ejemplo de lo primero es el embarazo de la hermana de Heli; de lo segundo, la escena en que la agente de policía trata de seducir a Heli.

Si bien contiene algunas metáforas elocuentes, como la que señala Fernanda: "un idiota con atribuciones es una de las caras del mal", creo que una película no puede sostenerse únicamente por sus comparaciones con el tema que aborda. Casi todas las reseñas que celebran esta película, por ejemplo la de David Miklos, se apoyan en las metáforas y alegorías que contiene. Esto me parece un error. Unir ciertos hechos reales de manera gratuita y predecible resulta trivial, no importa cuántas buenas metáforas y alegorías contenga. 

Pareciera que se intenta justificar la narrativa deficiente exaltando el carácter simbólico de 'Heli'. Pareciera que se espera que el espectador vea metáforas y alegorías en todo, hasta en las escenas gratuitas. Se recurre, una y otra vez, a los clichés del cine de arte para no admitir que el cineasta falló al contar una historia. Para mí, decir que una película cuenta mal una historia pero hay que verla porque tiene buena fotografía, metáforas elocuentes y símbolos poderosos, equivale a decir que una película es buena porque tiene "buenos efectos especiales". 

No podrías tener más razón. La película es mediocre, como esta hay 1000 europeas que llevan el mismo ritmo. Silencios eternos que no significan nada. Esto no es nada nuevo. A veces se pone de excusa que es una película de autor, que es una crítica, pero olvidamos que al final, debe ser juzgado como película y novlogra demasiado en este sentido. También decir que los actores no ayudan, sé que la mayoría nobson profesionales, pero unos buenos actores pudieron haber salvado el largometraje.

Exelente análisis. Concuerdo contigo.

Buenas  tarde,  mi comentario sobre la pelicula, solo decir que es muy fuerte,  nos  hace  ver una  realidad que  ocurre y  por  desgracia  sigue  ocurriendo,,  sin mas  hoy mismo  tenemos  noticias  que  se encontro 7 cadaveres  cerca del DF,  que  todavia no se sabe muy bien quienes son,   personas  son personal, como tu y como yo,  la  pelicula  como digo narra  una  realidad, de mi querido mexico, pero lo que mas  que me   impresiono del film es la reaccion del publico ,,  durante  toda la pelicula  mudos  sin reaccion  alguna,,  algun  comentario  no mas,  pero  en la  secuencia  de  no mas  de unos cuantos  segundo donde  rompen  el cuello y un cachoro blanco de perro,  todo  el cine  lanzo  un gran grito,  espaventados  del  horror,  no lo  entiendo,,   minutos  antes  asesinaron  al  pobre  padre  a  tirror,,  nadie  si  inmuto,,   hay que cambiar  creo  algo  en la sociedad  tenemos  que  horrorizarnos  de lo que esta pasando en este y en otros  paises,,  hay que  hacer  algo  porque  con esta  insesibilidad  hace nuestra propia  especia  no  podemos  llegar  muy lejor  ..    gracias   saludos 

Vi la película en la casa, pero lo que comentas es algo que últimamente me llama la atención, parecería que hay más indolencia -acostumbramiento, tal vez- a la muerte de humanos que a la de animales, y mayor defensa a sus vidas también.  

El pueblo Mexicano (yo soy Mexicano) es algo increible y dificil de explicar;vivimos en esta violencia patrocinada por el gobierno,el mudo de los narcos y esta sociedad de criminales.Todo el mundo habla de ello,la gente en la tv (que nada mas habla y cobra su cheque),el mismo gobierno(que estan tomando cartas en el asunto)nosotros mismos(que enterramos la cabeza en la arena) pero sin embargo nos undimos en este fango junto con nuestros hijos.Creo que como sociedad no hay marcha atras,aprendemos a vivir en este mundo o moriremos.

Desafortunadamente será recordada por esa escena y no por todos los simbolismos que contiene, el tema tan bien tratado, la belleza de su fotogrofía, todo magistralmente llevado por Amat Escalante.

Esto es el cine, maldita-bendita pélicula.

Concuerdo contigo.

Soy de Guanajuato, vivo en guanajuato, conozco a Escalante y el es un gran conocedor de su entorno. Es un film que retrata también la pobreza, la vida desolada de los minerales y poblados alrededor de la capital, dejando aún lado el tema del narcotráfico, esa es la vida y la pobreza guanajuatense contrastada con los paisajes tan desolados y espectaculares a la vez.

Una pelicula llena de simbolismos, con temas inconclusos, sin respuestas y la vez magistralmente fotografiada.  ¿Porque muchos de los mexicanos somos tan sentidos?, nos gustan que nos digan las cosas, pero siempre de manera bonita y amable, las cosas directas y expuestas las tomamos como agresión.

La reseña que debí leer antes de verla, si la hubiera leído esta reseña no la hubiera visto. Con la minidescripción de la cineteca ahí fui de bruta a verla. supongo que la realidad es mil veces peor y a diario me levanto con la nota roja. Me alegro que le hayan dado el premio al mejor director y seguro desde los ojos extranjeros se ve valiente, como mexicana no niego que sea la realidad pero no hubiera pagado por verla cuando la vivo gratis

La mejor crítica que he leído hasta el momento de "Heli". Felicidades Fernanda.

Asfixia, oprime y horroriza esa realidad que retrata el director.
No es un film menor, muy recomendable. Mención a parte la fotografía que es muy buena.

Concuerdo totalmente, un fime sincero, valiente y crudo.

PRIMERO, Creo y seguiré creyendo que eres, tal vez, uno de los mejores críticos de cine al que tengo acceso.

 

Sentí obvio que te desagradó la película, lo cual hace que se pierda un poco la objetividad; se siente. 

-Los militares a los que haces referencia, son Polícia Federal. No son lo mismo.

-Deberías poner un spoiler alert al inicio.

-Esa sensación de "personaje primitivo", creo, es la No actuación, es convivir con gente normal, lo que me hace creer, puedo equivocarme, que nunca haz estado en comunidades pobres,  vivir como hablan, como se divierten, y cuántas veces al día ven al cielo. Es importante tener esa vivencia para entender los silencios, y ciertas muecas.

-Una crítica numérica de 1-5 estrellas podría ayudar a escanear mejor que sentiste, y compartirlo con nosotros

Al final, no concuerdo con tus palabras, pero sigo creyendo lo PRIMERO.

-Con cariño

Emiliano. 

 

Enviar un comentario nuevo

Comentar

Si ya eres usuario registrado o crea tu cuenta ahora
To prevent automated spam submissions leave this field empty.
Términos y condiciones de participación