Ambulante Más Allá

Ambulante Más Allá, iniciativa paralela al festival Ambulante, pone recursos, cámaras y salas de edición para que jóvenes de todo México aprendan a narrar en cine. 
Favorito

Una remota playa del Pacífico mexicano. El interior de una choza raída, su penumbra atravesada por disparos de luz que se cuelan por los huecos del techo. Un colchón, sin sábana, polvoso, yace sobre el piso. Afuera, una lancha flota, su nombre deslucido a un costado, entre agua marrón y quieta. Un hombre rebana con destreza un pescado de carne púrpura. A lo lejos, el barullo pendular de la marea. Las imágenes, elocuentes y precisas, narran la historia de un pueblo pesquero, acompañadas de entrevistas con los habitantes del lugar. Pese a su evidente pericia, la narrativa no le pertenece a un documentalista premiado ni a un director de larga trayectoria. Se trata de Nostalgia, un documental de apenas media hora de duración, dirigido por Teódulo Fernández Ríos, oriundo de San Pedro Cajonos, en la Sierra Norte de Oaxaca: un joven de 25 años.

Esa es la propuesta de Ambulante Más Allá, iniciativa paralela al festival Ambulante, que se presentó la semana pasada en el Cine Tonalá de la ciudad de México. En palabras de Carolina Coppel, su directora, Ambulante Más Allá extiende el proceso de su célula madre, cuya meta (se sabe) es llevar documentales a sitios de la república que generalmente no tienen acceso a ellos. El proyecto pone recursos, cámaras y salas de edición para que los habitantes de esas zonas aprendan a contar historias. El resultado es un híbrido entre semillero de futuros talentos y casa productora: una decena de documentales nuevos, creados por casi cuarenta jóvenes, quienes entraron al programa a través de una convocatoria y, tras haber sido elegidos, aprendieron a grabar, editar y musicalizar a lo largo de un año.

Los documentales resultantes serán exhibidos en el festival, junto al resto de la programación. Asimismo, el público podrá verlos en línea. Además de la muestra, en su tercer año, Ambulante Más Allá seguirá capacitando a quienes fueron parte del proyecto en ciclos anteriores; muchos de ellos, dijo Coppel, han seguido haciendo cine o formando colectivos a partir de su participación.   

NOTAS AL PIE

AUTORES