La ciencia del sueño, de Michel Gondry

AÑADIR A FAVORITOS

La primera película de Michel Gondry, Eterno resplandor de una mente sin recuerdos, conjugaba lo que suele ser irreconciliable en el cine: estructura compleja y emotividad. Se trataba de un mano a mano entre dos geniecillos de linaje escheriano: el guionista de las narrativas geométricas, Charlie Kaufman, y el director de videoclips y deconstructor de tiempos y espacios más deslumbrante de su generación, Gondry. Con la película La ciencia del sueño, protagonizada por Gael García Bernal, Gondry regresa al cine y se prueba como director y guionista. Las matemáticas, esta vez, arrojan una simple resta. Sin Kaufman detrás con sus guiones delirantes pero rigurosos, Gondry se empantana en inagotables gags visuales: fascinantes e impecables, pero poco más que eso. La historia de un joven, Stephane, incapaz de distinguir la realidad de sus fantasías, acaba pareciéndose la de un director, Gondry, que no es capaz de articular en un largometraje las viñetas que funcionarían aisladas en un videoclip. Mucho sueño y poca ciencia, la película vale como galería visual de Gondry y por la interpretación que hace García Bernal de un tipo infantilizado que elude la realidad. ~