Decálogo del combate al insomnio

Decálogo por la multitudinaria y nocturna sociedad anónima de desvelados e insomnes (a riesgo tal vez de hacerse la vida un 50% menos llevadera).
AÑADIR A FAVORITOS

El texto, que tengo recortado de no sé qué publicación y que al parecer fue escrito por el escritor y neurólogo tabasqueño Bruno Estañol (a quien se le agradece), sólo exige actos cotidianos, sencillos y hasta bastante simplones (aunque casi todos negativos), y podría ser adoptado como decálogo por la multitudinaria y nocturna sociedad anónima de desvelados e insomnes (a riesgo tal vez de hacerse la vida un 50% menos llevadera).

Para poder dormir (correcta si no plácidamente):

  1. No tome siestas.
  2. No tome café, chocolate, té negro o Coca-Cola después del mediodía.
  3. No tome bebidas alcohólicas para conciliar el sueño. Por lo menos no en forma sistemática.
  4. Despierte a la misma hora todos los días, incluyendo sábados y domingos.
  5. Trate de acostarse a la misma hora.
  6. Haga ejercicio en la mañana o al menos al mediodía, pero no a la hora de acostarse.
  7. No tome hipnóticos más de 30 días seguidos.
  8. Si no puede dormir, levántese y haga otra cosa durante un tiempo.
  9. No coma exceso de grasas y de proteínas antes de acostarse.
  10. Reporte al médico si ronca en exceso, tiene movimientos involuntarios de las piernas, o si hay sueño excesivo durante el día.

[En la próxima entrega de este blog se continuará la miniserie La ópera en apuros. La interrupción de la misma se debe a que este asunto del no poder dormir, que es parte del enfer professionnel de los escritores, siempre es de carácter urgente y por consiguiente primordial.]

 

 

    ×  

    Selecciona el país o región donde quieres recibir tu revista: