Eñe, revista para leer

AÑADIR A FAVORITOS

La Fábrica, responsable de proyectos exitosos como la revista Matador o Photoespaña, lanzó el pasado abril Eñe. Revista para leer, que ofrecerá cada trimestre textos de creación inéditos en torno a un mismo tema que serán ilustrados por un dibujante consolidado. Sus intenciones: recuperar el placer de la lectura y servir de puente entre España y Latinoamérica. Para darle la bienvenida a estas aguas procelosas, hablamos con su editor, Alberto Anaut, en la sede de la editorial.

¿Por qué había que aclarar que es una revista para leer?
     Aparte de una pequeña provocación, quiere decir que esta revista tiene literatura, no que habla del mundo de la literatura.
      
     Este es un proyecto acariciado por La Fábrica desde hace bastantes años. ¿Por qué habéis decidido sacarla precisamente ahora?
     Teníamos Eñe en un cajón desde hacía ocho o nueve años. Lo que ocurría es que en aquel momento acabábamos de lanzar Matador, estábamos empezando otros proyectos como Photoespaña, y no teníamos ni calma ni fuerza ni talento para iniciar ningún otro más. En este momento, muchos de esos proyectos están asentados y con una buena perspectiva. Eñe tiene mucho que ver con Matador, son claramente de la misma casa. No ha cambiado el panorama, no hay una revista que ocupe claramente ese lugar y no nos hubiera gustado salir con algo que ya existe.
      
     Pero las comparaciones son inevitables con Granta en español.
     En el momento en que concebimos esta idea, Granta no existía en España, sólo en Inglaterra. Cuando estábamos trabajando ya en este proyecto, hace un año, vimos que salía aquí.
      
     ¿Pisados?
     No, qué va, al contrario: sentimos que nos metíamos en un terreno de prestigio y no creímos que nos quitara el sitio. Creo que Eñe es más exquisita en la presentación, que nuestra apelación al mundo del arte es diferente a la de Granta. La cabeza en Londres no es la misma que la cabeza en Madrid y creo que podrán convivir siendo distintas. Desde luego no tenemos vocación de ir detrás de nadie. No somos recién llegados, sabemos hacer revistas. Estamos convencidos de que estamos en un proyecto de larguísima vida y así nos hemos embarcado en él.
     ¿En qué sentido se parece Eñe a Matador?
     En el sentido de lo exquisito. Sus formatos no tienen nada que ver en apariencia, pero están exactamente igual de cuidados. El papel y la impresión de Matador se mantienen en Eñe con distinta personalidad pero con la misma seriedad. Y en los dos casos peleamos por textos inéditos y por autores de interés.
      
     ¿Qué tipo de lector buscan?
     Una revista literaria es capaz de convocar a muchísimos lectores, muchos más que una revista volcada hacia el mundo del arte, y no queremos que Eñe sea minoritaria. Nuestra tirada es bastante ambiciosa —quince mil ejemplares—, porque confiamos en el lector y queremos que la revista esté bien distribuida.
      
     La Fábrica siempre se ha caracterizado por la unión bien avenida entre las nuevas tecnologías y la cultura. ¿Eñe se aparta de ese camino?
     Las nuevas tecnologías son medios a nuestro alcance. La Web de Eñe ha nacido con ella, pero una de las banderas será la parte física de la revista. Eñe es un producto que idolatra la forma, tiene que estar en la mano del lector, eso va vinculado al placer de la lectura…
      
     ¿Cómo enfocáis el puente con Latinoamérica que pretendéis tender?
     Queremos que Eñe tenga la misma presencia en España y en Latinoamérica, y esto no quiere decir que se venda lo mismo, sino que tenga la misma capacidad de convocar opiniones. No es una cuestión de distribución, sino de lograr una posición de editores en otros países similar a la que podemos tener en España.
      
     ¿A qué te refieres?
     Me refiero a que el lector no sólo busca textos, sino una cierta identificación con la revista, y ahora mismo no tenemos esas señas de identidad en Latinoamérica, allí somos unos extranjeros. Las queremos lograr de la mano de editores locales que sí las tengan y que lleguen a ser socios de un proyecto con La Fábrica. El sueño y el objetivo es estar presentes por lo menos en los principales países latinoamericanos siendo reconocidos como propios.
      
     El número de verano de Eñe, dedicado a “La ciudad”, saldrá a la venta el 21 de junio, estará ilustrado por Miguel Ángel Campano e incluirá textos de Juan Villoro, Alberto García-Alix y Jorge Edwards, entre otros. –

    ×  

    Selecciona el país o región donde quieres recibir tu revista: