Hillary, la latina

AÑADIR A FAVORITOS

Se acabaron las especulaciones: para las aspiraciones presidenciales de Hillary Clinton ningún grupo social es más importante que los hispanos. Las estadísticas no mienten. En California, la señora Clinton conquistó el 70% del voto latino, veinte puntos por encima del porcentaje del voto blanco (47%) y diez puntos más que su promedio entre las mujeres (59%), su otro grupo demográfico incondicional. En Nueva Jersey ocurrió exactamente lo mismo, quizá con la excepción de los votantes blancos mayores de sesenta años de edad. En Nuevo México, la tendencia rayó en lo inconcebible: Clinton perdió el voto blanco por completo pero ganó la totalidad del voto hispano, en algunos casos por márgenes escandalosos. Aunque aún no hay datos confiables, no me sorprendería que la tendencia también se haya repetido en Nueva York. En cualquier caso, la apuesta latina en la carrera presidencial demócrata del 2008 es clara y contundente.

El abrumador apoyo que ha recibido Hillary Clinton de parte de la comunidad hispana podría darle no sólo un respiro sino la candidatura definitiva. Los hispanos seguramente votarán con la misma fuerza a su favor en Texas el próximo 4 de marzo. Con un botín enorme de delegados, el gran estado del sur podría decidir la contienda presidencial a favor de Clinton. Si así ocurre, la comunidad hispana deberá luchar con uñas y dientes para cobrar la victoria que de manera tan absoluta y leal le habrá dado a la ex primera dama.

Semejante apoyo político debe venderse caro. Por ejemplo, sería bueno preguntarle al alcalde angelino Antonio Villaraigosa qué pretende obtener –no para su beneficio personal, sino para el bien de la comunidad latina en general– del respaldo irrestricto que le ha dado a la señora Clinton en los últimos meses. Figuras de la relevancia de Villaraigosa tienen la obligación de cobrar la factura para transformar, de una vez por todas, el penoso estado de la agenda hispana en Estados Unidos. Es ahora o nunca.

– León Krauze

    ×  

    Selecciona el país o región donde quieres recibir tu revista: