Iniciativas prácticas: Derechos laborales

Una plática con Marcelina Bautista, defensora de los derechos laborales de las trabajadoras domésticas y fundadora de CACEH. 
AÑADIR A FAVORITOS
En México, 2,200,000 personas desempeñan labores domésticas; la inmensa mayoría de ellas son mujeres. A pesar de su importancia numérica y de la gran relevancia social de su trabajo, las empleadas domésticas sufren cotidianamente maltrato y discriminación. 
 
Marcelina Bautista dejó su natal estado de Oaxaca a los 14 años. Llegó a la ciudad de México en busca de trabajo, y no tuvo mejor alternativa que emplearse como trabajadora doméstica. Ahí experimentó en carne propia la dureza de las condiciones de trabajo. Bautista decidió estudiar, capacitarse en materia de derecho laboral y, en 2000, fundar el Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar, A.C., CACEH. 
 
Promover la organización de las trabajadoras del hogar y capacitarlas para conocer y defender sus derechos laborales son los principales objetivos de la organización. Junto con otras agrupaciones, CACEH ha impulsado cambios en las leyes laborales, a fin de que las empleadas domésticas cuenten con los mismos derechos que otros trabajadores. A la par, realiza una difusión permanente de los derechos que ya existen. También ha puesto en funcionamiento un servicio de colocación para empleadas domésticas, el cual compromete a quienes solicitan los servicios a pagar un salario justo y a respetar una serie de condiciones mínimas de trabajo. 
 
La de Bautista es una labor ardua, y a menudo se ve dificultada por la falta de recursos materiales necesarios para rentar una oficina o producir materiales de difusión. No obstante, los resultados de 14 años de trabajo muestran su relevancia.