Los corazones rotos del Sargent PePRD

El gabinete de Andrés Manuel López Obrador en caricatura tecnicolor
AÑADIR A FAVORITOS

Apareció hace poco una página internet que hace propaganda en favor del Lic. Andrés Manuel López Obrador. La produce una organización de “mujeres y hombres trabajando por nuestra Patria difundiendo mensaje por medio de nuestras redes sociales”. Este mensaje es “un canto de esperanza para el México que merecemos y que reformaremos junto con Andrés Manuel y su Gabinete.” Su dirección electrónica es http://amlo.si/

Es una lata que como en las direcciones de la internet no se puede acentuar, no se sepa si el nombre afirma (“AMLO ”) o condiciona (“AMLO, si…”, o las dos cosas (AMLO sí, si…). Aparte de eso es una página bien hecha, hospitalaria y eficiente.

Está obviamente llena de propaganda en favor de los programas y proyectos del Movimiento de Regeneración Nacional (MoReNa) que no costará trabajo imaginar. Así que me referiré sólo a una curiosa imagen que muestra el traslado la famosa portada del disco de los Beatles La Banda de Corazones Solitarios del Sargento Pimienta a los intereses de MoReNa. (Me cae bien que no se hayan ido por la ruta mexicanista, como habría sido de esperarse, copiando el “Domingo en la Alameda” de Diego Rivera, por ejemplo.)  

La imagen es la de AMLO y su (por lo general) prometedor gabinete, en inclemente tecnicólor. 

 

Detrás de él, ensombrecidas por su carácter difunto, aparecen algunas figuras de la nomenclatura urbana: padres y madres de la Patria de todas las épocas; un ecuménico grupo de “intelectuales” (Kahlo, Rulfo, Paz, Monsiváis, ¿Rosario Castellanos? ¿Antonieta? Sor Juana, Nahui Ollin –encuerada, claro–, Heberto, Siqueiros, etc.) y tres solidarios internacionales: Gandhi, el Ché Guevara y Martin Luther King. (No sé cómo interpretar que Cuauhtémoc Cárdenas sea el único que aún vivo en esa asamblea de sombras: si tiene cálculo y jiribilla, si es un chiste privado, un sentido homenaje o una licencia iconográfica.) 

En el suelo aparecen objetos que, supongo, poseen carga simbólica: la “Minerva” de Guadalajara, el “Ángel” de Reforma; una foto de San Tata Lázaro; cuatro elementos prehispánicos; un árbol de la vida; un trompo, un yoyo y un perrito. Supongo que representan a la sabiduría occidental, a la victoria inminente, a la “Izquierda”, al rico legado prehispánico, a los niños juguetones y a un perrito. Y enfrente de todo esto, justo entre AMLO y su sepultura, la espectante urna.   

¿Sepultura? Bueno, sí, porque aquella portada de los Beatles contenía un ingrediente autoincriminante: esa multitud acudía al entierro simbólico de los Beatles. Al diseño de AMLO.Si parece habérsele escapado ese detalle, por lo que, de hecho, muestran a López Obrador y a su gabinete y en su propio entierro. Chin.

Aunque, bien mirado, ¿no se tratará del entierro del AMLO rijoso, autoritario, que mandaba al diablo las instituciones, insultaba a diestra y siniestra, bloqueaba avenidas y se las daba de presidente? De ser así, la imagen también insinuaría que el nuevo AMLO ha resucitado, sonriente, rejuvenecido y amoroso. 

Es muy simpático. Lo que no me parece tanto, en esta página tan ecléctica en términos icónicos, es la aparición de la cara de AMLO nimbada por el fulgor de un sol poderoso en la sección titulada “Andrés Manuel”. 

 

Se trata del fulgor de los viejos dioses, o de otros no tan viejos, como Mao Zedong, la siempre rutilante familia norcoreana Kim o la inconsciente (o muy consciente) veneración mexicana al “hombre fuerte”, al “jefe máximo”…

En fin. Las dudas quedan sobre si estas imágenes representan al Sargent PePRD o al Sargento PRImienta. O peor aún, su simbiosis…