El reloj de cuco

AÑADIR A FAVORITOS

Para U.G.L.     El cuco abre la puerta
     y sale de su boardilla
     para picotear
     las horas
     en la palma de tu mano.
      
     Mientras más horas come
     más olvida
     porque también tu mano olvida.
      
     El cuco explora tu mano.
     En el Monte de Venus
     encontró
     gotas de mi tinta.
      
     En el Monte de Mercurio
     encontró
     gotas de mi semen.
      
     En la base del pulgar
     halló
     pelos de tu pubis.
      
     Algún día el cuco
     pondrá juntas
     todas esas cosas
     y hará palidecer
     todos los poemas de amor,
     y contará una historia
     que pondrá al amor
     otra vez en punto cero.
      
     Pienso a veces
     que ya es hora
     de hacer al cuco astillas
     y de colgarnos nosotros
     en el lugar de las pesas
     que mueven el reloj. –(23/10/99)