Pendientes

AÑADIR A FAVORITOS

Señor director:
Siempre he leído con interés Letras Libres. En el número 54, me encuentro su artículo “Por una democracia responsable”. Me da gusto que reconozca, diecinueve años después, la necesidad de adjetivar la democracia.
     Coincido: construir nuestro sistema democrático, siempre perfectible, no ha sido ni será tarea sencilla; efectivamente, hay una serie de reformas pendientes. En materia política nos falta:
     – Reglamentar el financiamiento de las precampañas.
     – Elevar la cuota de votos para mantener el registro de un partido político.
     – Reglamentar las coaliciones, para que sean un hecho post-electoral, cristalizado en el Congreso, y no pre-electoral. De esta manera los aliados tendrían representatividad, un mandato claro y se evitarían alianzas “patito”, corruptoras de la democracia.
     – Ampliar los periodos de los ayuntamientos —como sucede en Coahuila por decisión del Congreso local— o abrir el candado a la reelección municipal.
     – Decidirse a la reelección legislativa, toda vez que ha desaparecido el presidencialismo omnímodo.
     – Eliminar la anomalía de contar con senadores “por lista”, porque atentan contra el principio de representación paritaria de los estados, para integrar el Senado de la República.
     – Establecer un modelo de reforma fiscal auténticamente federalista, más vinculada a la responsabilidad —recaudatoria y distributiva— de cada orden de gobierno, que a la concentración del ingreso por parte del Gobierno Federal.

Tengo la impresión de que entramos a la alternancia sin prever los mecanismos institucionales para operarla. Las elecciones del 6 de julio habrán mostrado el triunfo del abstencionismo y casi la inutilidad de su eficacia. Si no hacemos algo para prever una auténtica contienda para las presidenciales del 2006, y sobre todo con una garantía de gobernabilidad que permita establecer coaliciones estables en el Congreso con el fin de que el presidente de la República pueda contar con una mayoría, como usted sugiere, lo importante no es lamentarnos ad infinitum, sino resolver las cosas responsablemente, atendiendo los principios y fines de la democracia.
     Lo felicito por su publicación y por un número tan redondo como el logrado en junio. Reciba un cordial saludo. ~

     Lic. José R. Castelazo,
     Secretario Ejecutivo, Instituto Nacional de Administración Pública, A.C.

    ×  

    Selecciona el país o región donde quieres recibir tu revista: