La prudencia de Lázaro Cárdenas

En la histórica decisión que llevó a Lázaro Cárdenas a expropiar las empresas petroleras incidió una experiencia personal. Hacia 1926, días después de su llegada como Comandante Militar de la Huasteca Veracruzana, las compañías petroleras de la zona habían tratado de sobornarlo con un cañonazo de 50,000 pesos y un lujoso Packard en la puerta. En Tuxpan vivía entonces su amigo y guía el general Francisco J. Múgica. Muchos años después, el 19 de abril de 1954, Cárdenas recordaba la escena en sus Apuntes:

En varias expediciones que realicé por los campos petroleros de las compañías extranjeras me acompañó el general Múgica y juntos presenciamos la actitud altanera de los empleados extranjeros con los trabajadores mexicanos. Las compañías estimulaban la rebelión armada en contra del gobierno para consumar sus despojos a los dueños de terrenos y extraer de contrabando mayor cantidad de petróleo. La vigilancia de los inspectores del gobierno no podía resultar eficaz con la rebelión en la propia zona. Mantenían a la población obrera en pésimas habitaciones, en tanto que las casas de los empleados extranjeros sobresalían por sus comodidades. En una ocasión que cruzamos ... por los campos petroleros de Cerro Azul y Potrero del Llano, nos vimos detenidos en las puertas de las compañías, que cerraban los caminos, y fue después de una hora de espera que llegaron sus guardias a abrirnos el paso. Y esto le ocurría al propio comandante de la zona militar. Había que tolerarlos por las consideraciones que les concedía el gobierno. Comentamos con el general Múgica tan humillante situación para los mexicanos. Once años después, el 18 de marzo de 1938, nos tocó el honor de ver salir del país a las compañías extranjeras que detentaban la riqueza petrolera.

Pocos saben que fue el poeta José Gorostiza quien redactó la nota diplomática enviada al gobierno de Estados Unidos y el discurso del 18 de marzo de 1938. Aquel día, Cárdenas pidió -en sus propias palabras- "el respaldo del pueblo, no sólo por la reivindicación de la riqueza petrolera, sino por la dignidad de México". La respuesta ciudadana fue masiva y entusiasta.

Una vez decretada la expropiación, Cárdenas no cerró las puertas a una negociación con las empresas petroleras. De hecho, según consigna Lorenzo Meyer, en abril de 1938 el secretario de Hacienda Eduardo Suárez "ofreció un arreglo según el cual las propiedades podían volver a ser operadas por las empresas, pero bajo contrato con México" (Lorenzo Meyer, Las raíces del nacionalismo petrolero en México, Océano, 2009, p. 220). Al año siguiente, entre el 8 y el 22 de marzo de 1939, Cárdenas sostuvo ocho pláticas con Donald R. Richberg, representante de las compañías petroleras. A ellas acudió también el embajador de México en Estados Unidos Francisco Castillo Nájera, quien después de cada junta redactó inmediatamente lo hablado. En la segunda reunión, Cárdenas esbozó un "plan de entendimiento" que recogía "las ideas capitales del Gobierno". En él declaraba estar abierto a celebrar un "Contrato de largo término para la cooperación entre las compañías y el Gobierno en la explotación de la industria petrolera" y mostraba disposición para un "arreglo de nuevas inversiones para el fomento de la industria: exploraciones, establecimiento de refinerías, etc". El 21 de marzo, en carta dirigida a Richberg, Castillo Nájera confirmaba la aceptación de que "se constituya una asociación cooperativa, entre el Gobierno ... y las compañías cuyos bienes fueron expropiados..." y mencionaba "la conveniencia de un contrato único que facilita la propuesta obra de colaboración". Todo ello, siempre y cuando las compañías no pretendieran regresar al statu quo anterior y se avinieran a tener "injerencia" sólo en las "secciones financiera y técnica" de la operación. En carta aparte, el Presidente insistió en una condición inamovible: la aceptación de que la mayoría del Consejo de Administración y el Gerente de las empresas que manejarían la industria fuesen designados por el Gobierno (La verdad sobre la expropiación de los bienes de las empresas petroleras, Gobierno de México, 1940, pp. 108-128. Edición Facsimilar, Miguel Ángel Porrúa, 1999).

El acuerdo previsto nunca se concretó, pero la disposición al arreglo se reflejó en la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional (Diario Oficial, 9 de noviembre de 1940) que admitía, en efecto, la posibilidad de celebrar "contratos con los particulares, a fin de que éstos lleven a cabo por cuenta del gobierno federal los trabajos de exploración y explotación".

¿Cómo explicar esa actitud? Evidentemente, Cárdenas no albergaba la menor simpatía por "la dictadura económica del capitalismo imperialista" (entrada del 19 de marzo de 1938 en Obras, I. Apuntes, p. 391). La actitud del Presidente se explica por su prudencia. Cárdenas no era un hombre dogmático sino un joven general revolucionario que ensayaba -con una difícil mezcla de cautela y firmeza- soluciones prácticas frente a cada circunstancia, siempre dentro de la Constitución.

La prudencia explica muchas cosas. Desde el inicio de su gobierno, Cárdenas se apartó de Calles y no azuzó más el conflicto con la Iglesia. En 1936, ante la rebeldía empresarial de Monterrey, estableció desde el Estado lo que se llamó "el equilibrio de los factores de la producción", pero sin ahogar a la iniciativa privada. En la Confederación de Trabajadores Mexicanos favoreció el ascenso de los sindicalistas moderados (como Fidel Velázquez) sobre los líderes comunistas. En 1940, al visitar San José de Gracia, Michoacán, felicitó al patriarca del pueblo, el padre Federico González, por el reparto en pequeñas propiedades que había organizado tiempo atrás: "De haberlo sabido antes, esto es lo que hubiera hecho" (testimonio personal de Luis González). También por prudencia, en los albores de la Segunda Guerra Mundial eligió como sucesor al moderado Ávila Camacho y no al radical Múgica. Y así se explica que, una vez consolidado el dominio nacional sobre los hidrocarburos, considerara prudente la posibilidad de celebrar contratos con el capital privado bajo la estricta rectoría del Estado.

Las circunstancias internacionales (el estallido de la guerra, la demanda de hidrocarburos) y la capacidad de los ingenieros y obreros mexicanos se conjugaron muy pronto para que Pemex sorteara con éxito los problemas técnicos y financieros derivados de la expropiación que Cárdenas, por prudencia, quizá había previsto. Ya fuera del poder, a lo largo de tres décadas (murió el 19 de octubre de 1970) en el entorno polarizado de la Guerra Fría, el general registró en sus Apuntes su negativa a la participación privada, en particular la extranjera, en la industria petrolera. Cuando López Mateos -para rejuvenecer a la Revolución Mexicana ante la pujante Revolución Cubana, para parecer más cardenista que Cárdenas- selló la imposibilidad constitucional a toda participación privada y afianzó el monopolio de Pemex, Cárdenas acudió a felicitarlo. No había contradicción o imprudencia en hacerlo: compartía, como tantos otros mexicanos con vocación de servicio en aquella época, el estatismo moderado del "desarrollo estabilizador". Nadie imaginaba entonces los inminentes delirios petroleros del estatismo fanático y sus espeluznantes costos.

Nunca sabremos lo que Cárdenas habría pensado sobre la Reforma Energética. Sabemos que actuaba con prudencia, no con dogmatismo, ante las circunstancias de su tiempo. Pero su tiempo no es nuestro tiempo. Lo imprudente en nuestro tiempo es esparcir mentiras de mala fe ("no se necesita mucha ciencia para perforar un pozo de petróleo, es como perforar un pozo de agua"). Lo imprudente en nuestro tiempo es ampararse en un dogma nacionalista como si el reloj se hubiera detenido en 1938. Lo prudente en nuestro tiempo es atender las observaciones técnicas, no las políticas. Lo prudente en nuestro tiempo es debatir sobre la Reforma bajo el signo de la racionalidad económica, en un clima de tolerancia y respeto a la diversidad de opiniones.

La discusión sobre el problema petrolero debe encarar con realismo las circunstancias actuales de México. Para resolverlo, Cárdenas no nos dejó un libreto. Nos dejó una actitud: la prudencia.

 

(Reforma, 18 agosto 2013) 

 "Cárdenas no nos dejó un libreto. Nos dejó una actitud: la prudencia"

Comentar ›

Comentarios (25)

Mostrando 25 comentarios.

Analizando la propuesta en materia petrolera que peña y su equipo presentaron al wall street journal, me surge una duda.

http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:V6hXHjsNto4J:online...

en un párrafo comenta:

"The government is considering the creation of a national petroleum agency, a kind of sovereign fund which would manage the country's oil revenue. In the case of privately produced oil and gas, the agency would pay the firms' production costs and the profit would be shared between the state and the companies,"

Es decir: "El gobirno está considerando la creación de una agencia nacional del petróleo, un tipo e fondo soberano que manejará las ganancias del petróleo del país. En el caso de producción privada de petróleo y gas, la agencia pagará a las firmas los costos de producción y la ganancia será repartida entre el estado y las compañias.

Se nos dice que el obejtivo de la reforma es repartir los riesgos, pero en eta propuesta el gobierna esta corrieno con todos los costos de producción. no veo de qué manera se reduce el riesgo para el país. ¿que pasaría si no hubiera producción de petóleo o gas, el gobierno seguiria pagando los costos de producción? Este tema es relevante porque podria ocurrir que, por ejemplo en la expllotación de pozos de esquisto, que no haya ganancias.

El caso de polonia es ilustrativo. Polonia tenia las mejores perspectivas para la explotación de esquisto en europa, pero actalmente la mayoria de las empresas han abandonado el país ya que no obtuvieron ganancias. Si eso pasara en mexico, nosotros nos quedarimos con la deuda de pagar los costos de producción y las compañias extranjeras se irian tan frescas.

Amigos de Letras Libres, los invito a ver mi blog sobre el tema: http://ideadiscursoyaccion.com/2013/08/19/si-cardenas-viviera/

 

Yo creo que en México se debería de tomar un modelo único en el cual las ganancias de Pemex le deberían de llegar a sus ciudadanos a través de un depósito bancario (Pemex es de los mexicanos). Me gustaría que las utilidades de Pemex se dividieran en dos partes, una sería del 60% para el gobierno y el 40% para los ciudadanos (Así creo que todos quedarían felices). Añadiendo al tema  también deberían de aceptar la inversión de ciudadanos mexicanos. Aquí en México hay dinero y no veo la razón para vender parte de algo que les costó a nuestros abuelos (al donar sus metales preciosos para pagar el porcentaje de la expropiación) a los extranjeros.  Lo que si deberían de hacer y con un buen contrato es permitir la cooperación de empresas extranjeras sin que tengan el derecho a ningún porcentaje o monto de las ganancias de Pemex.

 

Se vale soñar…. me imagino que con los ingresos adicionales de Pemex en nuestro bolsillos le pudiéramos dar una mejor educación a nuestros hijos o hacer algo productivo como iniciar negocios, investigaciones,  etc.  

 

Porque no pensar en que los mismos mexicanos podamos invertir en petróleo si se venden millones de acciones como en la bolsa de esta manera el petróleo seguiría siendo nuestro y al mismo tiempo nos obligaríamos a ahorrar y los dividendos también engrandecerían al país no entiendo porque tiene que ser una sola persona o una sola entidad o solo los extranjeros quienes inviertan en PEMEX
A mi juicio este tema solo se ve en negro y blanco o sea solo en sus extremos y en posiciones encontradas cuando existe una gran gama de grises de la que no se habla o no se quiere ver

Hola Salvador, lamentablemente nuestros políticos no han hecho las cosas bien! Urge la reforma, urge el desarrollo, la educación, etc., pero urge sobre todo que lo hagan bien y acorde a lo que requiere el país, y ahí es donde esta el miedo, ante tantas pifias del pasado, como bien mencionas, pero la cerrazón de la izquierda no ayuda en nada a un México urgido de salir de esta abominable crisis, escudado en un falso nacionalismo, cuando a diario pisotean la Constitución, según mi humilde punto de vista... Saludos!

Hola, yo creo que retrógrada es toda la sociedad mexicana, tanto la izquierda como la derecha. Esa prudencia que dice el artículo sobre el Presidente Cárdenas, lo llevó a tomar decisiones importantes e impactantes para nuestro pais. Me pregunto si algún político de nuestros días tiene tal prudencia. Más bien los políticos de hoy solo tienen intereses personales y a veces ni eso, solo son peones del veneno, que trabajan de parásitos del sistema para un poderoso mayor que ellos.

Realmente es triste que la mayoría de la gente esté más involucrada con el Futbol o las telenovelas y no tienen ni la más remota idea y peor aún ni la más remota gana de saber qué pasará con nuestro pais. Creo que los realmente poderosos nos ganan la batalla a todo el pueblo, dándonos "pan" (de mala calidad) y circo para que estemos cada vez más atolondrados y estupidos. 

Sinceramente creo que ninguna reforma cambiará el rumbo (para bien) de nuestro pais, desafortunadamente no tenemos la cultura para asimilarlo y menos para mejorarlo. Hasta que a toda la clase media nos llegue el agua al cuello, entonces dejaremos de ver la televisión y nos preocuparemos realmente de lo que hacen con nosotros.

No recuerdo en qué libro lo leí, pero decía "Todos somos responsables de lo que pasa en la sociedad, pero también hay culpables y a ellos hay que enjuiciarlos". Digo esto porque nuestra sociedad necesita cultura, valores, educación y vamos cada ves más en retroceso (ahí está la responsabilidad), pero hay culpables de que todo esto pase y ellos son los políticos, líderes sindicales, gobernadores, empresarios, etc. obviamente corruptos e impunes. 

Sinceramente no veo para cuándo cambie esto, sin embargo tengo esperanzas en que algún día llegue.

La prudencia implic entonces cuestionar la reforma energetica que el gobierno ha propuesto, sobre todo a la vista de los pocos resultados logrados con anteriores privatizaciones que, o convirtieron monopolios publicos en monopolios privados; o no han logrado detonar inversiones en os sectores estrategicos, como con los ductos de gas o la petroquímica. ¿por qué no han funcionado?

y hay muchas preguntas parecidas que responder.

Estimado Luis. El hecho que otras privatizaciones funcionaran a medias: Telmex , Mexicana , Aeromexico, etcétera . Se debió principalmente a la falta de regulación , al nulo debate democrático , a la imposición de la presidencia imperial.Se imagina al expresidente Salinas pidiendo opiniones para la privatización de las empresas antes citadas? En democracia todo es perfectible, en dictablandas y dictaduras no. Esa es una diferencia notable del México de hoy.

Saludos

¿y por qué razón aún no e ha mejorado la regulación?

Se le olvidó mencionar ferrocarrilles y los complejos petroquímicos, como los productores de cloro y amoniaco.

Tengo que recordarle que, debido al mayoriteo de los partidos en el congreso, los efectos no son muy diferentes de una dictablanda o una presidencia imperial.

Por ejemplo el prd ha pedido que se auditen los recursos que el gobierno ha invertido en fondos de inversión ene l extranjero a nomre de pemex, incluso ha hecho una petición formal en el congreso pero las bancadas del pan y del pri han mantenido bloqueada la iniciativa. Es decir, nulo debate y si mucha imposición.

Tiene razón, la transparencia es clave en los procesos democráticos , en ese sentido hemos avanzado muchísimo comparados con el salinato. De hecho, cita una situación clave en democracia: dos partidos de oposición mayoritean para bloquear o pasar una iniciativa de ley. Muy parecido al parlamento inglés. Esto, no hubiera sido posible con Echeverría o Lázaro Cárdenas del Río.
Debo recordarle que la asamblea del DF, liderada por el PRD, se opone a la auditoría del segundo piso, a la del delegado en Coyoacán , a la de la delegada en Tlalpan , y que no dejó claro a dónde fueron a parar los billetes del video de René Bejarano, ni los recursos y sueldo que mantienen a señor López . Aún así, suena más a democracia perfectible que a dictaduras o dictablandas como Venezuela .

Saludos

No se pueden tomar los vicios comunes como justificación. mal de muchos consuelo de tontos.

Y no están bloqueando una iniciativa de ley, sino la petición de una investigación cuyos resultados son vitales para el debate.

De hecho si pasaba. -el pri tenia mayoria absoluta y por supuesto aplicaba el mayoriteo. Peor para  la democracia inglesa si funciona de esa misma manera. no entiendo por qué la usa de referencia.

Y etá desviando el tema del debate. Aun cuando tengamos algo parecido a la democracia, eso no ha cambiado la opacidad el sistema ni la manera tramposa en que se hacen negocios entre lo púlico y lo privado.

¿no tiene claro a dodne fue el dienro de bejarano o solamente noha querido investigarlo? si la asamblea del df esta mayoritenado para mantener la opacidad eso no hace más que reforzar mi argmento.

El sistema político es perfectible a largo plazo pero necesitamos claridad ahora mismo. no desvie el tema el debate, no es sobre la perfectibilidad del sistema poliico sino sobre su opacidad actual.

Este momento de la historia de nuestra patria, definitivamente requiere de "prudencia". Asi como las decisiones tomadas en 1938 y años sucesivos influyeron en lo que sucedio en el modelo economico del pais años y decadas despues, asi mismo el 2013 se convertira en el año de toma de varias "decisiones "que definivamente afectaran las proximas decadas. ¿Que me gustaria ver en mi pais en las próximas decadas? Un México desarrollado, Paz social, seguridad, empresarios y empresas mexicanas creciendo sostenidamente, mejores sueldos, aumento del poder adquisitivo, entre otros.
Mexico y sus Mexicanos mereceran lo que decidan y eligan en los próximos días, mas vale que la "prudencia"de Cardenas brille ahora mas que nunca, coincido con Enrique Krauze realmente la necesitamos.

Muy diferente es la actitud de ciertos políticos sobre este tema. Mitifican el petróleo, como mitifican otra cosas (el maíz, la revolución mexicana, etc.) y le dan ciertos poderes al mismo, al verlo como bendición o maldición. Lo que debería realmente preocupar a nuestros "líderes", es utilizar este recurso de manera que funcione como palanca para el desarrollo de nuestro país. Pero es querer lo imposible, cuando algunos de ellos tienen delirios de mesías y dicen que cuando esten ellos en la silla, entonces si habrá reformas y rescates. México ya no puede esperar, es ahora o nunca.

 

Me parece interesante este artículo. Sin embargo, creo que, en mi humilde opinión, el Gral. Lázaro Cárdenas, más que prudente era un hombre inteligente, que supo manejar los tiempos y la diplomacia con un “sí, pero no te digo cuando” para así  apaciguar la ira de las compañías recién expropiadas.  ¿Y por qué no nos pasó como a muchos otros países de Latinoamérica que fueron derrocados días antes o después de haber osado llevar a cabo tal hazaña (La nacionalización de los hidrocarburos)?

 

*Leer el capítulo 3 (Las fuentes subterráneas del poder) por ejemplo, de “LAS VENAS ABIERTAS DE AMERICA LATINA” por Eduardo Galeano.

 

La respuesta la encontramos en muchos libros de historia referente a la época: E.E.U.U. se había involucrado en la segunda guerra mundial y no podía darse el lujo de crear otro frente de batalla. Necesitaba combustible, y México era clave.

 

Saludos.

 

Como ciudadanos prudentes, deberíamos hacer una revisión de lo que las aperturas económicas o privatizaciones nos han dejado en las últimas décadas, para que, a partir de esa experiencia, se evite repetir los errores pasados.  Se debería poner atención, por ejemplo, en la forma -todavía no descrita- en la que se llevarán  a cabo los contratos propuestos en la reforma energética, como quiénes los celebrarán y bajo qué términos, de manera que sea totalmente transparente el ejercicio de licitación y asignación de contratos. Y no sólo en los nuevos contratos, sino en los que ya existen.

El gobierno sería prudente si atendiera la opinión de expertos, si los citara para especificar los costos de exploración y con ello la genta pueda estar de acuerdo o no con la necesidad de la inversión privada, con base en datos fundamentados y verificables. Hubiera sido prudente no mencionar las reformas en el extranjero sin antes discutirlas en México.  Serían más confiables quienes proponen reformar dos artículos de la constitución  si nos dijeran por qué esta apertura no va a hacer rico a algún allegado del gobierno a partir de las negociaciones en los contratos. Sería más prudente el gobierno si utilizara menos la figura de Cárdenas y nos otorgara razones que nos dieran un poquito de confianza para avalar sus propuestas.

Lo mismo para la izquierda, que en vez de utilizar  la información a su alcance, desperdician espacios de expresión (por ejemplo, AMLO con Aristegui) para aventarse un discurso anti-privatización en el que los descalificativos abundan pero no las cifras, no las referencias a estudios serios, lo cual les resta credibilidad. 

Saludos

Justamente la prudencia nos aconsejaría tener cuidado de hacer esa reforma petrolera, especialmente en un momento en el que la rectoría de los hidrocarburos está volviendo a manos estatales en detrimento de las compañías privadas.

Sería prudente recordar que todas las privatizaciones en la historia reciente de nuiestro país han sido un fracaso ... para los intereses del país ... Prudente sería utilizar esta sentencias como base para el futuro: "se constituya una asociación cooperativa, entre el Gobierno ... y las compañías cuyos bienes fueron expropiados..." ... "la conveniencia de un contrato único que facilita la propuesta obra de colaboración". ...  siempre y cuando las compañías no pretendieran regresar al statu quo anterior y se avinieran a tener "injerencia" sólo en las "secciones financiera y técnica" de la operación ... la aceptación de que la mayoría del Consejo de Administración y el Gerente de las empresas que manejarían la industria fuesen designados por el Gobierno ..."

En palabras de Enrique Krauze lo prudente en este momento es permitir la inversión extranjera en la exploración y explotación de hidrocarburo en campos mexicanos, shale gas etc..

 

Como trabajador de la industría, como ingeniero y tabasqueño, es imperátivo una reforma: prudente, honesta, humana.

Decidí laborar en compañías y ya no en Pemex; su cultura organizacional  me estaban conviertiendo en un profesional aburrido y monótono. 

Me parece que ya tenemos suficiente evidencia como para dejar --de una vez por todas-- de nombrar a los partidos que se dicen de "izquierda" como tal. Habría que buscar una palabra adecuada para definirlos. En el caso de la discusión de la Reforma Energética mostrarán, una vez más, de qué están hechos. El dicho reza: "Genio y figura, hasta la sepultura"

Totalmente de acuerdo! Nada más retrógrada que la actitud de la supuesta izquierda de este país! Urge que dejen que el país avancé....

Hola Tita. Yo no sé qué es más retrógrada, si negarse a una apertura económica, de las que hemos tenido varias, por ejemplo, TELMEX, en la que los acuerdos de venta se han hecho a modo para beneficiar a pocas personas y fomentar las prácticas monopólicas privadas...o apelar a lo que decía la constitución hace 75 años.... ¿Tú qué opinas, Tita?

Y conste que no defiendo a la izquierda a la cual, junto con toda la clase política, es preciso criticar.

Saludos. 

Enviar un comentario nuevo

Comentar

Si ya eres usuario registrado o crea tu cuenta ahora
To prevent automated spam submissions leave this field empty.
Términos y condiciones de participación