¿Cuestión de tamaño?

AÑADIR A FAVORITOS

PODER Y FRUSTRACIÓN

El pene de Napoleón Bonaparte, en erección, medía 6.6 centímetros. En reposo, no pasaba de los 4.1. La reliquia (si hemos de llamarla así) pertenecía al urólogo John Lattimer, fallecido hace unos días, quien la adquirió “por motivos científicos” en una subasta en 1969. Varios psicólogos han conjeturado que los ímpetus militares y políticos del corso podrían haber sido consecuencia de problemas sexuales, aunque es probable que nadie imaginara que los problemas serían de esa dimensión (o falta de la misma).

¿Qué pensar de ímpetus no menos bélicos, como los del presidente George W. Bush o los del pintoresco Hugo Chávez, quien ahora se afana en cerrar las televisoras de oposición? No es improbable que algún coleccionista del futuro llegue a conocer el tamaño de las frustraciones de ambos destacados estadistas.

– Antonio Ortuño

    ×  

    Selecciona el país o región donde quieres recibir tu revista: