El dizque encanto de la burguesía / Cuestionario de la pasión gastronómica, parte 6

En esta entrega Ariel González, Juan Carlos Bautista y Fernando Llanos responden el cuestionario gastronómico.
AÑADIR A FAVORITOS

Ariel González. Periodista. Editor de Cultura de Milenio Diario

 

a) ¿Por qué le gusta o le disgusta comer con las manos?

Me encanta cuando es necesario y me incomoda cuando no lo es. Por lo demás ya Heinrich Böll nos lo recordó: “sólo los reyes y los mendigos comen con las manos”.

b) ¿A qué alimento o platillo le confiere mayor poder destructivo?

La regla es que los más sabrosos suelen ser los más dañinos. Un ejemplo estrictamente nacional: los tacos de tuétano.

 

c) ¿Qué comida le provoca más felicidad: el desayuno, la comida o la cena?

Sin duda la cena: puede ser el inicio de un lindo sueño.

 

d) ¿Cuándo pecó por última vez de mala educación sobre una mesa? ¿Qué fue lo que hizo?

Hace no mucho eructé pantagruélicamente.

 

e) Subraye su elección: ¿Dulce o salado? ¿Tierno o dorado? ¿Crudo o Cocido?

Dorado.

 

f) ¿Qué ha realizado usted (o dejado de realizar) gracias a unas copas de vino?

Por sí mismas, nada. Pero han estado al lado de momentos luminosos y también oscuros. 

 

g) ¿Qué se le antojaría comer en este momento si se encontrara en la playa?

Siempre un ceviche.

 

h) ¿Beef or Chicken? ¿Pork or Fish? ¿Pasta? ¿Vegan? ¿Another?

Fish.

 

i) ¿Todavía juega con su comida? ¿Mientras come? ¿Al terminar? ¿Por qué?

Siempre un poco, quizás porque la comida es un asunto muy serio como para dejarlo en manos de la solemnidad.

 

j) ¿Qué platillo piensa para recordar su infancia?

Un postre, el arroz con leche.

 

k) ¿Quisiera siempre comer afuera, que le cocinaran, o cocinarse llueve, truene o relampagueé?

Y lo dicho: cuando quieras que algo funcione, házlo tú mismo. 

 

l) Elija un  alimento y defínalo brevemente: tofu, miel, tuétano, ajo, espinaca, leche o pulpo.

Ajo: delicia de fuertes aromas; escándalo de los que no saben comer; asco de los ignorantes.

 

m) Complete: “Para mí, comer sin compañía es algo parecido a…”

…la pasta sin pesto.

 

n) ¿Cree usted que alguien coma desnudo sobre la cama o se trata de un cliché de Hollywood?

No es mala idea.

 

ñ) Subraye su favorita: penne, fetuccine, fusilli, capellini, spaghetti, rigatoni o cannelloni. ¿Otra?

Penne… rigate.

 

o) ¿Cuál es el su guisado favorito sobre la faz de la tierra?

La merluza negra al horno.

 

p) Complete: “Para mí, el menú decembrino es verdaderamente algo que…”

… a riesgo de parecer conservador, no hay que luchar por evitar.

 

q) Complete: “Sobre las entradas y los platos fuertes, los postres verdaderamente…”

…comprueban que tan buena o mala fue una  comida.

 

r) Si fuera cierta esa pavada que la luna es de queso. ¿De cuál se trata? (¡Menos el Gruyère!).

De un manchego mezcla de leche de vaca y cabra.

 

s) ¿Comida callejera predilecta?

Tacos de cabeza, especialmente los de lengua.

 

t) Forzado a la hipotética isla desierta: ¿qué alimento o platillo llevaría con usted?

Nueces (para pelar y pensar).

 

u) ¿La falta que menos tolera de un restaurante?

Que sea caro y mediocre.

 

v) ¿Cuál es para usted la clara diferencia entre alimentarse y saber comer?

La misma que hay entre ser rico y elegante (“Rico se puede nacer; elegante, no”: Balzac).

 

w) ¿Un buen gourmand nace o se hace? ¿Ambas? ¿Alguna otra posibilidad pasada por alto?

Se hace. El buen gusto nunca es innato y miente o exagera quien diga lo contrario.

 

x) Complete: “Para mí, comer con la familia o amigos representa, ante todo…”

Una fiesta. El menú es el 50 por ciento; el otro tanto lo pone la gente.

 

y) ¿Cuáles son las especias o los condimentos que más atesora? 

De todo un poco. Nunca sabes cuándo los necesitarás.

 

z) Complete: “Cuando no puedo comer, siento que…” 

Es cierto lo que dijo Alfonso Reyes (como propuesta de lema para un club gastronómico): “Una comida  perdida jamás se recupera”.

 

 

 

Juan Carlos Bautista, editor

 

a) ¿Por qué le gusta o le disgusta comer con las manos?

Me gusta comer con las manos. Siempre he preferido los placeres salvajes sobre los refinados. Además, la comida mexicana te provoca constantemente a ello. La tortilla se hizo para las manos y el mole para la batizón. Mejor el contacto de las manos sobre la materia. No temo ensuciarme ni que mi cuerpo toque a mi propio cuerpo. Me gusta, además, porque mi padre –obrero- comía con las manos y usar las manos para comer me parece también una cuestión de casta.

 

b) ¿A qué alimento o platillo le confiere mayor poder destructivo?

A los platillos hechos por la egolatría del que los cocina.

 

c) ¿Qué comida le provoca más felicidad: el desayuno, la comida o la cena?

Al desayuno, sin duda. Despertar al mundo sin unos huevos rancheros es aceptarlo hostil y pinche desde el principio.

 

d) ¿Cuándo pecó por última vez de mala educación sobre una mesa? ¿Qué fue lo que hizo?

Peco de gula y de lujuria constantemente, pues ambas pasan en algún momento por la mesa. Peco de idolatría, pues le confiero a los platillos un poder sanador, espiritual y estético excesivo.

 

e) Subraye su elección: ¿Dulce o salado? ¿Tierno o dorado? ¿Crudo o Cocido?

Salado, tierno y cocido. Pero todo es según qué y en qué momento.

 

f) ¿Qué ha realizado usted (o dejado de realizar) gracias a unas copas de vino?

El vino para mí es la conversación con los amigos. La anima, la atiza, la incendia. La vuelve amorosa, apasionada, dulce. El vino me suelta la lengua y me aclara las ideas. Nunca bebo de más ni soy mala copa. Mejor me quedo, al final, como un buey cansado, agradecido.

 

g) ¿Qué se le antojaría comer en este momento si se encontrara en la playa?

Unos camarones en aguachile.

 

h) ¿Beef or Chicken? ¿Pork or Fish? ¿Pasta? ¿Vegan? ¿Another?

Todo.

 

i) ¿Todavía juega con su comida? ¿Mientras come? ¿Al terminar? ¿Por qué?

No juego con la comida. No fui un niño melindroso y en mi casa éramos muchos. Mi mamá siempre ha cocinado delicioso. Así que siempre me tomé la comida en serio.

 

j) ¿Qué platillo piensa para recordar su infancia?

En los tamales estilo chiapaneco de mi mamá. Era excesiva: ella misma seleccionaba los ingredientes, cocía el maíz, lo molía, seleccionaba las hojas de plátano, preparaba el mole (sé exactamente lo que lleva un buen mole) y los rellenaba con la mezcla oriental de ingredientes de los tamales chiapanecos: las pasitas, la ciruela pasa, el huevo cocido, el pollo, las aceitunas. Ella me enseñó esa confusión que ha regido mi vida: amar es dar de comer.

 

k) ¿Quisiera siempre comer afuera, que le cocinaran, o cocinarse llueve, truene o relampagueé?

En casa o fuera, pero en buena compañía. Algún tiempo perdí el gusto de cocinarme, pero lo he recuperado recientemente. Nada mejor que cocinar a cuatro manos.

 

l) Elija un  alimento y defínalo brevemente: tofu, miel, tuétano, ajo, espinaca, leche o pulpo.

Me encanta el ajo, esa cosa brutal que vuelve exquisito todo.

 

m) Complete: “Para mí, comer sin compañía es algo parecido a…”

Para mí, comer sin compañía es como tener un secreto ardiente en un mundo vacío.

 

n) ¿Cree usted que alguien coma desnudo sobre la cama o se trata de un cliché de Hollywood?

Odio la idea de comer en la cama.

 

o) ¿Cuál es el su guisado favorito sobre la faz de la tierra?

¿Cómo es posible decidirse? ¿Por qué hay que elegir una sola cosa?

 

p) Complete: “Para mí, el menú decembrino es verdaderamente algo que…”

La navidad entera no me gusta: la gente siente la obligación de comer lo mismo, decirse lo mismo, sentir la misma felicidad. Sólo hay una imagen que me hace salivar si pienso en ella: un tazón repleto de ensalada rusa con rajas de jalapeño.

 

q) Complete: “Sobre las entradas y los platos fuertes, los postres verdaderamente…”

El postre no es mi momento favorito. Muy rara vez llego a él.

 

r) Si fuera cierta esa pavada que la luna es de queso. ¿De cuál se trata? (¡Menos el Gruyère!).

De queso fresco ranchero, de ese que viene envueltito en hoja de plátano, sobre una tortilla tostada casi hasta la ceniza.

 

s) ¿Comida callejera predilecta?

Los tacos de cabeza.

 

t) Forzado a la hipotética isla desierta: ¿qué alimento o platillo llevaría con usted?

Crema de ostión servida en bowl de pan agrio.

 

u) ¿La falta que menos tolera de un restaurante?

La cortesía.

 

v) ¿Cuál es para usted la clara diferencia entre alimentarse y saber comer?

La dicha.

 

w) ¿Un buen gourmand nace o se hace? ¿Ambas? ¿Alguna otra posibilidad pasada por alto?

No me interesa. Odio la exquisitez.

 

x) Complete: “Para mí, comer con la familia o amigos representa, ante todo…”

Comer con la familia o los amigos hace el mundo perfecto.

 

y) ¿Cuáles son las especias o los condimentos que más atesora? 

El chile Simojovel, un chile seco pequeñito que sólo consigo cuando voy a Chiapas, y que mezclado con unos frijoles negros refritos con manteca, sobre un totopo con queso de Pijijiapan…ya te puedes morir.

 

z) Complete: “Cuando no puedo comer, siento que…”

Me enfurezco, se me nubla la razón. Como, luego pienso.

 

 

 

Fernando Llanos. Videoasta

 

a) ¿Por qué le gusta o le disgusta comer con las manos?

Va a sonar fuerte, pero como con las manos por la misma razón por la que los perros se lamen las bolas: porque puedo y me gusta.

 

b) ¿A qué alimento o platillo le confiere mayor poder destructivo?

La tripa frita rellena de cordero del restaurante libanes El Ehden o el plato de fabada del Covadonga, no sé si sea hipocondriaqués pero afirmaría que puedo sentir el endurecimiento de las venas durante su consumo.

 

c) ¿Qué comida le provoca más felicidad: el desayuno, la comida o la cena?

La comida que se extiende hasta la cena, la sobremesa eterna es una delicia sobre todo los domingos.

 

d) ¿Cuándo pecó por última vez de mala educación sobre una mesa? ¿Qué fue lo que hizo?

Seguido lamo los platos, pecata minuta del soltero que come acompañado de su chihuahueño.

 

e) Subraye su elección: ¿Dulce o salado? ¿Tierno o dorado? ¿Crudo o Cocido?

Jugoso, agridulce y crocante…contreras pues.

 

f) ¿Qué ha realizado usted (o dejado de realizar) gracias a unas copas de vino?

Una vez desperté en una camioneta con una nueva novia entre mis brazos, ese amasiato se lo debo a una borrachera bien dada en San Miguel Allende durante una pamplonada adolescente.

 

g) ¿Qué se le antojaría comer en este momento si se encontrara en la playa?

¡Ostiones con su respectiva cervatana por supuesto!

 

h) ¿Beef or Chicken? ¿Pork or Fish? ¿Pasta? ¿Vegan? ¿Another?

Human, organic, and well done!

 

i) ¿Todavía juega con su comida? ¿Mientras come? ¿Al terminar? ¿Por qué?

Juego con ella si cocino, la zarandeo y le falto el respeto con mezclas inusuales, pero al comer hay de dos sopas, si estoy solo veo un documental o leo algo en línea, y si estoy acompañado, prefiero enfocarme en la plática.

 

j) ¿Qué platillo piensa para recordar su infancia?

Quesadillas con chipotle, acompañadas con un Chocomil, hasta las fecha me las sigo haciendo uno que otro día.

 

k) ¿Quisiera siempre comer afuera, que le cocinaran, o cocinarse llueve, truene o relampagueé?

Hay que valorar el acto de cocinar en todas sus facetas, no cerrarlo a un solo canal, es entretenidísimo cocinar, pero a veces hay que ir a conocer nuevos trucos a nuevos lados, y dejarse consentir en casa es un placer que se respira solo en familia o en pareja…. o por la señora a la que uno le paga la limpieza.

 

l) Elija un alimento y defínalo brevemente: tofu, miel, tuétano, ajo, espinaca, leche o pulpo.

Ajo: dientes divinos que espero nunca se caigan.

 

m) Complete: “Para mí, comer sin compañía es algo parecido a…”

…jalarle el cuello al ganso! Placentero pero no tan bonito como compartir.

 

n) ¿Cree usted que alguien coma desnudo sobre la cama o se trata de un cliché de Hollywood?

¡Yo lo hago los domingos cuando hay visita! ¡Y Chamaco mi chihuahua lo hace aún más seguido!:-P. Jajaajaa!

 

ñ) Subraye su favorita: penne, fetuccine, fusilli, capellini, spaghetti, rigatoni o cannelloni. ¿Otra?

¡Farfalle!

 

o) ¿Cuál es el su guisado favorito sobre la faz de la tierra?  Sin respuesta.

 

p) Complete: “Para mí, el menú decembrino es verdaderamente algo que…”

….sorprende al ojo, pero hace padecer al estómago.

 

q) Complete: “Sobre las entradas y los platos fuertes, los postres verdaderamente…”

…me la sudan.

 

r) Si fuera cierta esa pavada que la luna es de queso. ¿De cuál se trata? (¡Menos el Gruyère!).

¡Queso bola!

 

s) ¿Comida callejera predilecta?

¡Uf en la Romita! Mi lugar predilecto para desayunar es un garnachódromo que se vincula a dos cosas políticamente incorrectas que me gustan de mi país: la economía informal y la tolerancia. Ponen la comida de un lado de la calle, bajo una lona que abriga todo el changarro. Lo bonito es que comes con gente local, interrumpido constantemente por coches que pasan entre las mesas y la comida, meseros toreando coches en primer plano y al fondo una iglesia de 1540. Aparte puedes comprar tu cheve en la tiendita y dártela ahí, creo que es de los poco lugares donde he visto ese tipo de tolerancia aún por la policía. ¡A la Romita se le respeta!

 

t) Forzado a la hipotética isla desierta: ¿qué alimento o platillo llevaría con usted?

¡Una Vaca, pa´ que de queso, leche y carne! 😉

 

u) ¿La falta que menos tolera de un restaurante?

El servicio, desde que tengo mi bar Lilit ,es algo que me puede mucho. La música electrónica mientras comes también es de muy mal gusto.

 

v) ¿Cuál es para usted la clara diferencia entre alimentarse y saber comer?

Alimentarse es cumplir una función, saber comer es disfrutarla.

 

w) ¿Un buen gourmand nace o se hace? ¿Ambas? ¿Alguna otra posibilidad pasada por alto?

Se mama, como la realeza.

 

x) Complete: “Para mí, comer con la familia o amigos representa, ante todo…”

El epicentro de una felicidad a largo plazo.

 

y) ¿Cuáles son las especias o los condimentos que más atesora?

Ahora que viajo mucho traigo siempre especies de varias latitudes, dimensiono por fin la razón por la cual viajaron los españoles hace 500 años y llegaron a América. Tengo unas especies muy raras del desierto de Australia, chiles brasileños, aceites españoles, ajís peruanos y merken chileno.

 

z) Complete: “Cuando no puedo comer, siento que…”

…se me baja el azúcar y se me sube el chamuco.

    ×  

    Selecciona el país o región donde quieres recibir tu revista: