Entrevista con el Papa

AÑADIR A FAVORITOS

El próximo miércoles aparecerá, simultáneamente en 8 idiomas, el libro Luz del mundo, el cual contiene la entrevista que el Papa Benedicto XVI concedió al periodista alemán Peter Seewald durante la última semana de julio. Se trata de la primera entrevista que jamás Papa alguno haya concedido, y será publicada, aparentemente, sin la menor corrección a posteriori.

He aquí algunos pasajes aparecidos, en exclusiva mundial, en la prensa alemana de este lunes [1].

Sobre el uso del condón

“Puede haber casos aislados justificados, por ejemplo cuando un prostituto [2] usa un condón. Eso puede ser un primer paso hacia su moralización, un primer fragmento de responsabilidad para volver a desarrollar la conciencia de que no todo está permitido y de que no se puede hacer todo lo que se quiere.”

Sobre el narcotráfico

“Muchos obispos, especialmente de Latinoamérica, me dicen que ahí, por donde se cultiva y se trafican drogas –y se trata de partes cada vez más grandes de esos países– es como si una bestia maligna posara su mano sobre la tierra, corrompiendo a los hombres. Creo que esa serpiente del narcotráfico y del consumo de drogas que rodea la Tierra es un poder del que no siempre podemos hacernos una idea exacta: destruye a la juventud, destruye a la familia, lleva a la violencia y pone en peligro el futuro de países enteros. También forma parte de las terribles responsabilidades de Occidente el hecho de necesitar drogas y, con ello, crear países que deben proveérselas, lo cual termina por desgastarlos y destruirlos.”

Sobre el Internet

“La gran comunicación con la que, por ejemplo, contamos hoy puede conducir, por un lado, a la despersonalización total. Se nada únicamente en el mar de la comunicación sin tener contacto con personas reales. Pero, por otro lado, puede representar también una oportunidad en tanto, por ejemplo, nos percibimos los unos a los otros, nos encontramos, nos ayudamos mutuamente, salimos de nosotros mismos. Por eso me parece importante no ver sólo lo negativo.”

Sobre lo milagroso

¿Por qué Dios no sería capaz de obsequiarle un nacimiento a una virgen? ¿Por qué Cristo no podría resucitar? Indudablemente, si yo mismo establezco lo que puede y no puede ser, cuando yo, y nadie más, determino los límites de lo posible, entonces esos fenómenos quedan excluidos.

Es una arrogancia del intelecto decir: Aquí hay algo contradictorio, insensato, por eso no es posible. Pero ¿cuántas posibilidades alberga el cosmos y cuántas se ocultan sobre y en el cosmos?

Sobre si habría librado de la excomunión a Richard Williamson de haber sabido que éste negaba el Holocausto

“No. En ese caso, debería haberse tratado el caso de Williamson por separado. Pero, desgraciadamente, nadie de nosotros miró en Internet y no nos dimos cuenta de quién se trataba”.

Selección y traducción: Salomón Derreza

________________________________________

[1]Cf. Focus 47/10 y Bild 273/47, ambos del 22.11.2010.

[2]Existe una controversia en cuanto al género de la palabra que usó el Papa para referirse a la persona que ejerce la prostitución. En la versión italiana de los adelantos de la entrevista habla de “una prostituta”. En la versión alemana, se refiere a “un prostituto”. Al respecto, el portavoz papal ha realizado algunas precisiones.