Monólogo del equilibrista

AÑADIR A FAVORITOS

HISTORIAS DE CIRCO

El equilibrista pasea por el alto y delgado y tenso camino del alambre y monologa en silencio:

—Un paso y otro y otro… ¿Cuántos?… Caminando solitario sobre el alambre… Como en el mero aire… Guardar el equilibrio y andar con garbo al mismo tiempo, pero ¿hay tiempo aquí?… ¿O estoy en le mero espacio? ¡Estoy en el vacío y el circo y el público, y arriba y abajo, no son más que ilusiones?… Un paso y otro y otro… Y aquí en la altura… Y en línea recta (no hay otra)… Un paso y otro y otro… ¿De Este a Oeste o viceversa?… ¿De Norte a Sur o viceversa?… Ya no recuerdo… Sólo sé que estoy en el espacio de aquí arriba, el que quise habitar desde niño cuando soñaba caminar en equilibrio y alto, muy alto, como si anduviese en el mero aire… Un paso y otro y otro… Intento no recordar todas esas miradas de todos esos ojos envidiosos que me acechan desde allá abajo, que tiran de mí, los ojos que quisieran hacerme resbalar, trastabillar, perder el equilibrio en el delgado alambre, y caer al abismo… Caer hacia la condición de hombre infeliz con los pies en la tierra… No mires hacia abajo, no mires hacia arriba… Arriba, abismo; abajo, abismo… Continúa… Un paso y otro y otro…

El acróbata (M. Chagall)