No habrá, Lastimosa mentira, El llamado, Grados de irrealidad y Grados de irrealidad y Posesión

AÑADIR A FAVORITOS

No habrá
Construyendo los días uno a uno
bien puede ocurrir que nos falte una hora
—tal vez sólo una hora—
o más o muchas más, pero raro es que sobren.

Siempre faltan, nos faltan.
Quisiéramos robarlas a la noche
pero estamos cansados
nos pesan ya los párpados.

Nos dormimos así y la final imagen
—antes de zambullirnos en el sueño—
es para un día nuevo, de anchas horas
como llano estirado, como viento.

Lastimosa mentira
No habrá días-burbujas imprevistos
sorprendentes, abiertos

El zumo de este día transcurrido
se filtra por el borde de la madrugada
y ya la está royendo. –

El llamado
La mirada recorre un mapa.

Ojo viajero
de ciudad en ciudad, de puerto en puerto
a través del azul, verde, amarillo
de países distantes.

Y más lejos, más lejos.

Y busca nombres raros en Islandia
en Australia, en islitas de Oceanía…

Pero no son lugares los que quiere
la mirada viajera:
son signos de lo lejos.

Un guiño fantasmal llama y espera
y da un salto hacia atrás si te aproximas.
La mano que llamaba retrocede.

¿Llamaría?
¿Esperaba?
No se sabe. Está lejos. –

Grados de irrealidad
La esfera más cercana: hay un fuego encendido
y rostros familiares
hay charlas previsibles y silencios
como pequeños lagos.

(El verdadero mar está muy lejos
el silencio total planea, lejos
como vaga amenaza).

Por ahora charlamos y callamos
y la pequeña actividad del día
se abre en abanico.

Pero quién une gestos y palabras
y días con sus noches
para que sean en verdad reales
no como chispas sueltas?

Quién vive plenamente
y está en verdad despierto?
(Temor de estar en rueda de fantasmas
y fantasma uno mismo.) –

Posesión
Ha visto las palmeras de su plaza
casi al amanecer o cuando cae
la sombra y ha cruzado
—y siempre en diagonal— al mediodía.

Esas palmeras, esas anchas calles
por donde el paso anuda
sus rápidas puntadas
no son acaso suyas?

Más bien es al revés: él es de ellas
y ahora lo descubre.

Ellas: él mismo en ellas
caminante y camino. ~