Un poema

AÑADIR A FAVORITOS

     Mis ojos y mi boca recorren tu cuerpo como ejército de insectos.
     Pierden pie en el mercurio de tu piel, se levantan
     vadean hoyuelos persiguen atajos
     caen en las trampas móviles que tiendes
     clavan banderas de ardor y de deseo
     en las cotas vencidas
     almacenan pedazos de tu calor para pasar el invierno
     anegan cada rincón con miles de patas diminutas
     pueblan todo con rigor milimétrico
     parcelan en hexágonos tu piel de cera
     trazan mapas detallados, abren caminos
     arman pontones para vencer
     el vértigo de tu hermosura.
     Conquistan para rendirse,
     para postrarse
     como bárbaros arrodillados ante la faz del Basileus. –

    ×  

    Selecciona el país o región donde quieres recibir tu revista: