Para Carlos Monsiváis

AÑADIR A FAVORITOS

 Querido Carlos:
     Suscribo buena parte de tus ideas en el artículo “Octavio Paz y la izquierda” (Letras Libres, abril). A mí me tocó, por mi origen político, discutir con el propio Octavio algunas de esas cuestiones. Sin embargo, me preocupa mucho que hayas omitido en el recuento tu propia participación en las relaciones entre Paz y la izquierda durante la polémica de 1977. En esa ocasión tu grupo intentó, con relativo éxito, “expulsar del discurso” a Octavio Paz. Lejos estoy de considerar que él haya sido víctima inocente de una conjura. Aquella discusión, tan importante en nuestra historia intelectual, fue lo que los antiguos llamaban “lucha ideológica”. Creo que, veinte años después, los lectores jóvenes tienen derecho a conocer una versión más comprometida de los hechos. Versión que sería, además, de gran valor político e historiográfico. Octavio te alabó haciendo notar tu “higiene moral”. Creo que estás en una situación inmejorable para hacer honor a un elogio tan hermoso y, por cierto, merecido. – Un abrazo, — Christopher Domínguez