Poema

AÑADIR A FAVORITOS

Soy

el que te ve nacer

por las mañanas,

al llamado imperioso

del reloj

y entre bostezos;

el que distingue

la rara beatitud

de tu perfil

desnudo de cosméticos,

la excitante humildad

de tus pies con curitas

y en sandalias.

Soy el que

                colmado de ternura

te ve orinar todas las noches

y te descubre estática,

frágil y absorta

como animal

en descampado.

 

Devoto de tu piel

sin lociones ni adornos,

de tu olor comedido,

de tus mañas

más íntimas,

soy

el que ha soñado

en despertar contigo

hasta el día del horno

y las cenizas. ~