Sobre “El monstruo de Tlatelolco”, reseña de Disparos en la oscuridad, de Fabrizio Mejía Madrid (núm. 155)

AÑADIR A FAVORITOS

Predecible o no, novelesco o no, complejo o no: el crimen no se suaviza poniéndolo en “su contexto humano”. No es que no vote por un análisis de la situación histórica; es que eso no implica –como el autor de esta reseña parece creer– borrar atribuciones de culpa y crimen del libro de la historia.

Mostrar más ofensa por un retrato superficial y de lugares comunes –asumiendo que la crítica es acertada– que por un crimen documentado: eso también tiene algo de monstruoso. ~

– Carlos Romero

 

Carlos:

Creo que usted no leyó bien mi reseña. En ningún momento pido al autor que “suavice” el crimen de Díaz Ordaz. No le pido al autor que borre la “culpa” de Díaz Ordaz. Digo, en cambio, que el libro habría ganado mucho si el responsable de esa masacre se hubiera mostrado en toda su complejidad, y no reducido a una sola faceta: la de malvado absoluto. ~

– Fernando García Ramírez