Ciencia y ficción: La panacea solar

AÑADIR A FAVORITOS

(Un Tractatus)

Proposiciones

1. Ha quedado firmemente demostrado que las fuentes de la energía que circula por las escleróticas arterias de nuestro planeta:

1.1. O bien están a punto de agotarse (combustibles fósiles).

1.2. O bien son una de las causas principales del calentamiento global (carbón).

1.3. O bien poseen un alto riesgo de catástrofe y envenenan de forma irreversible los subsuelos (reacciones nucleares).

2. De ello deriva la necesidad, para todos evidente, de sustituirlas por otras fuentes que sean a la vez:

2.1. Limpias.

2.2. Rentables.

2.3. Inagotables.

3. Con el propósito de contribuir a ese inaplazable cambio de vía nació la Fundación Desertec, la cual se basa en el siguiente axioma: Que, de acuerdo a los resultados de estudios realizados por el Centro Aeropespacial Alemán, la energía solar térmica proveniente de menos del 0,3 por ciento de las zonas desérticas de África del Norte y Oriente Cercano bastaría para satisfacer las necesidades de energía de los países de la región y, además, de toda Europa.

4. De ahí que, siguiendo la lógica desatada por tal iluminación, y sin el menor temor a exagerar, dicha fundación concluyó que “con la tecnología actual podría abastecerse al 90% de la población mundial con la energía proveniente de los desiertos” (DESERTEC RedPaper, p. 6).

4.1. Para ello bastaría con un capital total de 45 mil millones de euros, además de un monto mínimo de subsidios, pues “De acuerdo a la DLR, un apoyo estatal de menos de 10 mil millones de euros sería suficiente para hacer que antes de 2050 este programa alcanzara un nivel de competitividad a la altura de la generación de energía basada en combustibles fósiles” (DESERTEC Summary, p. 4).

5. En ese orden, el lunes 13 de julio de 2009, tales aspiraciones lograron concretarse en un convenio firmado por doce y variopintas empresas privadas, quienes se comprometieron a:

5.1. Fundar una empresa este año (en noviembre a más tardar), encargada estudiar las posibilidades de financiación, la cual, a su vez:

5.1.2. Estaría destinada a presentar un plan de inversiones en un plazo de 3 años, para:

5.1.3. En el año 2050 proveer de energía desértico-solar al 15% de Europa.

5.1.4. Con un costo total de 400 mil millones de euros.

Objeciones

1. No sólo la diferencia entre el presupuesto inicial (45 mil millones) y el actual (400 mil millones) resulta aberrante, sino que si actualmente se cuenta con la tecnología necesaria para proveer de energía limpia al 90% del planeta (cf. 4), resulta contradictorio esperar 40 insensatos años para surtir de esa energía a —doblemente contradictorio— tan sólo el 15% de Europa, sobre todo si se considera una más de las premisas de Desertec, a saber: “Lograr proteger el medio ambiente a tiempo es el test de inteligencia definitivo para la especie humana” (DESERTEC RedPaper, p. 16).

2. Algunos de los encargados de tal proyecto se caracterizan con eminencia por priorizar sus ganancias por encima de los intereses de la humanidad (el más destacado es e.on, el consorcio de energía privado más grande del mundo, conocido por su inclinación a violar las leyes antimonopolio —recientemente condenado por la Comisión Europea a pagar más de 500 millones de euros por ese delito— y su labor de cabildeo dirigida a evitar que se desmantelen sus plantas atómicas).

Conclusión

La humanidad se encuentra desde hace más de un siglo prisionera en una casa en llamas. Durante incandescentes décadas se dedicó a buscar la llave, no donde se encontraba sino donde había más fogosa luz. Hoy, de acuerdo a Desertec, tiene la llave en sus manos, sólo que en vez de salir corriendo para apagar el incendio, prefiere esperar 40 estúpidos años antes de apenas meter la llave en el cerrojo.

Al lector le corresponde deducir las consecuencias de esta conclusión.

– Salomón Derreza

    ×  

    Selecciona el país o región donde quieres recibir tu revista: