El lento inicio de la Copa América

Un repaso de la fase inicial del torneo de futbol que se lleva a cabo en Argentina.
AÑADIR A FAVORITOS

Hace frío en Argentina, mucho frío en el invierno del país más austral del mundo. Y parece que a los favoritos les ha costado entrar en calor: la mayoría de los jugadores llegan desde el verano europeo y parecen haber acusado el salto del charco.

Una vez que se conocen los cruces de cuartos de final de la Copa América de fútbol, llama la atención que los máximos favoritos (Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay) no sumaban más que empates transcurridas las dos primeras jornadas, y tuvieron que esperar a la última jornada para asegurar su clasificación.

Ya lo decía Sergio Markarián, el uruguayo entrenador de Perú: a los jugadores que llegan desde Europa les cuesta volver, porque en América se marca distinto, porque las canchas están en peor estado, porque los técnicos trabajan de otra manera.

Argentina, del frío al calor
Con frío recibió la Argentina a Messi, el mejor jugador del mundo según casi todos, quien, sin embargo, tiene que ganarse el cariño de los argentinos que admiran su fútbol desde la distancia, pero no lo sienten como un símbolo nacional. Dice Víctor Hugo Morales, el periodista uruguayo que compuso el relato del gol más famoso y reproducido de la historia, que a los argentinos les falta sentir a Messi como uno de los suyos ya que nunca lo han visto vivir y jugar en el país. Probablemente no le falte razón. Solo en el tercer partido, justamente en un día de invierno con clima primaveral en la ciudad de Córdoba, Messi entró en calor y desplegó su mejor fútbol para conducir a los locales a su único triunfo en la competición. Paradójicamente, no jugó de delantero, como lo hace habitualmente en el Barcelona, sino como enganche. El segundo y el tercer gol de Argentina ante la Sub-22 de Costa Rica dirigida por Ricardo LaVolpe llegaron por virtuosas asistencias de la estrella santafesina. Espera a Uruguay en cuartos.

Colombia, con nuevo estilo
El técnico Bolillo Gómez supo entender que las características de sus jugadores podrían ser explotadas mejor si cambiaba la tradicional manera cafetera de jugar bonito por un estilo más vertical, apostando a la solidez defensiva y el contraataque como sus principales armas. Ganó su grupo tras vencer 1-0 a Costa Rica y goleó por 3-0 a una Bolivia que llegaba agrandada tras estar a punto de vencer a Argentina. A la propia albiceleste le perdonó la vida, desperdiciando numerosas oportunidades de gol (una de ellas, de Dayron Moreno, que erró su disparo a portería vacía, seguramente quedará como el yerro más espectacular de la Copa). Se enfrentará a Perú en cuartos.

Bolivia, de más a menos
El campeonato empezó muy bien para Bolivia, con un empate ante los dueños de casa en el que los del altiplano merecieron ganar, pero que se quedó en tablas por la descollante actuación del portero argentino. Sin embargo, sus esperanzas se torcieron en un mal partido ante el equipo juvenil costarricense, que lo venció 2-0 dejándolo muy tocado para el tercer partido con Colombia, que tampoco tuvo piedad de los bolivianos.

Costa rica, una actuación digna
La actuación de la selección Sub-22 Tica en esta competición fue muy digna, cosechando un triunfo gracias al desparpajo de unos atacantes que supieron aprovechar las distracciones de la defensa boliviana. Nada pudieron hacer ante una Colombia muy fuerte y una Argentina inspirada que ante ellos jugó su único buen partido en lo que va de competición. Se quedan afuera al ser el peor tercero.

Venezuela, la sorpresa
La vinotinto clasifica a los cuartos de final como segunda de un grupo en el que estaban Brasil y Paraguay. Los venezolanos empataron con la verdeamarelha y vencieron a Ecuador antes de llegar al partido decisivo con los guaraníes. Empataron 3-3 con dos goles en los últimos tres minutos del partido; el último tanto tras una heroica subida del arquero Vega, que cabeceó un córner para dejar la pelota a Perozo, quien marcó ante la portería paraguaya para dejar empatado el partido más emocionante de la competición hasta el momento. Enfrentará a Chile.
                               
Paraguay, a la italiana
Tres empates le sirvieron a los cultores del catenaccio sudamericano para pasar a los cuartos de final. (Italia ganó el Mundial de 1982 tras empatar sus tres partidos de la primera fase). Tras un gris juego sin goles ante Ecuador, estuvieron a punto de ganarle a Brasil, que finalmente los alcanzó 2-2 sobre el final. Los tres goles paraguayos ante Venezuela llegaron en jugadas de pelota parada. El enfrentamiento con Brasil se repetirá en cuartos, al quedar Paraguay como segundo mejor tercero.

Brasil, tentando al destino
El scratch se tomó dos partidos para despertar: empató sin goles con Venezuela e igualó in extremis con Paraguay en un partido en el que fue dominado por la albirroja. En el último y decisivo partido ante Ecuador se puso las pilas y ganó 4-2, un encuentro en el cual ambos equipos se prodigaron en ataque. El intercambio de golpes favoreció, como era previsible, a un Brasil en el que por fin apareció su nueva estrella, Neymar, que sentenció el partido con dos goles de espectacular factura y creó la situación para una de las dos dianas que marcó Pato. La eliminatoria de cuartos frente a Paraguay será un duro desafío para la pentacampeona mundial.

Ecuador, reacción tardía
Y pasó sin pena ni gloria. Tras empatar en un soporífero encuentro sin goles ante Paraguayy perder ante una animada Venezuela, solo le quedaba esperar la heroica frente a Brasil. Y lo intentó, sin especular y con un muy aguerrido Caicedo que puso en aprietos al actual campeón sudamericano. Pero si echarse a descansar durante dos partidos es un lujo que pueden darse algunas selecciones, Ecuador no es una de ellas. Por eso se quedó afuera.

Chile, la esperanza
Tras la muy buena participación de la selección chilena en el pasado Mundial bajo la dirección técnica de Marcelo Bielsa, la federación volvió a confiar en otro argentino para que lleve las riendas del club: Claudio Borghi. Tras vencer con facilidad a México por 2-1 en el primer partido y empatar con Uruguay un encuentro que inclinó a su favor tras la entrada de Jorge Valdivia,logró vencer por la mínima diferencia a Perú, con lo que se aseguró el primer puesto del grupo y enfrentará en cuartos a la peligrosaVenezuela.

Uruguay, con todo para mejorarUn caso parecido al de Messi en Argentina es el de Forlán en Uruguay. Acostumbrado a golear, las necesidades de su selección le han hecho bajar a repartir juego. Uruguay, después de su excelente Mundial el año pasado, tenía la obligación moral de jugar mejor. Pero se clasificó a duras penas con un triunfo por la mínima diferencia ante un México mermado. Fue superado en juego por Chile, aunque con oficio logró empatar. Tendrá que mejorar mucho para el partido de cuartos ante Argentina, en uno de los clásicos más importantes del mundo, y el de las selecciones que aglutinan en conjunto más títulos internacionales del mundo.

Perú, con la mira puesta en el mundial
Bajo el mando de Markarián, Perú ha mostrado en esta fase una cara muy distinta a la que acostumbra. Ya no controla el balón con un juego bonito pero de enorme ingenuidad. Ahora es un equipo que busca la solidez, que aún está en formación, pero que sabe que tiene que ponerse serio si quiere llegar al Mundial. Para Perú, esta Copa América es una gran oportunidad de foguearse de cara a las eliminatorias, y esa actitud le alcanzó para clasificar a cuartos, tras empatar con Uruguay y vencer a México. Tendrá un duro enfrentamiento en cuartos de final ante Colombia, un equipo de características similares, aunque bastante más sólido y con mejores individualidades.

México, un banco de pruebas
La  federación mexicana decidió acudir a la copa con una selección de menores de 22 años, y con el agravante de que el equipo llegó mermado por la incontinencia juerguística de ocho de sus jugadores, que subieron prostitutas a las habitaciones de hotel en donde se estaban preparando para la competición y fueron expulsados de la selección. Con ese panorama, no sorprendió que México fuera la única selección que perdió sus tres partidos. La reciente conquista de la Copa de Oro ante EU impidió que aprovechara  la oportunidad de la invitación para que la tricolor absoluta midiera fuerzas frente a los mejores del continente. Pese a los malos resultados, los jóvenes mexicanos dejaron buenas sensaciones y plantaron cara a sus rivales en todos los partidos, con Néstor Araujo y Jorge Enríquez como dos de sus principales descubrimientos.

 

(Fuente de la imagen)