Paisaje de invierno sin nieve

AÑADIR A FAVORITOS

     Todo comienzo es imprevisto,
     Dios es agreste.
     Una garza color naranja
     Camina hacia el único ventanal encendido.
     La luna apenas
     Encaramada al firmamento
     Siempre canta en otra estación.
     No preguntes por qué.
     No hay mayor consistencia.
     Un muelle de sacos y cemento, abalanzado
     A un mar al margen de las singladuras.
     Dios es un rostro perfecto, apacible
     Llanura, la rama en el suelo
     Endurecido
     De invierno cruje. –


    ×  

    Selecciona el país o región donde quieres recibir tu revista: