Poema

AÑADIR A FAVORITOS

     Tengo un perro invisible,
     llevo un cuadrúpedo por dentro
     que saco al parque
     como los otros a sus perros.
     Los otros perros se dan cuenta
     de mi perro
     cuando, al doblarme, lo saco de mí mismo
     para que juegue y corra,
     sólo sus dueños no lo ven,
     tal vez tampoco a mí me vean.
     Me siento en una banca y veo cómo mi perro,
     que a fuerza de paseos se ha ido dando,
     se mezcla con sus semejantes,
     y aunque los otros dueños no lo ven,
     anima e inquieta la perrada
     y entre los dueños cunde la inquietud
     y empiezan a llamar sus perros
     para que no se forme la jauría.
     Tal vez tampoco a mí vean,
     sentado en una banca,
     doblado un poco
     por el esfuerzo de dejar mi perro libre,
     y aunque no pueden ver mi perro,
     tal vez sí ven el perro
     que invisible, como el mío,
     llevan dentro,
     la bestia que no sacan nunca,
     el perro que reprimen
     llevando a pasear sus perros. –

    ×  

    Selecciona el país o región donde quieres recibir tu revista: