“Potter debe morir”, una polémica

AÑADIR A FAVORITOS

Sr. León Krauze:

El libro de Harry Potter no es el “primer libro en la historia de la literatura definido… por la presión de su público objetivo”. Arthur Conan Doyle eliminó a Sherlock Holmes luchando con el profesor Moriarty en las cataratas de Reichenbach. Su móvil fue deshacerse de un personaje que obstaculizaba una obra literaria de más alto vuelo, según su punto de vista. Tras su “crimen”, se le vino una avalancha tal de su público lector que tuvo que resucitarlo y darle cuerda para varias historias más. Si la lógica de una vida azarosa como la de Harry Potter era entregar su vida para liberar a los demás de Voldemort, sería el héroe absoluto. Rowling decidió balancear su existencia y darle en la tierra lo que no había tenido desde que nació. ~

– Pedro Joaquín Escandón Alcázar

¿Por qué tanto disgusto porque esta vez ganaron los buenos? A pesar de su gran extensión, Harry Potter es un enorme cuento de hadas; por qué no respetar a los lectores que, quizá ingenuamente, quieren creer que aún existen los finales felices. ¿Abusa Rowling de la estructura que ella misma había construido y por ello le dio la espalda a la congruencia? Quizá sí, al dejar con vida a los protagonistas principales, pero la tesis del “amor que vence” está planeada desde los textos anteriores y al final la incomprensión de ese principio (elemento básico de la estructura de la obra que nunca se ve contradicho) va acabando con Voldemort. El epílogo (los 19 años después) podría ser tierra de otra maceta, pero el argumento es el mismo: Harry Potter es tan sólo un enorme cuento de hadas. ~

– Eduardo Funes

Creo
que J.K. Rowling decidió no matar a Harry, no por la presión
que pudo provocarle el público, porque de todas maneras dicho
público estaba dividido, sino porque quería ver a su
héroe y casi hijo literario ser feliz después de todo.
Al final, Harry sigue siendo huérfano, pierde a todos o a casi
todos sus tutores, nunca es el niño normal que deseó
ser ni recupera la niñez que no tuvo. Harry encuentra la
familia que siempre quiso aunque tenga que ser el padre para
formarla, supera las adversidades y, después de llorar a sus
muertos, la vida continúa. ¿No es ése un reflejo
de la vida tal cual es? Usted dice que, “en el mundo real o el
fantástico, las cosas son como son y, tras una batalla, nada
vuelve a ser lo mismo”. Me gustaría saber dónde
demonios existe el reglamento de cómo deben ser la cosas… ~


Susana
M. Baizabal Hernández
 

    ×  

    Selecciona el país o región donde quieres recibir tu revista: