Modificación

AÑADIR A FAVORITOS

 

El caballo de madera tiene hambre, el hambre
         de los árboles.

Come serrín, albúmina, la continuidad de los
         anillos concéntricos,
         pedúnculos y gajos,
         el caballo de madera
         corretea entre raíces
         adventicias, se
         columpia entre
         raíces aéreas.

Es de imaginación, en cuanto concluye la
         figuración imaginada,
         oímos la sierra
         mecánica, talar,
         espesarse el aire,
         la savia coagularse,
         el caballo de madera
         desciende del mundo
         de las Ideas, la Idea
         pasa a manos de los
         carpinteros, abren y
         cierran la caja de
         herramientas: martillar,
         serrar, desbastar, las
         ancas y grupa, flancos
         y cabeza cepillar, el
         carpintero se aleja
         cantando invenciones,
         a sus espaldas oye
         relinchar. ~


    ×  

    Selecciona el país o región donde quieres recibir tu revista: