Soy fan. Preparados para lo peor

Emmanuel Macron, presidente de la República francesa, anunció poco después de la celebración de la fiesta nacional que iba a reclutar a media docena de escritores para que imaginaran futuras amenazas posibles. Lo que ideen los escritores servirá para que Defensa se prepare. Ha creado incluso un grupo, en el que también habrá futurólogos, que depende del Ministerio de los Ejércitos y trabajará en colaboración con la Dirección general de las relaciones internacionales de la estrategia y la Agencia de la innovación y la defensa. En Letras Libres hemos pedido a algunos escritores que imaginen su distopía, y así nos preparemos para lo peor.
AÑADIR A FAVORITOS

La identidad de las personas vendrá determinada por un manual de estilo, como el de las marcas y empresas actuales. Tendrán en casa photocalls con fondos ideales, viajarán a dioramas preparados para crear la experiencia de unas vacaciones de ficción. Habrá coworkings en los que cada usuario trabajará durante horas en mantener la buena salud de su imagen de marca. El trabajo no terminará nunca, pues mostrar cómo se vive la vida será trabajo. La amistad se conformará por medio de vínculos empresariales. Se hablará sin cesar de cuidados, de moral, se harán denuncias públicas de comportamientos inapropiados. El sentimiento de amistad se verá sustentado por expresiones como “soy fan”, “amor absoluto” y “eres el mejor”, todas ellas pronunciadas por canales virtuales. Llegará la vejez y proliferarán los dioramas de spas, de villas en la campiña francesa. La gente morirá, como antaño, sola en casa, por una mala caída.

    ×  

    Selecciona el país o región donde quieres recibir tu revista: