Dos poemas de Alexandra Oliver

Dos poemas de Alexandra Oliver

En esta, la tercera entrega de una serie de traducciones de poemas en inglés, le toca turno a la poeta canadiense.
AÑADIR A FAVORITOS

Plantilla para conversación con amiga soltera

Te marco en breve: el niño no ha comido

(querida Jánet, Isabella, Dido).

Me agarras con las manos en el pavo.

Sé que quieres hablarme de Gustavo,

del picnic del plantel, de lo ocurrido.

 

Tengo que ver que el niño esté dormido.

Sí, claro, quiero hablar: no te descuido.

Seguro él no lo ve con menoscabo;

te marco en breve.

 

Claro que él está un poco confundido.

¿Qué esperas, que después de haber cogido

contigo, una colega, no haya clavo?

Ya vas a dar con él. Al rato acabo.

No exageres, no todo está perdido.

Te marco en breve.

Versión al español de Pedro Poitevin

 

Un día de estos

Es lunes húmedo en el parque. Somos

percebes engrudados contra el muro.

Qué soledad en éste: un par de lomos

doblados escalándolo. El futuro

se teje como siempre: el desayuno,

el hedor del pañal, las contorsiones

de resistencia a las correas. Y uno

no va a amigarse en estas condiciones.

 

Barajamos chaquetas, escribimos

números en recibos. ¿Qué alma en pena

marca para charlar de fiestas, mimos,

cargadores, suburbios, leche, avena?

Adopto el más materno de los gestos.

¿Cuándo me llamas?

                                   Pronto, un día de estos.

Versión al español de Pedro Poitevin

 

Nota del traductor: En esta época en que las formas poéticas tradicionales comienzan a recuperar –a pesar del extraño conservadurismo modernista de quienes las vilipendian– un módico de vigencia, la poesía de Alexandra Oliver ilustra cómo se las puede emplear para tratar temas cotidianos. El rondó francés, por ejemplo, con su compleja estructura anclada en la repetición de un tetrasílabo, es el molde perfecto para la Plantilla para conversación con amiga soltera, en la que el estribillo “te marco en breve” enfatiza de manera sucinta lo que también sugiere el devenir distraído, inconexo, entrecortado, del monólogo que lo enmarca: la calma, parece decirnos, por ahora, no llega, pero la convicción de que llegará pronto es necesaria.

Además del refinamiento técnico, la virtud más destacable de Oliver es su agudeza. Sin embargo, decir que Oliver es una poeta aguda es quedarse corto: si bien las líneas de Oliver brillan por su filo, el efecto total de sus poemas es otro: “Pronto, un día de estos”, concluye de manera tajante y sarcástica ese soneto sobre el paseo en el parque, pero las imágenes que preceden sugieren un panorama emocional más complejo. En este poema, como en el otro, conviven la necesidad de comunicación y el fastidio. Y la agudeza de Oliver brilla porque consigue hacer poesía.

 

***

Esta es la tercera entrega de nuestra serie, a cargo de Pedro Poitevin, dedicada a la traducción de poemas. 

Si el lector desea proponer alguna versión, Pedro estará leyendo propuestas enviadas a elartedetransigir@gmail.com. Solo publicaremos versiones que tengan los permisos de traducción y publicación en orden.