CompuFARC

AÑADIR A FAVORITOS

La ruidosa computadora de “Raúl Reyes”, libertador de pueblos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), capturada hace un año por el ejército colombiano en su ataque de la base de Sucumbíos, continúa cumpliendo el contrito comentario del poco después difunto Manuel “Tirofijo” Marulanda: “Todos los secretos y la historia de las FARC quedaron al descubierto.”

La computadora, en manos de la policía colombiana y la INTERPOL, todavía está siendo “desencriptada” y se calcula que faltan aún seis meses para que acabe de rendir su contenido completo. Sin embargo, se van dando a conocer algunos de sus ingredientes.

El 3 de marzo el diario El Tiempo de Bogotá publicó aquí una noticia que fue discretamente censurada por cierta prensa mexicana. La nota señala que las FARC y algunas bandas de secuestradores de México colaboran desde hace varios años. Los correos que dan cuenta de ello se cambiaron entre “Reyes”, Olga Marín, Marcos Calarcá y un hombre identificado como Rogelio. Dice El Tiempo (con nuestros énfasis):

En uno de esos mensajes, fechado el 22 de enero del 2002, Rogelio le habla a ‘Reyes’ de la “retención” de una persona: “Además de plantearnos que de ganar la rectoría tendríamos más apoyo, lo importante fue que nos planteó el siguiente negocio. Un grupo que trabaja con él y que viene de las luchas anteriores, como forma de finanzas, hicieron (sic) una retención hace tres meses; están negociando (…) Ellos piden 20 millones de dólares y ya les están ofreciendo 4 y medio; dice que pronto estará llegando a 10 y que seguramente ahí cerrarán el trato.

Esto nos contó para plantearnos un préstamo de 40 mil dólares. Ofrecen pagar el doble y algo de solidaridad en efectivo, por un lado lo respaldan con el toro y por el otro con lo de la rectoría”.

En la misma fecha también hay un reporte de la llamada ‘comisión internacional’, encabezada por ‘Calarcá‘ y Olga Marín. Le contaban a ‘Reyes’ que viajaron a Acapulco para entrevistarse con amigos de “la U” para retomar cosas pendientes.

“Con ambos hablamos, claro por separado, nos contaron su versión (…) Con ellos acordamos lo siguiente: cuadrar la presentación del libro de Bolívar, escrito por Juvenal. [1] Se comprometieron con la traída de Juvenal, pasajes y estadía, nosotros debemos conseguir la visa. Coincidimos en dejar para después de la elección del rector el evento grande sobre Colombia…”.

Posteriormente, en marzo 14 del 2003, Ricardo (al parecer Granda), Olga Marín y ‘Calarcá’ hablaron del “plan de trabajo” para ese año: “Hay temas que no colocamos porque consideramos que no deben quedar escritos en el plan. La propuesta en finanzas de trabajar para realizar una retención de significación en el exterior. La idea es que la comisión internacional pare las antenas sobre esto, y claro, organizar el trabajo de tal forma que no haya posibilidades de vincular a las Farc”.

Es interesante que, en general, la prensa mexicana no se haya preocupado por investigar esa información. Un paseo veloz por la internet revela algunos detalles:

1. Rectoría

Lo de “ganar la rectoría” de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG) con un candidato tolerante hacia el activismo “bolivariano” y recibir de él “más apoyo” es curioso. El rector que ganó ese año de 2002 –en elección “abierta y democrática” al estilo de la UAG- fue el señor Nelson Valle López, que derrotó al señor Rogelio Ortega Martínez. El ganador pertenecía al grupo Alianza Estratégica Universitaria, formado por priístas, figueroístas y perredistas. Sobre todo el senador Armando Chavarría, promotor de su candidatura. Por su parte, el perdedor señor Rogelio Ortega contaba con el apoyo de Felix Salgado Macedonio, quien acusó a Nelson Valle López de fraude electoral y exigió un recuento “acta por acta”, según narró aquí El Universal el 14 de marzo de 2002.

Siete años más tarde, en febrero de 2009, este rector Nelson Valle López está siendo investigado por un faltante de 101 millones de pesos en las arcas de la UAG, según dice aquí La Jornada de Guerrero:

“En mi administración hubo desvío de recursos, no robo”, admitió el ex rector Nelson Valle López al hablar sobre las observaciones hechas a su administración por un faltante de 101 millones de pesos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF). Debido a que Valle López en el periodo 2004-2006 no comprobó recursos por ese monto, el ex rector enfrenta un proceso ante la ASF y por la misma razón la Comisión Financiera y de Patrimonio Universitario analiza la petición de inhabilitarlo para ocupar cualquier cargo. Valle López es ahora director del Instituto de Estudios Parlamentarios Eduardo Neri, del Congreso local, a donde llegó propuesto por el presidente de la Comisión de Gobierno, Armando Chavarría Barrera.

2. “Calarcá”

Si se pasa su nombre por Google se lee que el señor “Calarcá”, cuyo verdadero nombre es Luis Alberto Albán Burbano, negociaba rectorías y propiciaba “retenciones” en su calidad de vocero de las FARC en México, cargo que tuvo entre 1993 y 2002. En 2002 fue expulsado del país luego de que el gobierno de Colombia pidió al gobierno mexicano el cierre de la oficina de las FARC, que estaba en la colonia Narvarte. (Se recordará que en el año de 2002 el Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente, ERPI, llevó a cabo algunas “retenciones” en Guerrero.)

Unos años más tarde, en mayo de 2008, El Tiempo de Bogotá publicó esta nota:

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), grupo considerado guerrillero y terrorista, han organizado talleres políticos para los taxistas del Distrito Federal conocidos como Los Panteras, pertenecientes al Frente Popular Francisco Villa. De acuerdo con el Ejército colombiano, las FARC también han tenido contacto con el Partido Comunista de los Mexicanos.

Un alto funcionario militar colombiano reveló que los vínculos se determinaron por la existencia de cuentas de gastos encontradas en las computadoras de Raúl Reyes, el número 2 de las FARC muerto durante la incursión colombiana al campamento guerrillero en Ecuador, el 1 de marzo.

El Ejército del país sudamericano encontró desglose de pagos a esas organizaciones de izquierda radical, que si bien no son cuantiosos fueron constantes y amparan conceptos como transportación y alimentos.

El gobierno colombiano cuenta con fotografías de Pável Blanco Cabrera, militante del Partido Comunista de los Mexicanos, en visita al campamento de Raúl Reyes en 2003 y 2004.

La inteligencia colombiana posee también tres direcciones donde simpatizantes mexicanos de las FARC realizan reuniones: una en la colonia Santa María la Ribera y dos que corresponden a empresas ubicadas en la colonia Roma; entre ellas, una casa de cambio.

(Por cierto, el señor Pavel Blanco Cabrera, originario de Morelos, es líder de la Central Unitaria de Trabajadores de México, miembro del grupo “Intelectuales y Artistas al Servicio de la Humanidad” y secretario del “Partido de los Comunistas”, según dice aquí El Regional de Morelos el 15 de marzo de 2008. Es uno de los por lo menos 15 mexicanos –entre ellos la actriz e intelectual Lucía Morett– que han estado en campamentos de las FARC, según informes enviados al gobierno mexicano por el gobierno de Ecuador cuyo resumen se puede leer aquí).

3. El libro de Bolívar

“El libro de Bolívar escrito por Juvenal” es Bolívar, el hombre de América, escrito por el “poeta del pueblo” (colombiano) Juvenal Herrera Torres. Ese libro, esencial para el revisionismo “bolivariano” de Chávez, y difundido por la “Agencia Bolivariana de Prensa”, apareció en el 2000.

La edición mexicana fue publicada por la Universidad Autónoma de Guerrero en junio de 2001, cuando el rector era el señor Florentino Cruz Ramírez. La iniciativa de “Calarcá” tuvo éxito y el “poeta del pueblo” fue invitado a presentar su libro en México, en el marco del “Segundo Encuentro de Solidaridad y por la Paz en Colombia y América Latina”, donde habló después del rector Cruz Ramírez, en marzo de 2002. (El día anterior, ahí mismo, se presentó otro libro: Cuaderno de Campaña del escritor Manuel “Tirofijo” Marulanda, editado por el Partido del Trabajo, PT).

El rector Cruz Ramírez fue más tarde diputado local del PRD y candidato de Izquierda Unida a la alcaldía de Acapulco. Perdió esa elección interna, la impugnó, abandonó al PRD y dio el salto a Convergencia.

______________________________________

[1]El libro es un manual “bolivariano” bastante simplón, chavista y revolucionario. Puede leerse en línea en http://www.scribd.com/doc/8715487/Juvenal-Herrera-Torres-Bolivar-el-hombre-de-America. Coincidía con el establecimiento del Campamento Juvenil Simón Bolívar frente a rectoría en 2002.