Defendiendo el proyecto / colocando el producto

Un episodio más en el jaloneado destino de la UACM.
AÑADIR A FAVORITOS

 

Tenemos que defender los ideales del proyecto educativo de esta universidad porque es una universidad de vanguardia que ha sabido ponerse al margen y a la izquierda y por encima de las tendencias pedagógicas eficientistas actuales desde hace siglos que forman jóvenes indiferentes y voraces para convertirlos en materia prima subordinada al mercado que/

(Tenemos que vender la línea y meter al tipo de cambio a como dé lugar a la rectora para posicionar comercialmente al rector que debería haber ganado originalmente la rectoría para de esa manera arrinconar el mercado para nuestra causa y contar con los bienes inmuebles y los presupuestos y los activistas y aumentar nuestra plusvalía ante el líder de la tribu que rinde cuentas al Líder Máximo que/)

Tenemos que defender nuestro proyecto educativo único y sin antecedentes que tiene inusuales normas porque nunca antes nadie fue tan inteligente para diseñar universidades tan críticas ni Bolonia ni Oxford ni el MIT ni la UNAM ni todas esas universidades victimizadas y sin democracia condenadas a las tendencias pedagógicas eficientistas que se esclavizan al mercado que/

(Tenemos que seguir invirtiendo en el abogado municipal para que compre acciones en el sindicato aprovechando que el secretario de gobierno tiene el proyecto de invertir en la secretaría de educación del nuevo gobierno lo que nos traería ganancias porque nos abriría el mercado del manejo de otros sindicatos y sus respectivos instrumentos financieros así como la junta de conciliación y arbitraje del DF que/)

Tenemos que defender nuestro proyecto educativo que establece entre maestro y alumno un trato de iguales ajeno al proceso destructor de la relación mercantil que se impone cuando el maestro pone calificaciones y se convierte en un mercader de méritos humillándose a sí mismo y humillando al alumno al convertirlo en una mercancía más del proceso de producción para el mercado que/

(Tenemos que financiar bien la compra del sindicato y administrar las cuotas sindicales y combinar con un consejo universitario que permita invertir a los teólogos liberadores y afirmar su competitividad comercial sobre una zona del mercado activista crucial para afirmar el producto de los derechos humanos cuya demanda ha aumentado mucho y en especial los del df reeligiendo al ombudsman que ha dado muy buenos réditos porque/)

Tenemos que defender este proyecto educativo que pone en el centro de la vida universitaria la educación de los estudiantes no con el espejismo de las competencias sino con una educación crítica científica y humanista que es antorcha de libertad en la lucha contra la injusticia fomentada por las reglas del mercado que/

(Tenemos que rear una alianza estratétiga mercantil con la asamblea legislativa ahora que el programa de inversiones del licenciado Ebrard y el candidato AMLO va a entrar a una nueva etapa de financiamiento en la que el nuevo partido va a ofertar gangas para debilitar al viejo partido y ver cuál se alza con el control comercial por lo que hay que calcular el costo/beneficio de una represión de largo plazo para aumentar la liquidez MoReNa porque /)

Tenemos que defender este proyecto educativo porque es crucial que predominen los valores del conocimiento y la cultura haciendo a un lado los valores de cambio de la antihumanista universidad fábrica que pervierte los procesos educativos convirtiéndolos en instrumentos del mercado que/

(Tenemos que financiar a nuestros vendedores menudistas y cuidar a los administradores mayoristas para aumentar progresivamente la compra de deuda con nuestros proveedores nacionales e internacionales sobre todo en Italia y aumentar un porcentaje del salario mínimo para fuerzas vivas en vistas de la disputa final por la plaza para colocar el producto en circunstancias ventajosas/)

Tenemos que acabar con el mercado que/

Etcétera.

(Publicado previamente en el periódico El Universal)

 

 

 

ÚLTIMA HORA

Por el doctor en periodismo pacifista Anselmo Guiú y Guiú

Tenemos a mis espaldas que el martes 27 se anunció que la Asamblea Legislativa del DF (ALDF) y la Comisión de Derechos Humanos del DF (CDHDF) negociaron un acuerdo para que sesione el Tercer Consejo Universitario y los grupos que tienen democráticamente en su poder los edificios desde hace tres meses los regresen a la UACM . Todas las partes aceptaron firmar el acuerdo, a pesar de que, de acuerdo con la rectoría, el Tercer Consejo Universitario está legalmente instalado desde el 22 de agosto.

Los activistas consideraron esto un triunfo y mandaron traer mariachis democráticos.

El gobierno del DF manifestó su beneplácito porque se logró “sortear la crisis” (antes de la toma de posesión del nuevo jefe de gobierno, Miguel Mancera).

Así pues, se citó para el jueves 29 a la reunión del Tercer Consejo Universitario en el Museo de la Ciudad de México que sería observada por autoridades de la ALDF y la CDHDF.

Ahora, el acuerdo firmado y pactado por las partes para efectuar esa reunión, antes de enumerar a los consejeros, incluía este exhorto:

Se exhorta a las personas que se encuentran relacionadas como quejosos o cualquier otra parte en juicio de garantías, a abstenerse de acudir a las sesiones del Tercer Consejo Universitario, hasta que se resuelva definitivamente por el órgano jurisdiccional

Los consejeros que se encuentran en esa situación ignoraron el exhorto e hicieron acto de presencia. 

El juicio de amparo solicitado por esos miembros del Tercer Consejo Universitario es “en contra de actos del Tercer Congreso Universitario” y, aunque procuraron desistirse, la jueza negó la suspensión del procedimiento por razones procesales propias del juicio.

Así las cosas, el secretario técnico del Consejo Universitario solicitó a los consejeros amparados que, en acatamiento de lo firmado y pactado, se retirasen de la reunión.

Los amparados se negaron. Se decretó un receso, y otro, y otro, y otro…

La rectora decidió retirarse, lo mismo que varios consejeros, por considerar que el asunto no prosperaba y no había garantías.  

Los activistas bloquearon las puertas del Museo de la Ciudad de México y no permitieron que la rectora y otros consejeros se retirasen.

Interrogados sobre si eso era un secuestro, los activistas contestaron que no, porque no es lo mismo secuestrar a alguien que no permitirle la salida de un lugar. 

También decidieron no secuestrar la circulación del transporte público, sobre todo la línea 4 del metrobús, que pasa frente al Museo en pleno centro de la ciudad. Siete metrobuses y sus cientos de pasajeros quedaron no secuestrados.

Según la revista Proceso autoridades del DF acudieron para pedir a los activistas que dejaran de no secuestrar a los metrobuses y a sus pasajeros.

El CEL respondió que democraticamente se negaban a dejar de no secuestrar a los metrobuses “hasta que se cumplan nuestras exigencias”. 

Un diputado Santillán, el presidente de la CDHDF González Plascencia y el subsecretario de gobierno del DF García Ochoa lograron sacar del Museo a la rectora y la escoltaron rumbo a su automóvil entre proyectiles, insultos, jaloneos y empujones pacíficos. En su cuenta de twitter, la rectora escribió: “Pensé que podrían matarnos”.   

Unos artistas conceptuales activistas hicieron una “rectora cucaracha” a la que pasearon por la calle antes de prenderle fuego. Anunciaron que de ahora en adelante y hasta el fin de los tiempos, cada 29 de noviembre, se llevará a cabo en la UACM la “quema de la rectora cucaracha”.

La rectora declaró que, de llegar a solucionarse el conflicto y recuperar sus instalaciones, la UACM podría reabrir sus puertas en enero de 2013.

Por su parte, el funcionario del gobierno del DF, Juan José García Ochoa, descartó que se pueda crear otra mesa de diálogo y sugirió la posibilidad de que la ALDF intervenga para solucionar el asunto de una buena vez.

Pusí, pero… ¿cómo?

No se pieda el siguiente apasionante capítulo de “La Universidad democráticamente gobernada contra el Mercado asesino”. 

 


    ×  

    Selecciona el país o región donde quieres recibir tu revista: