Sobre la CPI

AÑADIR A FAVORITOS

Señor director:
El artículo “Por una Corte Penal Internacional”, de Aryeh Neier (Letras Libres 62, febrero 2004) deja incógnitas a favor del tribunal penal internacional del simpatizante sandinista Aryeh Neier, del Open Society Institute, frente al poco democrático George Soros. Su seudoanálisis, cuya conclusión no demostrada es la justificación, por axioma, del engendro judicial, debería incluir la advertencia “publicidad o inserción pagada”. Soros ofrece gastar su fortuna, calculada en ocho mil millones de dólares, en impedir la reelección de Bush. Ésta es la interpretación de democracia de Soros y acólitos: ¡descarrilar con dinero el proceso democrático! La ironía es que futuros presidentes americanos surgidos del partido demócrata —los habrá— tampoco lo firmarán (el Tratado de Roma, que crea la Corte Penal Internacional), porque el Congreso no lo ratificaría. En EE.UU. sí existen remedios legales que impiden degradar su sistema judicial para complacer a los Chirac, Schroeder y Hugo Chávez del mundo.
     El requisito para erigir un tribunal mundial —buena teoría, como el comunismo, el fascismo, la cientología y otras—, aceptable para todas las naciones, implica dos senderos: uno, la adopción del sistema penal más avanzado del mundo, el americano; otro, sin precedente, crear nueva legislación mundial tipo comodín, o una nivelación por debajo, inferior a la primera. El dilema está a la vista: EE.UU. insiste en la primera alternativa, basada en el derecho consuetudinario y su sistema de precedentes; casi el resto de los gobiernos del mundo, en la segunda: el derecho codificado autoritario. Como resultado, EE.UU.y países con legislaciones que han mostrado ser eficaces no ratificarán el engendro de la CPI, argucia legaloide para evitar la verdadera aplicación de la ley o hacerlo a la Fouquier-Tinville contra EE.UU. La obvia artimaña se resume en eso. Nota precautoria: Cuando el máximo abogado de la nación, el presidente de la SCJN, Mariano Azuela, exhibe ignorancia palmaria en derecho comparado, historia del derecho y filosofía del derecho, los entusiastas nahuatlacas deberían ser más recatados al pronunciarse a favor de un tribunal cuyos alcances ignoran. ~

— Andrés Lozano
[Carta editada]

    ×  

    Selecciona el país o región donde quieres recibir tu revista: