Can Lis

AÑADIR A FAVORITOS
(Homenaje a Jorn Utzon)

De la luz a la luz, el recorrido
que proyecta en los muros de la casa
el sol al estrellarse en la arenisca.

Como si de las sombras
el día no supiera.
Del alba hasta el ocaso,
sólo flama.

Dentro, la piedra de Marés
mancha la estancia
de una tenue penumbra matizada.

Dorada y rosa, la luz,
desde el refugio,
alumbra otro universo conocido.

A través del cristal, lejos de aquí,
arde de nuevo el mar.
Su azul es la memoria del azul.
Del cielo su ficticia inmensidad.

Los ojos no soportan el cegante
fulgor del mediodía.
Si los cierras,
el blanco de las olas centellea,
y el verde de los pinos,
y el del mirto.

Como a lugar secreto, con la noche,
regresa su apariencia con el fuego. ~

    ×  

    Selecciona el país o región donde quieres recibir tu revista: