Registro domiciliario

AÑADIR A FAVORITOS

Por la a, nada: y cierro el libro de los significados.

Eso de la gloria y el poder, el reino de los cielos y no sé [qué más, no me atañe.

Nieva fuerte y feo, nieva negro allá afuera, rosetones y [prismas (toda clase de

polígonos) hollín y variaciones del

  morado, yo hoy no dejo la cama:

  níveas sábanas, albas fundas, el

  edredón inmaculado de plumón,

  ni con grúa me sacan hoy de la
       cama: Saba, tres Marías, dos
       sunamitas (gandío, soy) jineteras,
       nueve vestales, el doble de huríes,
       tres Musas: por qué iba a dejar la
       cama si encima la Ebúrnea vestida
       de seda negra me sirve en bandeja
       de plata, hacemos mesa en el lecho,
       me trae la palangana para lavarme,
       una aljofaina para cepillarme
       (sabor a menta el dentífrico):
       recoge, regresa, se me echa
       (tras un chasquido imperioso,
       pulgar y corazón) encima.
     Esa costumbre de remenearnos en el suelo, hoy no: no [quise ni quiero dejar
     la cama (las huellas del jadeo ya
       desaparecieron).
     Por la b no hay nada, es inútil, no insistas, vuelvo a trancar
     [el libro de los significados.
      
     Sueño que veo y así sueño lo que quiero: tocar el trece [hasta palpar la irradiación
       primera, de nada que me lleve la
       contraria enterarme, estar siempre
       acomodado a lo consuetudinario,
       tener a mano una azada para cavar
       mi huerto: me da poco trabajo,
       pingües cosechas, mucha fruta de
       verano en invierno, repollos del
       tamaño de calabazas. Y sigo
       imaginario imaginando: la talacha
       de acero inoxidable, tierra fértil de
       Viñales, bueyes búdicos que al arar
       cantan, Buda en su ara me sonríe:
       me anima a arrebujarme más entre
       doncellas, en el tálamo, los convites
       herbívoros para seres carnales.
     Hay que sacar la basura qué le vamos a hacer siempre
     [hay basura no hay que
       dejarse minar por la basura: dejo la
       cama, un dos un dos, exaltación
       (arriba corazones) exultación (rush
       me to Thy Kingdom, or better not):
       refreno el paso, paso atrás, refreno el
       salto, en vez de dejar la cama, dos uno
       uno en uno, me arrellano (más): a fondo,
       bajo el edredón (Zoila, haga favor de
       traer otra tisana, y un segundo edredón)
       saco un momento los brazos (par de
       palitroques), palmada, arrecia la nevada,
       palmada, más hondo el silencio al abrirse
       el séptimo sello, palmada y prolongo su
       duración (diez minutos astrales) tras
       comprobar, madre de Dios, que por la
       c no hay nada. ~


    ×  

    Selecciona el país o región donde quieres recibir tu revista: