Revive la Santa Muerte

Favorito

Anselmo Guiú, reportero exclusivo.

La Santa Muerte revivió el pasado domingo de manera inesperada. La popular vecina de la delegación Cuauhtémoc –también conocida como “La Huesitos”, “La Flaquita”, “La Niña Bonita”, “La Santita” y “La Pinche Calaca”– se hallaba al parecer en perfecto estado de salud, por lo que nadie se explica que haya revivido de pronto.

“Estamos muy consternados, fíjese. Llevamos años luchando por ella, por sus derechos y porque la Gobernación reconozca el culto, y de repente nuestra querida cabrona agarra y revive”, declaró la señora Amígdala Rocha, una sacerdotisa que estaba al cargo de las finanzas personales de la exdifunta, quien agregó: “Ahora sí que se nos va a quedar la mercancía.”

La Santa Muerte en mejores días, antes de revivir.

Según información recogida por este reportero, la Santa Muerte se comenzó a sentir bien como a eso de la medianoche del sábado. Luego de unas temblorinas y de un vagido, entró en franca resucitación. Los sacerdotes se asustaron mucho y llamaron una ambulancia que la trasladó a las emergencias del Hospital de Xoco, donde le pusieron una intravenosa de ácido clorhídrico para volverla a matar. El procedimiento fue adecuado, pero tardío. Sus huesitos de ella se empezaron a cubrir de carnita, su calaverita agarró cutis, su naricita de la que carecía le volvió a salir, respingadita, luego le salió una hermosa cabellera y, finalmente, exhaló su primer suspiro.

“En un ratito se nos fue, o sea que se nos vino, así nomás, y hasta tuvo rigor vitae y todo, y cuando nos dimos cuenta ya estaba pidiendo su licuado de chayote”, declaró el sumo obispo Bryan Erick Menchaca.

Luego de haber revivido, la Santa Muerte se puso su ropita para no dar mala impresión y se fue a su iglesia, donde presidió su rito consistente en avisarles a todos que, por si no lo sabían, la muerte es pareja y no perdona.

La Santa Muerte visita su templo, ya revivida.

Entrevistados por nuestros micrófonos, los feligreses dijeron que qué onda, que nunca se habían imaginado que la Santa Muerte iba a revivir. “Yo creo que no es La Huesitos” –declaró el narcomenudista Clooney González– “aunque traiga su guadaña y toda la cosa ya ni la reconozco. Ahora hasta se parece a un maniquí de esos que anuncian ropa interior para dama en las vitrinas del Eje Central, o sea que está bien buenota.”

El sumo sacerdote Bryan Erick Menchaca anunció que si la Santa Muerte no se vuelve a morir y regresa muerta y salva a Tepito, los fieles de la Santa Muerte van a organizar una manifestación a la SEGOB donde no descartan realizar un bloqueo de avenidas. “No hay derecho”, concluyó.

NOTAS AL PIE

AUTORES