El infierno

Acepte el lector un paseo por el infierno.

Son las nueve de la mañana en una escuela primaria. De la nada, un hombre irrumpe a balazos. Lleva un par de pistolas y un rifle semiautomático lleno de balas especialmente diseñadas para provocar el mayor daño posible. Después de matar a la directora del plantel, camina hacia uno de los salones de clase. Adentro hay 14 alumnos y su maestra. Los niños, aterrados, se apilan en un rincón. Se abrazan unos a otros, tratan de protegerse. El tipo apunta el rifle y, en cuestión de segundos, despedaza a los pequeños. El daño, dirán después los forenses, desafía cualquier capacidad de descripción. Debajo de la pila ensangrentada queda un solo niño vivo: morirá tiempo después. Junto a la puerta cuelgan 14 pequeños abrigos de invierno. El asesino sale y se dirige al siguiente salón. Ahí, la profesora ha tenido el buen tino de meter a sus alumnos a un clóset. Cuando el loco entra, seis tratan de escapar. No llegan lejos: el tipo los llena de plomo. Lo mismo ocurre con la maestra. Con la policía cerca, el asesino finalmente se pega un tiro. A los pocos minutos, la policía abre la puerta del armario. Ahí, en la oscuridad, testigos de la muerte, están siete niños de primaria. Vivos solo por gracia de Dios. Para salir del salón deben esquivar los cuerpos destrozados de sus compañeros, el de su maestra y el del homicida, que se ha volado los sesos. “Papá”, dirá minutos después una de las sobrevivientes, “estoy bien…pero todos mis amigos están muertos”. Estaba llena de sangre.

Estados Unidos: país enfermo.

Hay, en este país, más lugares para comprar armas que cafeterías Starbucks en todo el planeta. Estados Unidos es un país inundado de armas y municiones: pistolas, rifles semiautomáticos, cargadores de capacidad múltiple, millones de balas de todo tipo disponibles por Internet. El negocio de las armas vale no menos de 4 mil millones de dólares anuales. Hay 310 millones de armas en Estados Unidos. Cuatro millones más se suman al mercado cada año. La muerte hecha industria.

¿Qué se puede hacer para revertir la situación? Hay dos tipos de respuestas. La primera tiene que ver con la regulación. Quienes proponen mayores restricciones a la compra venta de armas en Estados Unidos señalan tres puntos específicos que deben reglamentarse de manera estricta cuanto antes: la disponibilidad de cartuchos de gran capacidad que permiten masacres veloces y certeras, como las de Connecticut o Colorado, la venta de armas de asalto (como el rifle Bushmaster .223 que usara Adam Lanza en Newtown) y la aberrante facilidad con la que prácticamente cualquier persona puede comprar un arma sin necesidad de verificación. Las tres medidas son urgentes, no solo para Estados Unidos, sino para México, donde la enfermedad estadunidense ha facilitado ese río de sangre que nos indigna.

Hay otra “solución” que se ha puesto de moda. Algunos dicen que, dado el calibre de la crisis, lo mejor que podría pasar en este país es que haya más armas, no menos. En un artículo provocador para The Atlantic, Jeffrey Goldberg explica que, con 300 millones de armas en la calle, ya “es demasiado tarde” para que Estados Unidos piense en controlar lo que se salió de control hace mucho tiempo. Es mejor, sugiere, permitir que cualquiera pueda llevar un arma: si ya vamos a tener a orates entrando a escuelas para acabar con 20 pequeñas vidas —abrazados, temblando de miedo— despidiéndose del mundo en una esquina de un salón de primaria, mejor que las maestras —y todos— estén armados también. Ante la amenaza de la violencia, mayor violencia.

En otras palabras, Goldberg le pide a su país que asuma su enfermedad.

Y lo que es peor: su derrota.

Goldberg no propone una salida, propone una claudicación.

¡Vaya tragedia!

 

Comentar ›

Comentarios (81)

Mostrando 1 - 50 de 81 comentarios.

En esta época de gozo y regalos triviales, aquí está uno, de esos que hacen retozar el alma, para que todos lo disfruten.

Se vale repetir.

http://youtu.be/Xeqx6-HP1JY


Saludos,

Carlos Gamboa

Gracias por el regalo, Carlos. Muy disfrutable.

Saludos.

El diagóstico de psicopatía de Obama por Romántica, y su posterior disfraz de nebulosa pseudolegitimidad profesional (la justificación vendrá de Inglaterra), me hizo recordar el cuento de García Márquez, Yo sólo vine a hablar por teléfono, aquel en que una mujer varada en la carretera acude a una institución mental cercana a hacer una llamada de auxilio, es confundida con una paciente escapada y es institucionalizada; aún su esposo, que la había dejado abandonada al lado de un automóvil averiado, llega con el tiempo a aceptar el diagnóstico…  ¿Quién podrá defendernos de los profesionales?

 

El asunto del presidente estadounidense como psicópata parece provenir del artículo: Un psicópata puede llegar lejos, publicado por el neuropsicólogo y divulgador científico inglés Paul Broks en el Times de Londres del 9 de febrero de 2009.  Brokes, que dadas sus credenciales debía, al menos en mi opinión, ser más cuidadoso con lo que escribe, repite algo que ya había sugerido en relación al ex-Primer Ministro británico Tony Blair, en 2003, y que por supuesto fue bien aprovechado por sus enemigos políticos:

 

 

No tengo idea de lo que le sucedió a Vince (un muchacho con diagnóstico de desorden de personalidad antisocial) pero, si no te llevan a la cárcel, ciertas características psicopáticas (encanto superficial, grandiosidad, mentir patológicamente, etc.) pueden llegar a ser útiles para una carrera ya sea en los negocios o en la política.  Por lo menos un joven al que le gustaba volar ranas con cohetes creció para llegar a convertirse en Presidente de los Estados Unidos.

 

Pero ya desde 2003 el Dr Allan Beveridge había refutado, a mi parecer de manera muy coherente, la hipótesis poco profesional del Dr Brokes, como se resume en un artículo de The Guardian, que lamento no tener tiempo de traducir:

 

 http://www.guardian.co.uk/politics/2003/dec/01/uk.highereducation

 

Otro infiernito polvoriento de Romántica, para engañar incautos…

¿De qué habla el CAUTO googleador? ¿De todo?
¿De NADA? ¿Sabe ÉL de qué escribe con tanta ansiedad?

Podría haber preguntado, pero eso requiere conciencia y humildad.

¡Me doy!

Para cualquier duda, incautos, pregúntenle al sabelotodo. El sabe más de todo, aún de lo que no sabe, como sus trabajos o investigaciones aún no publicadas, el clima, terremotos...
Y firmen sus comentarios como "Hugo" -serán tolerados-.

Cerrado por vacaciones y flojera.

Trabajos o investigaciones aún no publicadas, provenientes de Inglaterra (secretos profesionales, pues):

 

http://www.youtube.com/watch?v=bVVvpW_5vgw

 

In the end, All you need is love/Love is all you need...

Nanosegundos para contestar una idiotez sobre un tema que no te interesa, es evidente.
Y lo "personal", claro, que tanto te inquieta, chismosón. Muy parecido al del puntito: Imbecilidad PROVENIENTE de un ocioso "lucidor".

He ganado todas las apuestas: Mil gracias. Y la diversión, no tiene precio.

Ahora sí: Hasta prontito, amusing showman.

El reporte del fbi sólo toma en cuenta los crímenes reportados a l policia. El departamento de justicia cuenta otra historia:

http://www.milenio.com/cdb/doc/noticias2011/013442a1b0adfef089724154e936...

http://www.mundofox.com/noticias/reporte-de-la-fbi-revela-caida-en-delit...

La cultura de las armas en eeuu es la enfermedad. es un enfermizo culto al poder y a la violencia. 

¿De dónde viene tal enfermedad? Creo que hay recorrer caminos de indagación menos trillados, salirse de los clichés mediáticos, de las ocurrencias momentáneas, de los automatismos intelectuales.

 

Naief Yehya apunta a otra pequeña (y original) pieza en la configuración del inmenso rompecabezas:

 

Depresión

La obsesión armamentista de sectores del pueblo estadunidense no puede explicarse fácilmente. Por un lado, está la disponibilidad de las armas, por otro, la guerra sin fin (la obsesión armamentista del gobierno estadunidense), y podemos añadir muchos otros factores que van desde la mentalidad de conquista del viejo oeste hasta el empuje del National Rifle Association, pero un elemento particularmente relevante es la epidemia de consumo de antidepresivos. Un estudio del Servicio Secreto estadunidense realizado en 2002 determinó que el setenta y ocho por ciento de los responsables de tiroteos en escuelas desde 1974 han tenido pensamientos suicidas antes de cometer sus crímenes, y si bien es común imaginar al depresivo como alguien que solamente se hace daño a sí mismo, la realidad es otra, y los casos de violencia vinculados con el consumo de antidepresivos son numerosos, aun cuando muchas veces no reportados. En Estados Unidos los médicos escriben más de 120 millones de recetas anuales de drogas antidepresivas. Son niveles epidémicos de consumo y estas drogas están en camino de ser aún más populares, ya que están en proceso de volverse genéricas y por tanto de abaratarse. Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina aumentan precisamente los niveles de serotonina, el neurotransmisor que se supone tiene un papel importante en la inhibición de la ira, la agresión, el humor y la sexualidad, entre otras cosas. Pero, al hacer esto, suprimen los niveles de dopamina, el neurotransmisor asociado con los compromisos sentimentales, el amor romántico, los impulsos sexuales y el orgasmo. Cuando un sector significativo de la población consume durante años estas poderosas drogas –concebidas originalmente para sacar a pacientes de crisis extremas– lo que se produce son sociedades de zombis, masas desensibilizadas que viven día a día combatiendo los “picos” emocionales y tratando de mantener exorcizado al espectro de la depresión.


Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina aumentan precisamente los niveles de serotonina, el neurotransmisor que se supone tiene un papel importante en la inhibición de la ira, la agresión...

 

Excelente lectura de comprensión: los niveles elevados de serotonina que promueven los antidepresivos (que actúan inhibiendo su recaptación) INHIBEN la agresivad...

 

PD Que un medicamento se abarate al hacerse genérico solo indirectamente podría "popularizarlo": su venta aún requerirá de receta médica.  Genérico no es lo mismo que over the counter.

Liborio: Ya que inicias el año con la misma necesidad, ¿me permites pasarle tus datos de tutor a Yehya? ¿Porqué no le corriges la plana y le regresas el examen todo tachado de rojo? A ver qué te contesta... Seguro le encantará.

Eso sí: eres selectivamente barco con la redacción de muchos, ¿será nomás por joder y no un perfeccionismo enfermizo?

Feliz año.

¿Qué sucede cuando una sustancia INHIBE al INHIBIDOR?
Es el caso del alcohol.

Un día vas a revolucionar a la comunidad psiquiátrica, estimado Liborio.

En los últimos 15 años ha surgido evidencia considerable que sugiere que los fármacos que modulan el comportamiento de la 5-HT (5-hidroxitriptamina/serotonin) atenúan el comportamiento agresivo. En particular, la evidencia experimental sugiere que la modulación del sistema serotonérgico mediante la administración de inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina como la paroxetina y la fluoxetina, que aumentan la disponibilidad postsináptica de 5-HT mediante el bloqueo de la recaptación de serotonina, puede atenuar la agresión.

 

Comai, S et al. Journal of Clinical Psychopharmacology; 32: 83–94, 2012

 

A mí se me ha acusado reiteradamente en este sitio de leer solamente La Jornada...

¡Estrellita dorada a tu frente, colega Liborio!

¿Ves? Algunas sustancias crean tal insipidez al aplanar las emociones...
¡Imagínate una droga que provoca semejante deterioro mental, que el consumidor no se puede enamorar! Bueno, vaya,
¡ni siquiera puede pensar con adjetivos!!! ¿Cómo será de puerca una cosa así?

Eso no viene en el tratado científico, ¿eh?

¡Imagínate una droga que provoca semejante deterioro mental, que el consumidor no se puede enamorar!

 

¡Sería un desastre para los floristas y los fabricantes de chocolates!  (¿Cómo no va a moverme a risa tal inocencia declarativa?)

¡Era broma, doctor!!!!

Ajá...

Ajá. Así: "Ajá." ajajaja. Oyes brother, a propósito de acusaciones horribles como esa de andar leyendo ciertos siniestros periódicos, también te han acusado de parecerte a cierto escritor de telenovelas educativas, sí, ese mismo que filmó a los primerititos, los auténticos 132 mostrando sus credenciales de estudiantes. Sí, mano, el que filmó al muerto del 1 de diciembre que no era muerto. Yo no te quiero acusar de leer o de ser esto o el otro, yo quisiera, mi estimado, prevenirte de parecerte a otros individuos como uno que me encontré el otro día en History Channel. En ese canal apareció hombre anunciando unos programillas históricos, bueno, de Historia, según parece que él conduce. El regordete hombre, cuya sonrisa empujaba ampliamente en forma como centrífuga sus redonditas mejillas haciendo desaparecer su alegre mirada, con las ruinas del Álamo y algunos turistas gringos (eso creyó él) a sus espaldas, decía algo así como que no iba a decir lo que piensa de ellos porque si lo dijera quién sabe cómo le iría (jijiji, se ríe quedito). El hombre ríe aunque su comentario no dé risa. No te vayas a andar pareciendo (en eso) a ese señor Paco Ignacio algo. Lo bueno, mi buen brother es que tú eres líbero muy líbero. Otra vez feliz año en tu liberia.

¡Hola Brother! Si sí entiendes, ¿ves? Hiciste a un lado el pretexto de no poder entender. Por cierto, ¿ya te tomates tu dosis de parosetina y fluoxetina?, tu trastorno obsesivo compulsivo (ese desordensillo de ansiedad que no te permite entender rapidín y te lleva compulsivamente a andar de regañón sin causa, las más de las veces) no ha mejorado mucho. Pero, mira, las nueces, almendras y avellanas también te pueden ayudar a mejorar tus niveles de serotonina para no tomar tanta droga sintética que luego de algunos años nos salen los laboratorios con que "usté perdone, pero lo que ha estado tomando le va a dañar más". Evita el alcohol, mi buen brother, por fa, y también los hidratos de carbono refinados, procura en su lugar cereales integrales; desde luego la soya es ideal.

Oyes brother, no les hagas caso a los acusadores, tú sigue leyendo tu periódico de la vida irracional. Total, unos ven sus telenovelas, otros leen TVyNovelas y a los que no les gusta lo antaerior, ese periódico que tanto ilustra sobre actividades siniestras. ¡Ay!, sí, brother, no les hagas caso.

Un abrazote brother, de año nuevo.

Rosa Martha, Carlos, Luis Enrique, Alex, Javier:

 

¡Feliz año a todos!.

Los leo con mucho interés; creo que todos aportan un pedacito de verdad, todos tienen la razón con todo y paradojas inevitables. Un fenómeno tan complejo tiene muchísimas relaciones entre diversas variables. No es un asunto lineal de causa-efecto.

 

Por problemas de tiempo, permítanme reenviarles una mínima y humilde fracción a considerar. Se trata del estudio de ciertas variables que ya anticipaba Lorenz hace muchísimos años. Pienso que el estudio sigue vigente, a pesar del vertigionoso desarrollo tecnológico de las últimas décadas (o meses o días).

 

El enfoque de Lorenz me gusta mucho, porque combina el rigor de su pensamiento científico (Nobel de Biología) con un humanismo absolutamente mesurado. Por favor, Alex, no quisiera entrar en dudosas polémicas de tipo biográfico. Me parece que en este caso carece de relevancia.

 

Aquí va, pues, una humilde aportación que tal vez les diga algo:

 

http://www.laeditorialvirtual.com.ar/pages/Lorenz/Lorenz_OchoPecadosMort...

 

Los saludo con mucho afecto.

Felicidades a todos y, Romántica, muchas gracias por la aportación. La voy a leer este mismo fin de semana porque ya quería yo hincarle el diente a esta carnita y, por otra parte, aquí hace un frío paralizante que invita a eso: a sentarse a leer con una hilera de botellas de whiskey refulgente y su tintineante cementerio en el piso, lejos de el sofá y la cobija. 

Gracias Romantica por su aportacion y gracias por sus buenos deseos,a Rosa Martha,Alex,Carlos y a Ud. Romantica,lo mejor para Uds. en este año,que se les concedan sus mas caros anhelos y sobre todo, que tengan mucha salud.Salud!

Los saludo con el gusto de siempre.

Muy bueno tu link. Tiene mucha tela de donde cortar. Ya lo leí pero debo releerlo con más calma. Gracias. Un saludo igualmente.

León,

Después de tragedias como la de Connecticut siempre se llega a este engañoso y estéril consenso: hay que hacer algo acerca de las armas. Este popular argumento es erróneo pero mitiga nuestra indignación y nos hace sentir bien.

El problema no son las armas, el problema es la gente.

Después de una tragedia como la de Connecticut lo peor que se puede hacer es seguir con conclusiones fútiles y miopes. Aseverar que la “enfermedad” de E.U. es la proliferación de armas ignorando deliberadamente la raíz del problema no solo evita que haya soluciones concretas sino perpetúa el estado psicológico colectivo ha predominado por varias décadas. Los crímenes en general, así como el de Connecticut, tienen más que ver con el predominio y propagación intencionada de la decadencia moral que con la disponibilidad de armas de alto calibre.

Para refutar la premisa del artículo, aquí hay algunos datos: un día después de la masacre en Connecticut, en China, un hombre hirió a 22 niños y a un adulto, usando un cuchillo [1]. Illinois al igual que Washington D.C tiene una de las leyes de armas más estrictas de E.U., sin embargo, los asesinatos con armas de fuego son de los más altos del país. No solo eso, según el FBI, en el 2011 la venta de armas de fuego aumentó y los crímenes violentos disminuyeron a nivel nacional [2]. También, en E.U. el número de dueños de armas entre los blancos es muy superior a la de los negros; sin embargo los asesinatos con armas de fuego son mucho más altos entre la comunidad negra.   En Alemania, a pesar de tener estrictas leyes de control sobre la venta y distribución de armas semiautomáticas, allí han ocurrido tres de los tiroteos escolares más trágicos de la historia. La evidencia  no solo echa abajo el argumento que se enfatiza en el artículo si no que expone la persistencia de hacer conjeturas sin fundamento.

La enfermedad de E.U nos son las armas si no un creciente divorcio de la cultura y la esencia fundamental del ser humano, esto se hace evidente en el deterioro del moral indiscriminado, algo que Mexico importa al mayoreo.  En E.U. no solo se abortan un millón de niños cada ano, sino que cada vez es más aceptable matar –afuera del vientre- bebes que sobreviven un aborto.  La buena muerte es también es cada vez más cool.

El hecho es que en las últimas décadas la percepción del valor de la vida, en la sociedad, se ha diluido drásticamente. Cada vez más, nuevas generaciones son expuestas a la violencia a través del arte y los medios, robándoles la sensibilidad a los jóvenes a temprana edad  [3]. No solo eso, padres de familia, cada vez más recurren a medios electrónicos para remplazarse a sí mismos dejando consolas de videojuegos y/o T.V. al cuidado de los niños [4]. Un estudio de la Universidad de Michigan concluyo que la violencia en la televisión es causa del 10% de la violencia juvenil [5]. Además, varios estudios han indicado que más del 60% de delincuentes jóvenes vienen de hogares de papas o mamas soltero (a)s [6]. No solo eso, jóvenes que viven en estas circunstancias son más propensos a tener relaciones sexuales prematuras, consumir drogas, alcohol y al suicidio [7].

Por el otro lado, está el argumento de la salud mental. Algunos de los que cometen crímenes de esta naturaleza no son aptos para vivir en una sociedad, aun con todos los medicamentos disponibles, son propensos a cometer actos violentos repentinos. Este tipo de personas, hasta hace un tiempo, los mantenían recluidos en sanatorios o algún otro centro especializado. Sin embargo, las leyes han cambiado, ahora  solo se puede determinar su incompetencia social hasta que la persona cometa un crimen.

En suma, cuando hay un problema grave a nivel tanto personal como social la tendencia natural es entrar en un estado de negación, como es evidente, uno trata buscar escusas racionales, todo, excepto ver la realidad. Esto no solo evita que haya una solución real a cualquier problema sino que uno termina en una realidad paralela. Los argumentos de los intelectuales,que predominan, para evitar iteraciones de estas tragedias por muy caricaturescos que sean cumplen su propósito: nos hacen sentir bien.    

Aseverar que la “enfermedad” de E.U. son las armas solo atestigua la realidad del persistente engaño colectivo voluntario, una verdadera tragedia sin duda.

 

Saludos,

Carlos Gamboa

 

[1] http://www.washingtonpost.com/world/asia_pacific/22-children-1-adult-injured-in-knife-attack-outside-central-china-primary-school/2012/12/14/feac17e6-45be-11e2-8c8f-fbebf7ccab4e_story.html

[2] http://m.washingtontimes.com/news/2012/jun/18/gun-ownership-up-crime-down/

[3]http://www.parentstv.org/PTC/publications/reports/violencestudy/exsummary.asp

[4] http://usatoday30.usatoday.com/tech/news/2006-05-24-kids-media_x.htm

[5] http://www.parentstv.org/PTC/facts/mediafacts.asp

[6] http://www.theatlantic.com/sexes/archive/2012/12/the-real-complex-connection-between-single-parent-families-and-crime/265860/

[7] http://www.photius.com/feminocracy/facts_on_fatherless_kids.html

 

 

 

Este argumento que pretende que el problema de la violencia en una sociedad se debe a " un creciente divorcio de la cultura y la esencia fundamental del ser humano, esto se hace evidente en el deterioro del moral indiscriminado..." es evidentemente falso.

También me parece pueril apuntar sólo a las armas y las leyes que las controlan o no pues en Canadá y otros países la portación es legal y no pasan estas cosas y, mientras tanto, en México las armas son ilegales y nuestras ciudades están plagadas de mocosos armados, ladrones y torturadores.

Aquí y allá lo que hace falta es revivir al estado a nivel local y comunitario. Lo que nos hace falta a todos es volcarnos a la calle e intentar mejorar nuestro entorno. Yo se que suena impráctico y es cliché, pero es de esos clichés que tienen la fortuna de apuntar a una realidad que a mi se me antoja irrevocable: cuando los individuos no encuentran una identidad común con aquellos en su entorno, cuando el hombre o la mujer encuentran frente a ellos un presente terrible y un futuro incierto, es natural que abrace su pulsión mortífera y la potencie.

A todo mundo nos puede parecer terrible este horror pero basta darse una vuelta a África, por ejemplo a la Romántica y Pía Uganda, para constatar que está en la naturaleza del hombre y el niño la posibilidad para esta y mucho peores acciones mortíferas.

En mi opinión lo que hacen falta son parques, vigilancia local, favorecer que la comunidad se integre y resuelva problemas simples y una más fuerte economía que crezca y tienda a mejorar la calidad de vida de más personas. El sistema económico actual destruye economías locales, relaciones de sinergia comunitaria y el largo etcétera que Gabriel Zaid ha machacado toda su vida.

Vale la pena volver a leerlo en este contexto porque en mi opinión cosas como las de Connecticut o Monterrey o Ciudad Juarez o nuestras decenas de miles de muertos de bala son en alguna medida consecuencia de ignorar sus señalamientos o, si no, las ideas de Zaid podrían ser utilizadas como arma contra toda esta barbarie en la que el estado moderno se ha metido solito de cabeza:

http://www.letraslibres.com/revista/convivio/el-progreso-en-bicicleta

Nótese que aquí no hablo de la "moral" del señor Gamboa que es fundamentalista y religiosa y que impondría al resto del mundo si pudiera, sino de relaciones económicas que se pueden fomentar con acciones concretas como micro créditos, como fondear bien a la usura en pequeño, como diseñar mejor las ciudades y carreteras para que no sólo puedan ser utilizadas por automovilistas y transportistas, sino que también favorezcan a las relaciones económicas tradicionales de la zona y larguísimo etcétera...

Este argumento que pretende que el problema de la violencia en una sociedad se debe a " un creciente divorcio de la cultura y la esencia fundamental del ser humano, esto se hace evidente en el deterioro del moral indiscriminado..." es evidentemente falso.

 

¿Y la evidencia?

También me parece pueril apuntar sólo a las armas y las leyes que las controlan o no pues en Canadá y otros países la portación es legal y no pasan estas cosas y, mientras tanto, en México las armas son ilegales y nuestras ciudades están plagadas de mocosos armados, ladrones y torturadores.

Tu ímpetu por estar en desacuerdo impide ver que este es precisamente uno de mis puntos.

Aquí y allá lo que hace falta es revivir al estado a nivel local y comunitario. Lo que nos hace falta a todos es volcarnos a la calle e intentar mejorar nuestro entorno. Yo se que suena impráctico y es cliché, pero es de esos clichés que tienen la fortuna de apuntar a una realidad que a mi se me antoja irrevocable: cuando los individuos no encuentran una identidad común con aquellos en su entorno, cuando el hombre o la mujer encuentran frente a ellos un presente terrible y un futuro incierto, es natural que abrace su pulsión mortífera y la potencie.

”Revivir al estado a nivel local y comunitario” ¿Cuál? ¿El que tenían como base moral la tradiciones Judeo-Cristianas?

“[C]uando los individuos no encuentran una identidad común con aquellos en su entorno” ¿Cuál es el origen de esta identidad común?

“[C]uando el hombre o la mujer encuentran frente a ellos un presente terrible y un futuro incierto, es natural que abrace su pulsión mortífera y la potencie.” La evidencia te contradice, otra vez, en Connecticut maestros que se enfrentaron un terrible presente y un futuro incierto decidieron dar sus vidas para proteger a las de los estudiantes. Lo mismo pasó en el tiroteo la universidad de West Virginia un profesor sobreviviente del Holocausto contuvo la puerta del su salón de clase recibiendo varios disparos consecuentemente muriendo por salvar las vidas de sus estudiantes. También en el tiroteo de Colorado varios hombres se tiraron encima de sus acompañantes femeninas para protegerlas de los disparos.

A todo mundo nos puede parecer terrible este horror pero basta darse una vuelta a África, por ejemplo a la Romántica y Pía Uganda, para constatar que está en la naturaleza del hombre y el niño la posibilidad para esta y mucho peores acciones mortíferas.

No hace falta ir tan lejos, en México han muerto aproximadamente 60,000 personas, muchas de ellas a manos de menores y no tenemos el perpetuo desastre de la guerra civil como es el caso de muchos países africanos.

En mi opinión lo que hacen falta son parques, vigilancia local, favorecer que la comunidad se integre y resuelva problemas simples y una más fuerte economía que crezca y tienda a mejorar la calidad de vida de más personas. El sistema económico actual destruye economías locales, relaciones de sinergia comunitaria y el largo etcétera que Gabriel Zaid ha machacado toda su vida.

“En mi opinión lo que hacen falta son parques, vigilancia local” Aquí es donde diferimos precisamente, la paz no es aquella que se impone con “vigilancia” sino que se debe fomentar el seno familiar, donde se forma el carácter de los individuos, los cuales habiendo sido formados sobriamente no se dedicaran al crimen no porque no tengan armas o dinero si no por que  tendrán la certeza que le crimen es intrínsecamente malo.   

Vale la pena volver a leerlo en este contexto porque en mi opinión cosas como las de Connecticut o Monterrey o Ciudad Juarez o nuestras decenas de miles de muertos de bala son en alguna medida consecuencia de ignorar sus señalamientos o, si no, las ideas de Zaid podrían ser utilizadas como arma contra toda esta barbarie en la que el estado moderno se ha metido solito de cabeza:

http://www.letraslibres.com/revista/convivio/el-progreso-en-bicicleta

Nótese que aquí no hablo de la "moral" del señor Gamboa que es fundamentalista y religiosa y que impondría al resto del mundo si pudiera, sino de relaciones económicas que se pueden fomentar con acciones concretas como micro créditos

 ¿La moral deriva de las relaciones económicas?

como fondear bien a la usura en pequeño, como diseñar mejor las ciudades y carreteras para que no sólo puedan ser utilizadas por automovilistas y transportistas, sino que también favorezcan a las relaciones económicas tradicionales de la zona y larguísimo etcétera...

“Nótese que aquí no hablo de la "moral" del señor Gamboa que es fundamentalista y religiosa y que impondría al resto del mundo si pudiera”

 ¿Así que el tener un punto de vista lógico y racional, pero diferente,  es tratar de "imponer" morales fundamentalistas?

Por el contrario, tu caes en el gastado argumento del fundamentalismo secular, el cual, si trata de imponer sus “morales” desacreditando a todo aquel que este en desacuerdo con ellos y no lo hacen con evidencia dura lógica o empírica. Tratan evitar cualquier debate calificando de “fundamentalistas”, “Creyentes” a quienes cuestionen su los argumentos típicamente  circulares e ilógicos. Tu comentario es un claro ejemplo, en lugar de ofrecer abundante estadística, lógica o racional para corroborar tus proposiciones, abundan el su lugar los “yo creo…” “yo pienso…”. En otras palabras tu corroboraciones son más adecuadas a las de un verdadero creyente!

Saludos desde el alumbrado bunker del fanatismo,

Carlos Gamboa

1) No se necesita "evidencia" para refutar un mal argumento. El suyo lo es porque apunta o sugiere que hubo algún momento de la historia de nuestra civilización en que el hombre no estaba alejado de lo que usted quiere llamar la "escencia fundamental" del ser humano, término que tampoco define (y es, me temo, indefinible).

Así pues, enséñeme la realidad de ese pasado utópico en que las cosas estaban "bien" y, de paso, dígame qué es la esencia fundamental del ser humano. La carga de la prueba todavía está de su lado.

2) Mi gusto por debatir no me impide ver nada. Estoy de acuerdo con usted en que la prohibición de las armas (o de las drogas, por cierto), no impacta la incidencia del delito a mano armada. Quizás eventos como el asesinato a mansalva de niños inocentes si puedan ser en algún modo paliados con un mayor control, pero no son ni de lejos la mayoría de los crímenes por arma, aún contra menores, que se cometen en EEUU.

3) Sobre mi crítica a su fundamentalismo y la réplica que me hizo el favor de poner aquí, creo que debo hacer los siguientes apuntes:

3.1) Está en la escencia del ser humano tanto ser bueno y altruísta como destructivo y egoísta. La evidencia está en México y en EEUU y en África y en toda la historia. 

3.2) Sobre su afirmación "Aquí es donde diferimos precisamente, la paz no es aquella que se impone con "vigilancia" sino que se debe fomentar el seno familiar, donde se forma el carácter de los individuos, los cuales habiendo sido formados sobriamente no se dedicaran al crimen no porque no tengan armas o dinero si no por que tendrán la certeza que le crimen es intrínsecamente malo." me parece autocontradictoria o simplemente errónea ante la evidencia. De nuevo, nunca ha existido un estado del hombre, la sociedad o la civilización en el que lo terrible no exista. Es más, entre más predica un país o agente coercitivo de la sociedad su pureza y autoridad divina, peor se vive bajo su yugo.

Lo más cercano a la distopia que parece usted proponer sería lo que Calvino predicó toda su vida y, vamos, al tipo le daba por quemar gente.

3.3) La moral deriva de las experiencias compartidas de las personas que conviven en una comunidad.

Algunas de esas experiencias son o pueden ser espirituales pero como esas no son verificables suelen ser un pobre sustrato para extraer códigos de las mismas. Esto lo podemos ver en toda la historia de occidente.

Por lo general, en el siglo XXI, la moral deriva de la ley y la ley es secular, ajena a la experiencia numinosa y se pretende que se fundamente en evidencia o cuando menos argumentos de inducción y deducción. Así que si, a veces la moral se deriva de las relaciones económicas pues éstas son experiencias compartidas de los seres humanos. Por ejemplo el enunciado:

"robar es malo porque se priva a la víctima, a veces con violencia, del producto de su trabajo" 

Está plenamente justificado en las relaciones económicas observables en nuestro entorno y es cuestión de echar un vistazo al mismo para concordar con ella. Por el contrario:

"Robar es malo porque ofende a Dios"

Requiere de asumir principios inverificables. Requiere no sólo de que usted vigile lo que la gente hace, sino que verifique e imponga lo que la gente cree. Más fundamentalista que eso, no se puede, mi estimado: Karma Police...

3.4) Yo no caigo en ninguna imposición. Simplemente observo que entre más estrés vive el ser humano, más difícil le es convivir en paz con sus semejantes. Que conforme el estado moderno (no el gobierno sino el estado, que nos incluye a todos) ha destruído las relaciones económicas locales en aras del progreso, ha dificultado la convivencia local y la posibilidad para la vida pacífica de no todas pero si muchas personas y creo que Zaid es quien mejor ha expresado, estudiado y en muchos casos comprobado con evidencias que así sucede en diversas instancias. Lo hace pensando fuera de la caja, lejos de fundamentalismos como el que usted aquí exhibe.

Me parece que observaciones como las de Zaid (que el progreso destruye economías en pequeño) arroja o puede arrojar cierta luz sobre nuestro tema.

Habla usted, apropiadamente en mi opinión, sobre el ejemplo mexicano y creo que la competencia económica del estado vs. los cárteles y la falta de oportunidades algo pueden decirnos de nuestra terrible situación de violencia.

Creo que desde esa perspectiva, algo podemos decir de las situaciones africanas (el cómo gente terrible se aprovecha de la pobreza). Y luego nos referimos aquí a eventos que sucedieron en Estados Unidos, que ya podría parecer contraintuitivo, pero yo creo que también la perspectiva de la crítica del progreso ayuda a explicar el fenómeno.

No le parece que tanto aquí, como en África como en EEUU sobran ejemplos de maldad asesina, tanto de niños como de adultos? A mi si. Lo único que intento es encontrar una causa común y, lo siento mucho, pero no creo que la falta de temor a Dios tenga nada que ver. 

“1) No se necesita "evidencia" para refutar un mal argumento. El suyo lo es porque apunta o sugiere que hubo algún momento de la historia de nuestra civilización en que el hombre no estaba alejado de lo que usted quiere llamar la "escencia fundamental" del ser humano, término que tampoco define (y es, me temo, indefinible).”

3.1) Está en la escencia del ser humano tanto ser bueno y altruísta como destructivo y egoísta. La evidencia está en México y en EEUU y en África y en toda la historia.

En tu primer párrafo dices los aseguras justamente lo contrario: “la esencia fundamental es indefinible”, luego procedes a definir lo que “está en la esencia del ser humano” ¿?.

“3.2) Sobre su afirmación "Aquí es donde diferimos precisamente, la paz no es aquella que se impone con "vigilancia" sino que se debe fomentar el seno familiar, donde se forma el carácter de los individuos, los cuales habiendo sido formados sobriamente no se dedicaran al crimen no porque no tengan armas o dinero si no por que tendrán la certeza que le crimen es intrínsecamente malo." me parece autocontradictoria o simplemente errónea ante la evidencia. De nuevo, nunca ha existido un estado del hombre, la sociedad o la civilización en el que lo terrible no exista.”

 ¿En dónde hago esa aserción? Claro que es absurdo asegurar tal cosa, lo que define y guia las culturas son sus ideales,  eso de ninguna manera es asegurar que el ideal de alguna cultura se ha llevado a cabo en su totalidad.

“Es más, entre más predica un país o agente coercitivo de la sociedad su pureza y autoridad divina, peor se vive bajo su yugo.”

 

“Lo más cercano a la distopia que parece usted proponer sería lo que Calvino predicó toda su vida y, vamos, al tipo le daba por quemar gente.””

¿?

3.3) La moral deriva de las experiencias compartidas de las personas que conviven en una comunidad.

¿Si una comunidad decide que el matar a inocentes y violar a mujeres es mora esto legitimiza la moralidad de esa comunidad y si esta moral es adaptada por todos los países estas se convierten en  morales universales legitimas?

 “Por lo general, en el siglo XXI, la moral deriva de la ley y la ley es secular, ajena a la experiencia numinosa y se pretende que se fundamente en evidencia o cuando menos argumentos de inducción y deducción. Así que si, a veces la moral se deriva de las relaciones económicas pues éstas son experiencias compartidas de los seres humanos. Por ejemplo el enunciado:”

 

"robar es malo porque se priva a la víctima, a veces con violencia, del producto de su trabajo"

Estas morales producto de inducción y deducción son las que aseguras se deben de imponer en los demás ¿no?

“Está plenamente justificado en las relaciones económicas observables en nuestro entorno y es cuestión de echar un vistazo al mismo para concordar con ella.”

 ¿Justificado por quién? La mayoría de vividores estarían en desacuerdo con tigo y todos aquellos que aseguran que es justificable quitarle a los ricos para darla a los pobres –muchas veces usando el poder del gobierno, confiscando la propiedad  de individuos “producto de su trabajo” para dársela a los pobres; si los que ganan más se niegan a pagar subsidiar a los pobres, estos  utilizan el poder de la policía para arrestarlos y  castigarlos con cárcel (se les acusa de evasión de impuestos).

"Robar es malo porque ofende a Dios"

“Requiere de asumir principios inverificables. Requiere no sólo de que usted vigile lo que la gente hace, sino que verifique e imponga lo que la gente cree. Más fundamentalista que eso, no se puede, mi estimado: Karma Police”

¿Dónde propongo vigilar a individuos o imponer lo que la gente cree? Por el otro lado, lee el el penúltimo párrafo de tu comentario donde propones “vigilantes locales” de la morales impuestas, esas que se derivan de la “inducción y deducción” y de las “relaciones económicas.”

 

3.4) “Yo no caigo en ninguna imposición.” ¿No? Arriba sugieres que haya “vigilantes locales” ¿Si no hay ninguna imposición que es lo que hay que vigilar?

“No le parece que tanto aquí, como en África como en EEUU sobran ejemplos de maldad asesina, tanto de niños como de adultos? A mi si. Lo único que intento es encontrar una causa común y, lo siento mucho, pero no creo que la falta de temor a Dios tenga nada que ver.”

¿Quién está hablando de temor de Dios?

Aunque no te das cuenta tratas de imponer una ideología argumentando  le existencia de morales contingentes al tiempo y la cultura “verificables,” la legitimidad de estas da pie para imponerlas en las diferentes sociedades. Conclusiones como "robar es malo porque se priva a la víctima.. del producto de su trabajo" al reconocerse como morales se traducen en las leyes de esta sociedades, por lo cual son morales que se imponen y aplican a todo los ciudadanos, estén o no estén de acuerdo. Esta serie de morales y leyes, buenas o malas (como la esclavitud), es claramente una imposición, ya que inherentemente rechazan leyes o morales que las contradigan independientemente de su origen secular o religioso. No solo, dichas morales, se imponen en el seno familiar, sino que se trasmiten/imponen de padres a hijos.

En fin, los comentarios corroboran mi argumento, por un lado para hacer una refutación sacas de contexto y remplazas deliberadamente mi argumento haciendo aserciones que no he hecho. También, como lo mencione antes, es típico del fundamentalismo secular, evitar refutaciones sobrias eyaculando cortinas de humo ingenuas, recurriendo a ataques ad hominem llamando al interlocutor, como en este caso: “Karma pólice” “fundamentalista” o asegurando que no se necesita “evidencia” para refutar un argumento –el caso Copérnico viene a la mente-.   Irónicamente, los que se apegan fanáticamente  a estas ideologías también se autoproclaman paladines de la tolerancia.

Para evitar confusiones, mi punto es que hay cosas intrínsecas en el ser humano, tales como la habilidad de reconocer lo que es bueno y malo algo que se perfecciona con una introspección rigurosa, pero que con el tiempo de define y se reconoce como morales universales. Esto es algo que ha tomado mucho tiempo en tomar forma universal –de ahí la disparidad de morales en muchos sociedades aun cuando en su gran mayoría van progresando en la misma dirección-. El más claro ejemplo es la declaración universal de los derechos humanos.  Además, tanto Aristóteles como Cicerón, entre otros,  ilustraron sistemáticamente la habilidad innata en los seres humanos reconocer lo que es bueno, reconociendo proclividad del mismo por el mal. Aristóteles propuso que la mejor manera de vida se obtiene educando a los jóvenes a ser prudentes, evitando ceder a las pasiones humanas haciendo especial énfasis desarrollar  hábitos que dirigieran a los hombres a vivir una vida virtuosa y buena.

Saludos,

Carlos Gamboa

 

Voy a abandonar toda la discusión hasta el último párrafo, que es el único en el que me parece que aporta claridad a su posición en este caso.

Con el mismo me encantaría simpatizar pues me parece un argumento muy bien intencionado, pero no es el caso.

Primero, debo decir que el Carlos Gamboa de hace dos posts, no dijo lo que podemos ver aquí, sino una cosa muy distinta: habló de esencias fundamentales, deterioro moral y divorcio de la cultura con lo que llamó la "esencia fundamental del ser humano" (de lo que se deduce que cree que hubo un "antes" en que la cultura vivía en feliz matrimonio con la esencia).

De su dicho, yo derivo y me parece que ya dejé claro el porqué, que tiene una posición fundamentalista de la moral. No vale la pena extenderse en ello, aún si no nos pudimos entender con toda cabalidad en el porqué creo que así puedo calificar su aseveración, pues usted la ha cambiado. Ahora presenta otra opinión, otra posición. 

 

El nuevo Sr. Gamboa habla de una evolución de los valores humanos hasta el punto de que "toman forma" universal. A mi no me convence  porque cosas que yo puedo enunciar universalmente terribles siguen sucediendo en el mundo y quienes la cometen (por ejemplo, la castración in-vivo de niñas en el Sudan), siguen afirmando que es lo que Dios quiere y a joderse: le puedo llamar a mis principios y valores universales, lo que pasa es que vamos, o Sudan no es parte del universo o ahí les importa un cacahuate si yo creo que mis principios son universales. 

Verá, estimado Carlos, los sudaneses castradorcistas creen, precísa y exactamente, lo que usted cree: que sus principios son universales.

Continuando el razonamiento, creo que si puedo considerar a mis valores superiores a quienes practican estas cosas pero antes habrá que responder a la pregunta

¿Qué hace superior o inferior en un valor moral?

Afirmo que un valor moral es superior a otro cuando es una mejor regla de convivencia: permite al individuo vivir mejor, al pueblo vivir mejor, a la ciudad vivir mejor o a un país vivir mejor. ¿Cómo "mejor"? Vale la pena acotarlo: mejor que "antes". ¿Antes de qué? Antes de proponer que principios o valores éticos en esos ámbitos (individuo, pueblo, ciudad, país), sean adoptados por la persona, pueblo, ciudad o país.

Hay tensiones entre todos estos ámbitos y por ello es que la moral es un asunto complejo y por ello es que las sociedades evolucionan y resuelven, o no, de distintas formas estas tensiones y precísamente por ello es que no creo que exista una moral universal... ni creo que necesariamente deba existir una, cuando menos no una inamovible.

La moral es lo que se puede pactar, aún a través de mecanismos familiares, pero también estatales, no lo que "debe ser" "por principio" y menos lo que el señor Gamboa exlusivamente quiere que sea porque le parece lo correcto. No existe como entidad ajena al hombre y su evolución y su tiempo y geografía. No hay una esencia de la misma, no es inamovible y no es una persona que demande respeto. Son las reglas, nada más... pero nada menos.

Volviendo al asunto de la castración de las niñas sudanesas, considero que mi valor moral contra tal práctica es superior al sudanés que la justifica porque provengo de una cultura que ha pasado por muchas experiencias esclavizantes y muchas otras liberadoras y tengo bien grabado en mi cultura, puedo verificarlo en su historia, puedo conversarlo y validarlo con mis semejantes, que es mejor no dañar el potencial sexual, emocional, físico o intelectual de ningún infante (no sólo de las mujeres, sino de nadie, y no sólo físicamente, sino en ninguna forma abusiva ni dañina), pues en la adultez las victimas de este tipo de actitudes sociales suelen ser, en mi opinión (bien o mal informada), adultos menos sanos, más proclives a sentirse mal, vivir menos, ser menos felices. En el caso extremo de la castración femenina, también está la cuestión básica de salud: la operación es muy sucia y bien puede matar a la niña en el corto plazo, independientemente del daño psicológico, esa marca esclavizante e indeleble, ese placer negado para siempre, en el caso de que sobreviva. Mi valor es superior porque es "mejor" no castrar a ningún infante que si castrarle y creo que puedo probarlo.

Pero no creo que mi juicio sea universalizable como principio. Simplemente observo que lo más probable es que las y los sudanese vivirían mejor que antes si mañana mismo adoptaran la revolucionaria idea de que castrar a sus hijas las pone en peligro y limita su presente y su futuro. Tampoco, luego de pensar en todo esto, me parece que exista esta "capacidad innata" del ser humano para distinguir el bien del mal (hay mujeres adultas sudanesas,no pocas, que defienden la práctica) porque observo a mi alrededor, veo a México, Sudan o Conecticut y si algo me queda claro es que muchísima gente no tiene ni puta idea ni le interesa saber o distinguir lo bueno de lo malo.

Usted imagina la universalidad de esta capacidad en el ser humano. Yo creo que la evidencia contradice la posibilidad de que el ser humano sea universalmente capaz de distinguir lo bueno de lo malo por si mismo.

Requiere de la sociedad, la sociedad requiere ejercitarse contra el individuo, darle forma y educarlo, la sociedad  toma diversas formas en el tiempo y geografía, a veces realiza este ejercicio de acotación del individuo de mejor o peor manera. En Sudan, la sociedad castra a las niñas porque así se ejercita contra esos individuos. En México tenemos, al menos en teoría, educación laica, gratuita y obligatoria. En Irlanda, es prácticamente exclusivo el sistema de educación católico y aún así pagado por el estado...etc. Cada sociedad ve la forma en la que se impone o busca imponer sus valores al individuo. Usted propone, por ejemplo, que imponer los valores en el seno familiar  es la forma más apropiada, aunque en ningún momento nos dice porqué ese sería el mejor mecanismo.

Qué de universal tiene ninguna moral entonces? Nada en absoluto. Nada.

Lo que si creo, es que hay instintos que son casi universales (por ejemplo, lastimar a un niño es repulsivo para casi cualquier ser humano), por preservación de la especie y por cualquier cantidad de razones que intuyo evolutivas, pero no son principios, ni son universales.

Son institintos y funcionan a ese nivel, como reflejos. En el mismo Sudan, en México, en Conecticut, mucha gente puede reprimir o ignorar a este instinto natural de preservación de la especie y por eso observamos lo que observamos: un adolescente entra a un kinder y asesina a muchos niños. Una tía corta el clítoris de su sobrina con una lata oxidada. Un hombre recluta a un niño, le emborracha y droga, pone una ak47 en las manos y le envía a matar, robar y violar a sus vecinos, con el amistoso recordatorio de que su negativa a hacerlo le costará la vida a el y a su familia.

Algunos de estos instintos o incluso concimiento humano (el clásico del incesto, por ejemplo) llegan a convertirse en principios cuando los convertimos en leyes (el tabu incluído), pero no tiene que ver con ninguna "esencia fundamental" que así sucedan las cosas. Simplemente, somos changos con cerebros grandes, aprendimos a escribir, cultivar granos y guardar ganado y  aquí estamos. No hay detrás de nuestras reglas ninguna esencia, ningún "principio universal" sino sólo y exclusivamente lo que podemos pactar, imponer, defender, debatir, compartir, discutir.

El estado es resultado de la resolución histórica de todas estas tensiones. No es gran cosa, pero es lo que hay. Por supuesto entonces que las leyes se imponen. Si no se tuvieran que imponer y pudiera existir una civilización en que las leyes se obedecieran sin coerción, en ella si que los principios serían universales y tendríamos ahí la evidencia exacta para probar la existencia de la  "esencia humana" que usted necesita observar cuanto antes.

El sólo hecho de que requerimos imponer las leyes es una de esas secciones de la realidad que me invitan a afirmar que no, que el hombre no es esencialmente moral, ni esencialmente bueno, ni esencialmente otra cosa que un mamífero que poco a poco ha construído sociedades complejas y esas son como están, como las vemos. Y algo tendremos que hacer para definir que es "mejor" para ellas y para nosotros. Una de las cosas que hemos hecho, es el estado moderno, otra es el internet o el drenaje profundo o el WC o la navidad o la pascua o el cumpleaños.

 

 

Alex,

Podemos seguir debatiendo este asunto ad nauseum , está claro que no vamos a llegar a ninguna conjetura común, sin embargo, vale la pena hacer algunas aclaraciones. 

Mis postura es clara: todos los seres humanos tienen a ser buenos, tienen en sí mismos leyes morales impregnadas en su ser, estas se han manifestado en las leyes que han emergido en sociedades durante toda la historia en las sociedades, las cuales tienen un típicamente como común denominador: condenar el asesinato de inocentes y el robo  por ejemplo. Estas leyes no solo se han aceptado si no promovido. Sin embargo, cabe aclarar que religiones y la coerción de ciertos gobernantes han oprimido las mismas en muchos casos, obligando a muchas sociedades a ir en la dirección opuesta. A pesar de esto la  inherente legitimidad de estas leyes se ha surcado enfáticamente a través de la historia accediendo la reprobación categórica de la esclavitud y el racismo. Estas morales “toman forma” precisa no en que evolucionen en mismas, ni que cambien, sino todo lo contrario que se reconozca universalmente como tales dándonos la certeza de que el robo, asesinato de inocentes, el abuso de mujeres, el racismo, el genocidio son inherentemente malos y que deben de ser siempre repudiados independientemente quienes lo practican de su naturaleza religiosa o cultural.

Aun los que niegan estas leyes universales, como en tu caso, las ratifican cuando aseguran de que hay morales superiores a otras y atravez de inducción y deducción llegan a la mismas conclusiónes que han existido por miles de años, tales  como el ejemplo que tu diste: ”robar es malo” . Solamente cuando los hombres ejercen su inherente  inclinación por hacer y reconocer el bien pueden reconocer la  superioridad de una ley sobre otra, esto presupone la inherente habilidad del hombre de reconocer los que es bueno (algo que se puede corromper  y como consecuencia, casos como la mutilación de niñas en Sudan erróneamente los que lo hacen lo vean como algo “bueno” ) esto se hace evidente en el razonamiento que te lleva a deducir y a asegurar que hay morales superiores a otras, este razonamiento no es exclusivo de ateos ni religiosos es exclusivo de todos seres humanos.  El progreso del tiempo ha permitido que se vea con más claridad y precisión la universalidad  y legitimidad de estas morales véase como ejemplo la Declaración de los Derechos Humanos de la ONU o hágase un estudio comparativo de las morales homogéneas atravez de la historia y sociedades.

Con esto dicho déjame hacer un par importantes distinciones entre tu postura y la mía. Reconocer la existencia de leyes morales universales absolutas  me da la certeza de condenar categóricamente el genocidio, el robo, el abuso y la tortura entre otros, estos son  intrínsecamente malos. Además, puedo asegurar que el progreso de la humanidad como tal está ligado al reconocimiento universal de estas morales. Esto no solo permite medir el progreso humano, si no también evita que religiones o tiranías traten de justificar la violación de estas leyes evitando el potencial de, entre otras cosas, futuros genocidios. La afirmación, claridad y precisión de estas leyes morales también evitaría vergonzosas actitudes como las de Eichmann de las cuales hemos visto claras iteraciones en genocidios posteriores al Holocausto.  

En contraste con mis aserciones tu aseguras: “no creo que exista una moral universal... ni creo que necesariamente deba existir una, cuando menos no una inamovible” esta postura es bastante problemática ya que por un lado es circular, dentro de este contexto no podemos tener la certeza de la legitimidad de ninguna moral y como tal no puede haber ningún progreso  certero humano en esta ámbito por lo tanto impide asegurar que el Holocausto y el genocidio es algo moralmente malo en cualquier momento de las historia. Por el otro al no existir una moral “inmovible” no solo deja espacio para justificar crímenes graves, lo peor de toda la reincidencia de genocidios.

Un actual ejemplo que ilustra la grave diferencia entre nuestros argumentos.  Peter Singer, uno de los filósofos más influénciales del mundo, profesor de la universidad de Princeton y Melbourne, en su lucha por revolucionar las éticas morales actuales propone que el infanticidio, en muchos casos es moral y éticamente justificable. El argumento es sencillo: niños que nacen con alguna condición física deben de ser ejecutados, sus padres, entonces, tendrían otro hijo (sano) con mejores prospectos de vida así como mejor calidad de vida (la implementacion de esta etica nos transladaria, moralmente, al pasado espacificamente al la Segunda Guerra Mundial). La pérdida de vida del primer hijo es justificada por la felicidad del segundo. Tu postura (“no hay moral absoluta”) consideraría la postura de Singer como algo plausible, la mía, por el otro lado, no solo la rechaza rotundamente. 

P.D. En cuanto a las esencia humana, los ejemplos de Colorado (varios hombres protegieron con sus cuerpos a sus acompañantes femeninas), West Virginia (un profesor, sobreviviente del Holocausto, detuvo al tirador al pararse de detrás de la puerta del salón, recibiendo disparos y muriendo, permitiendo que sus alumnos escaparan por las ventanas) y Connecticut (una de varia maestras murió al proteger de las balas, con su cuerpo, a varios de los estudiantes) son una clara ilustración de las misma.

 

Saludos,

Carlos Gamboa 

Su postura es clara, Carlos, no lo niego pero sucede que considero que está equivocada en múltiples puntos.

El más importante es que yo no creo que esto se pueda discutir ad nauseam. Por el contrario, nada hay más divertido e invigorizante que discutir y pensar sobre la naturaleza de la moral y la ética.

A mi, Carlos, no me parece particularmente importante que exista o no su "esencia humana", su "bondad intrínseca" ni la mágica "impregnación" de principios morales en el hombre porque vamos, si existe existe y si no, pues no. Sólo apunto a que la observación de la realidad contradice su proposición.

Eso es relativamente fácil de probar, por ello es que mejor voy a probar otra cosa más interesante:

Supongamos que existe una esencia del hombre que le hace bueno intrínsecamente bueno. Supongamos que son sólo los hombres "malos" (ya me explicará usted cómo es que hay unos más buenos y menos malos que otros) los que impidieron a esta bondad inherente por milenios manifestarse y que por algún proceso (que tampoco tiene usted a bien explicar), ésta bondad "inherente" culminó, según su propio ejemplo, en la declaración universal de los derechos humanos.

Es decir, según usted la Declaración Universal de los Derechos Humanos (o DUDH, dude...:) ) es una manifestación de la bondad esencial del ser humano. Es un resultado de la victoria del bien inherente e impregnado en todos los hombres por sobre la mala ignorancia que a veces se observa en los mismos.

Así de huevos, sin probar siquiera que la bondad o predominancia de la bondad esencial al ser humano existe, pero bueno, acepto su cosmogonía "for the sake of the argument"....

Bueno, pues como dijo Laplace a Napoleón "no necesito de esta hipótesis"... para explicar la existencia de tan bella y en ciertas ocasiones y lugares, tan inútil institución como la  DUDH. No se requiere ninguna impregnación ni ninguna "esencia" para explicar su existencia.

El asunto es más sencillo y con leer un poco de historia de la filosofía y de historia a secas, podemos concluír que a partir de la invención y evolución de la imprenta y la reducción del costo de la adquisición y distribución de información y conocimiento que le acompañó, la gente empezó a pensar mejor, aprendió a leer porque costaba menos que antes aprender a leer y, en consecuencia, se comunicó con mayor velocidad y fruición que antes de que se contara con esa tecnología.

A este fenómeno y movimiento le llamamos "La Ilustración" y de ella emanaron los principios que se leen en la DUDH. Primero en tres constituciones: la Inglesa, la Estadounidense y la Francesa. Luego de volarse los huevos mutuamente (los tres países entre ellos), internamente (franceses vs. franceses, americanos vs. americanos e ingleses vs. ingleses), luego de intentar imponer esos mismos principios, de retornos al absolutismo y mucha, mucha, mucha guerra, los escribieron en la DUDH, convenciendo a más países de la pertinencia de dichos principios.

Punto. Así de sencillo: tenemos mejores leyes, la DUDH incluída, hoy porque las encontramos a través de una serie de eventos históricos que transformaron la forma de pensar de los habitantes de este tiempo y lugar: el occidente en la ilustración, los déspotas ilustrados, el imperio del XIX y luego el horror del siglo XX.

Qué esencia ni qué mis polainas: wikipedia forever. http://es.wikipedia.org/wiki/Ilustraci%C3%B3n

Alex,

La racional y lógica de tus argumentos se pueden resumir con la siguiente analogía: Alguien insiste que las letras no existen y procede a explicar su teoría por escrito.

Es interesante que mencionas La Ilustración, en la cual, con el uso de la razón se concluyó, con certitud, que los hombres deben son y deben ser libres. Da ahí que los escritos de John Locke (te recomiendo leer su Segundo Tratado Sobre el Gobierno Civil, con especial énfasis en los capítulos 2,5 ,6,7, 13 y 14) por ejemplo, estructuraron la declaración de la independencia de los y constitución de los EU, la cual inspiro la Constitución de Cádiz, la cual inspiro la Constitución de México y de la mayoría de países latinoamericanos. Lo que todas estas tienen en común es que el hombre es inherentemente libre y tiene derecho a formar gobiernos para proteger esa libertad. Otro ejemplo, es ensayo Sentido Común de Thomas Paine. La Ilustracion es un claro ejemplo de que el hombre, no solo tiene la habilidad de reconocer el bien y le da la certeza de defenderlo.

El caso de la DUDH hace evidente mi punto en dos aspectos. Uno el consenso de los países libres promulgando que derechos universales (buenos) inherentes y que se deben de proteger en todos seres humanos. Segundo, los pocos países que rechazan la DUDH son aquellos en los que predominan los gobiernos teocráticos y/o tiránicos en los cuales el pensamiento de la gente carece de libertad.

 Tenemos tu propio ejemplo, tu argumentas la inexistencia de morales absolutas “que no hay certeza de nada” sin embargo la convicción que muestras al mostrar tu aberración con respecto a las barbaries de Connecticut y Sudan. Estas, también, contradicen tu premisa, de acuerdo a tu mismo escepticismo no puedes tener la certeza que los las morales “superiores” que propones son realmente mejores. En otras palabras uno no puede lógicamente afirmar que algo es mejor que otro sin tener un punto de referencia, algo que los preceda. ¿Qué es lo que te lleva a concluir que el matar o infligir sufrimiento en otra persona es malo y no bueno, sobre todo, si matar, para algunos pude generar mucho placer?  Obviamente no puede ser es la razón ni la experiencia solamente; estas nos ayudan a reconocer y a distinguir las cualidades de las cosas, sin embargo en sí mismas no nos dictan que algo es bueno o malo. La respuesta está en el hardware de los seres humanos, independiente mente de si su precedencia viene de una deidad o no, los cuales cuando pueden distinguir y afirmar lo que es intrínsecamente malo y la evidencia es rotunda, a pesar de que todos tenemos inclinaciones de hacer cosas malas todas las culturas han desarrollado sistemas morales donde las morales básicas son similares porque han concluido que son buenas. Desde el Código de Hammurabi hasta La DUDH.

Más aun, algo que confirma esta inherente bondad en los seres humanos y su habilidad para reconocerla son las conjeturas que han hecho históricamente los escépticos los cuales ejerciendo el uso de la razón, con total libertad, llegan a las mismas conclusiones morales básicas (excluyendo opresión religiosa y tiranías, como ya he dicho). Todo esto nos lleva lógicamente a determinar con claridad que lo que hace distinguir e inclinar, a los ser humanos por, el bien o el mal antecede la razón y la experiencia esto es algo defacto en los mismos.

Para terminar, en cuanto a tus acusaciones de “fundamentalista,” desafortunadamente, no me aplican [1]; la premisa de mi argumento es coherente con mis convicciones claramente ilustradas aquí  son bastante simples: las ideologías estériles son las que se imponen, es más efectivo persuadir usando lógica, razón y coherencia que imponer alguna creencia. De ahí que mi razonamiento es más lógico y claro. Para aceptar la ilógica y peligrosidad de tu argumento  debo de incurrir en deshonestidad intelectual (sobre todo cuando, para ti, la finalidad de debatir es “divertirte”)  y eso...eso no sería algo bueno.

Hasta la próxima,

Carlos Gamboa

 

[1] http://lema.rae.es/drae/?val=fanatismo

Estimado Carlos, con la posición que expresa sobre el tema en este escrito sí que puedo coincidir plenamente. Ya excento su argumento de escencias y espíritus, queda la observación y la aproximación honesta a la verdad y, en este último caso, es clarísimo que su posición es una buena tesis que requeriría de otro órden de ideas y discusión para regodearnos en el análisis de la misma.

Por eso me gustó lo de Lorenz que nos pasó Romántica y ahí, en alguno de mis posts, hablé de instintos universales. No son principios, no son inamovibles, pero si son instintos y, como tales, como bien apunta usted, preceden a la razón.

Falta todavía mucha ciencia al respecto, pero me he topado con textos como Joy, Sorrow and The Feeling brain de Antonio Damasio o Sex At Dawn, de Casilda Jhetta y su mariachi, en los que discuten sobre distintos descubrimientos en las más diversas áreas de la ciencia (desde la antropología hasta la neurología) que apuntan a que algunos comportamientos morales parecen tener un orígen biológico y un mecanismo fisiológico genéticamente determinado.

Lorenz menciona la solidaridad que especies animales distintas al hombre muestran a sus congéneres y puede hacerse el argumento en favor de que la solidaridad, la buena vibra, es un comportamiento ventajoso evolutivamente hablando para simios de pulgar oponible. En Sex At Dawn proponen (entre muchas otras cosas) que la similitud genética entre chimpancés, humanos y bonobos y la observación del comportamiento ético entre nuestros dos primos genéticamente más cercanos y nosotros (violentos y jerárquicos los chimpancés, hippies y cogelones los bonobos), quizás apunta a influencias genéticas, evolutivas, de nuestro comportamiento social que es, cómo no, el sustrato de la ética.

Pero luego tenemos también a Umberto Eco, a quien en una entrevista le piden que hable del odio en oposición al amor. Responde que el, como novelista, observa que el amor es una experiencia desgarradora para el individuo como ser social, un proceso que en la experiencia personal de los amantes puede levantar paredes entre los integrantes de la pareja y la sociedad, un proceso doloroso, complejo, que trastorna la realidad y es en ocasiones difícil de disfrutar, aún si es inevitable.

El odio, por el contrario, es profundamente generoso y social: ningún sentimiento une más fácilmente a una comunidad, como el odio. Nada como el odio para obtener armonía social, estimado Gamboa.

Es una buena observación ¿no le parece?

En fin, así, como aquí está escrita su posición, me parece no fundamentalista sino, por el contrario, acompañada de observaciones reales y verificables que la hacen simplemente una tesis.

Sobre el resto de sus argumentos en contra de mi posición, me parece que al calor de la discusión omite usted reconocer que yo sólo hago observaciones e intento darles sustento. Que encuentro que usted pretende narrar una historia de la moral, con la DUDH como destino, para justificar un principio en el que usted cree a priori e intenté señalarlo y lo logré... o no.

Pero eso ahora mismo ya es irrelevante: agua bajo el puente y a otra cosa, mariposa.

Un placer, como siempre, conversar de estos temas con usted.

 

PD: no es "convicción" lo que hay detrás de mi calificación de los horrores que suceden en el mundo. Es evolución, cultura, una historia detrás de mi lenguaje y mi capacidad de discernir que es la suma de acontecimientos inciertos y azarosos que culminaron en este ridículamente ínfimo pedazo de las cosas que es mi experiencia. Yo, cada molécula de mi ser, situado en áfrica y bajo asedio de Konny, probablemente piense y haga cosas muy distintas a las que pienso y hago. Ortega y Gasset: "El hombre es el hombre y su circunstancia". Me remito a la descripción de wikipedia: "Con la frase «Yo soy yo y mi circunstancia y si no la salvo a ella no me salvo yo», aparecida en Meditaciones del Quijote, Ortega insiste en lo que está en torno al hombre, todo lo que le rodea, no sólo lo inmediato, sino lo remoto; no sólo lo físico, sino lo histórico, lo espiritual. El hombre, según Ortega, es el problema de la vida, y entiende por vida algo concreto, incomparable, único: «la vida es lo individual»; es decir, yo en el mundo; y ese mundo no es propiamente una cosa o una suma de ellas, sino un escenario, porque la vida es tragedia o drama, algo que el hombre hace y le pasa con las cosas. Vivir es tratar con el mundo, dirigirse a él, actuar en él, ocuparse de él. En otros términos, la realidad circundante «forma la otra mitad de mi persona». Y la reimpresión de lo circundante es el destino radical y concreto de la persona humana."

De esencias, nada. De principios, menos.

Procesos, pleitos, discusiones, altercados, pactos, fiestas: el teatro de la vida. Eso es lo que hay, nada más. 

En mi comentario anterior me refiero a Jorge,debi de haber dicho Carlos (Gamboa).Perdon

Jorge:Claro que el problema es la gente, pero tambien las armas,y no creo  que no las deban de vender, sino  que las vendan para defensa,para caceria o para practicar el tiro al blanco,pero en que cabeza cabe que puedan vender armas automaticas que pueden disparar cientos de balas en un minuto con un minimo de requisitos a amas de casa y gente comun,A eso, creo yo se refiere, la gente que en los Estados Unidos, se opone a la venta indiscriminada de armas,no es lo mismo controlar a un psicopata con un arma que dispara un tiro a la vez,que controlarlo, cuando este ya disparo cientos o miles de tiros en unos minutos.

Estimados Javier Garza y Carlos Gamboa, qué gusto leerlos. El tema del artículo es muy duro, complejo e irremediablemente nos lleva a preguntamos dónde está el problema... en la gente? en las armas? Ustedes ya han comentado ampliamente sobre esto, al igual que Alex y Luis Enrique, entre otros. Me enviaron hace muy poco un correo que me gustaría compartirles. Feliz Año. 

El distraído tropezó con ella,
el violento la usó como proyectil,
el emprendedor construyó con ella y
el campesino cansado la utilizó como asiento.

Para los niños fue su juguete,
David mató a Goliat,
Migue Angel sacó la más bella escultura.

En todos los casos la diferencia no estuvo en la piedra
sino en lo que el hombre hizo con ella.

Javier,

México es un claro ejemplo, no se permite la venta“indiscriminada de armas” automáticas sin embargo, miles de personas mueren a manos de este tipo de armas cada ano. Los criminales y psicópatas no se apegan a las leyes,  así que el restringir la venta de armas si a alguien ayuda es a los criminales ya que por su misma naturaleza no van a obedecer las mismas. Ni restringir ni proliferar el acceso legal a las armas no soluciona el problema, este argumento es una cortina de humo que evita una indagación crítica y objetiva del origen de la criminalidad.

Nos seguimos conformando con tratar de curar los síntomas ignorando categóricamente el cáncer que los causa.  

Saludos,

Carlos Gamboa

Más temprano que tarde, el buen Sr. Carlos nos informará  que algún buen journal de Christian Science ha descubierto el nefando vínculo entre el lesbianismo y el suicidio colectivo, la homosexualidad masculina y el vampirismo,  el divorcio y el nazismo, el derecho al voto de la mujer y, lo que ya nos acerca más al punto de este artículo, el asesinato a mansalva de adolescentes en escuelas primarias.

¿Cuanto van?

Mejor acabar de rai con el problema y prohibir la fabricación de armas de asalto. dificilmente los crminales podrán fabricarlas por si mismos.

Luis Enrique,

Acabar con las armas de asalto equivale a eliminar el problema de la criminalidad, ¿de verdad?

 ¿Si se eliminan las armas de asalto de la noche a la mañana los criminales también se van a dejar de ser criminales, de la noche a la mañana van a cambiar de vida?

¿Buscaran trabajos honrados aunque ganen poco?

 ¿Y que de las armas que se confisquen, siendo ellas “la raíz del problema”, las mandamos al paredón para intimidar a las que andan realengas?

Si esto es cierto no solo hay que re-enfocar la lucha contra la criminalidad, esta se debe enfocar estrictamente no solo en destruir las armas, sino que en vez de castigar a los criminales hay que castigar a los productores de armas asalto ya que estas “son la raíz del problema" como tu ingenuamente apuntas. 

Saludos,

Carlos Gamboa

Pero que terquedad Carlos,claro que la criminalidad ni las armas que ya existen se van a acabar,lo que se esta diciendo es que no hubiera pasado nada o hubiera pasado bien poco, si en esta balacera no hubieran existido armas automaticas,lo que opinamos,varios en este blog,es que si una desequilibrada mental, ama de casa por cierto,no hubiera tenido acceso a tener armas que disparan cientos de balas en minutos,no hubiera habido una tragedia de estas proporciones,punto.

En otras palabras,que todas las familias  en los Estados Unidos tenga armas para defenderse,para la practica del deporte, para la caceria,etc. pero que no sean automaticas.Se venden hasta bazookas,Por Dios! No puede haber tanta ceguera,de parte de gente aferrada a los postulados de la extrema derecha.No vendiendo armas automaticas,no va a acabar con el problema,pero no se les facilita a tanto loco suelto,el conseguir hacerse de un arma automatica.

 

Para refutar la premisa del artículo, aquí hay algunos datos: un día después de la masacre en Connecticut, en China, un hombre hirió a 22 niños y a un adulto, usando un cuchillo [1].

 

Como es del gusto del señor Gamboa, con referencias, aunque estas en algunas ocasiones sean un tanto cuanto irrelevantes por su origen tendencioso (el Washington Times, digamos):

 

http://www.youtube.com/watch?v=4DzcOCyHDqc

 

 

Liborio,

Le agradezco que siempre me invite corroborar extensamente mis aseveraciones, lo cual hago con gusto ya que siempre robustece mis argumentos.

Aqui esta esto para atenuar su escepticismo:

[1] http://www.fbi.gov/news/stories/2012/june/crimes_061112/crimes_061112

[2] http://www.elnuevoherald.com/2012/12/14/1364134/hombre-hiere-a-22-ninos-con-arma.html

[3] http://www.washingtonpost.com/blogs/the-fix/wp/2012/12/19/a-gun-ownership-renaissance/

[4] http://www.gallup.com/poll/150353/self-reported-gun-ownership-highest-1993.aspx

[5] http://www.forbes.com/sites/larrybell/2012/02/21/disarming-the-myths-promoted-by-the-gun-control-lobby/2/

 

Saludos,

Carlos Gamboa

Para darnos una idea de la magnitud del negocio de las armas en eeuu. su enfermedad no sólo los afecta hacia dentro.

http://www.elfinanciero.com.mx/index.php?option=com_k2&view=item&id=3686...

Las ventas de armas de Estados Unidos se triplicaron en el 2011 a un máximo histórico, impulsadas por exportaciones por 33,400 millones de dólares a Arabia Saudita, pero es probable que el mercado internacional de armas no continúe creciendo, según un nuevo informe del Congreso.

 

Estados Unidos vendió en el extranjero 66,300 millones de dólares en armas en el 2011, lo que representa casi un 78% de las ventas globales, que crecieron a 85,300 millones de dólares el año pasado, el nivel más alto visto desde el 2004.

 

El récord previo para Estados Unidos era del 2008, cuando las ventas de armas alcanzaron los 38,200 millones de dólares, medidos en dólares a precio del 2011.

http://www.elmundo.es/elmundo/2012/03/19/internacional/1332127233.html

 

Luis Enrique y Carlos:

Interesantes e inquietantes, como siempre, sus aportaciones que a todos nos enriquecen. Se agradece la claridad de sus exposiciones y la información con la que las acompañan.

Saludos cordiales.

Gracias,

Aquí, como tú, en las solitarias trincheras  combatiendo el anti-intelectualismo, tratando de desencadenar [1] la ideología monolítica que cunde – y donde es natural que la trinchera se conviertan en paredón-; con la esperanza de que los escritores y leyentes se animen y salgan al “solecito [1].

Feliz Navidad

Carlos Gamboa

[1] http://rubenbernal.wikispaces.com/file/view/Platon_Texto_Alegoria_Caverna.pdf

El pueril pero nunca inocente antiintelectualismo norteamericano ha adquirido calidad de exportación sin gran dramatismo. El Eclesiastés puede cantarse a ritmo hip-hop o utilizarse como jingles para un anuncio de desodorantes; nadie lamenta las pérdidas.

A cambio, nos han legado sus hamburguesas:

 

(...) Los chop-suey, los espaguetis, se comen, se metabolizan y acaban. No dejan residuo cultural ni transportan a ningún paradigma de modernidad. La hamburguesa es algo más. Aparte de comportarse como alimento se comporta como documento. 

 

(...) La extensión del concepto americano de la vida conlleva la perturbación de más de media humanidad y el empobrecimiento cultural de casi cualquier mundo (...). No sienten que avasallan a nadie extendiendo sus dogmas mercantiles, sus malls, su religión laboral o sus hamburguesas, puesto que la velocidad de la transacción exige un suelo aplanado y continuo. Si las ciudades desaparecen, si la cultura diferencial se allana, si el sentido de la vida se adelgaza, es efecto de la velocidad del mismo desarrollo mercantil. Y el mercado es inocente (...).

 

(...) La idílica revolución norteamericana se encuentra a éstas alturas tan humanamente fracasada como la de la URSS. El aura de las utopías inaugurales se ha apagado en América con las desigualdades sociales, las corrupciones políticas, los controles policiales de la intimidad, las operetas judiciales, los más que tolerados abusos de las corporaciones, las discriminaciones sociales y raciales...  

 

                                                                               Vicente Verdú

 

Feliz Año con irrenunciable esperanza.

                    

Gracias por la  flor. Pido siculpas que en ocasiones el texto es ilegible, se me mezclan las letras en el teclado, y por  el tono en ocasiones un poco agresivo.

Feliz no fin del mundo, y un próspero nuevo baktún.

La guerra contra el narco solo le sirve a Estados Unidos para lavarse la cara. Es a lo que te refieres con asumir la enfermedad, eso es demasiado para el orgullo estadounidense que poco conoce de errores históricos. Estamos junto al país más enfermo del mundo y su influencia ha sido devastadora en los seis años del gobierno de Calderón. Lo único que nos ha librado de horror parecido, es la diferencia de poder adquisitivo del ciudadano mexicano promedio, al que no le es fácil acceder a una arma por su costo no por problemas de distribución. Los padres, en vez de comprar una pantallita portátil para bienestar de sus hijos, deberían enseñarles el dolor y sufrir que existe en Él. Decirles, que de vez en cuando no estaría mal tenderle la mano a quien lo necesita, a quien no camina con una sonrisa, sin criticar, es decir, por el simple hecho de ayudar desinteresadamente.

Me temo que nada nos libra de horrores parecidos y peores. Están aquí, los vivimos, pero no necesariamente los vemos. Sobre la misma línea, quizás los americanos vivan horrores iguales o peores que los nuestros (por ejemplo, chicago abrió el primer fin de semana del año con diez muertos por violencia mafiosa), pero no sean los que terminan en las noticias. No son, aparentemente, lo suficientemente atroces para vender un día completo de televisión.

La realidad es mucho más desoladora de lo que podemos imaginar. Aquí y allá.

Lo único que nos ha librado de horror parecido, es la diferencia de poder adquisitivo del ciudadano mexicano promedio, al que no le es fácil acceder a una arma por su costo no por problemas de distribución.

 

Más de 60,000 muertos por violencia y 25,000 desaparecidos en el sexenio anterior, y --por supuesto-- los gringos tienen la culpa de todo.  ¡Qué bueno que nos hemos librado de un horror parecido!  Nuestro infierno es incomparable e importado...

Enviar un comentario nuevo

Comentar

Si ya eres usuario registrado o crea tu cuenta ahora
To prevent automated spam submissions leave this field empty.
Términos y condiciones de participación