Hacia un movimiento estudiantil simple

 

Hace un par de semanas me referí aquí al Congreso de Córdoba, Argentina, que en 1918 se propuso convertir a las universidades de América Latina en vehículos para la lucha política y social. En México, hoy, algunos ideólogos de los movimientos estudiantiles actuales que juran aún por ese Congreso ya hablan de su interés por crear “sindicatos de estudiantes” que, como los de otros países, serían “internacionalistas, de clase y anticapitalistas”.  

Las universidades como escenarios alternativos del combate de la lucha del proletariado ofrecen cómodas facilidades. Ya no es necesario meterse a las fábricas ni organizar campesinos: una universidad puede convertirse en un frente de “acción ciudadana” prefabricado, de manejo sencillo y buena plusvalía política. En México la puesta en escena más visible y ruidosa de este reciclaje de universidad en herramienta de acción es la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), pero obviamente hay otros frentes en las escuelas normales e indicios de que otras, medias y superiores, procuran sumarse.

Ahora una fracción de la UACM ha decidido substituir (o suplantar: lo que ocurra primero) a la rectora Esther Orozco con el filósofo Enrique Dussel, marxista sui generis, hombre ufano de haber sido carpintero en Nazaret (es en serio). Confieso, aficionado que soy a la historia de las religiones, conocer sólo un libro suyo, interesante, que postula que El humanismo semita (1969) de Israel es la raíz de la cultura latinoamericana.     

Otros escritos del Dr. Dussel son más prácticos. Tal el que explicó hace poco cómo organizar una universidad. Se titula “#YoSoy132 y la universidad posible” (en línea). Es muy simple, dice. Se trata de crear en cada facultad o escuela un “Centro de Estudiantes” gobernado por una asamblea (por ejemplo, el “Centro de Estudiantes de Derecho”: CED). Estos centros constituyen luego la “Federación de Estudiantes” de cada universidad (por ejemplo, “la Federación de Estudiantes de la UNAM: FEUNAM”). En seguida, las federaciones de cada universidad crean una “Federación Universitaria” en cada estado de la república (por ejemplo, en el DF, “la Federación Universitaria del DF: FUDEF”). Estas federaciones tendrán dos funciones: hacia dentro de las universidades operan como “organización estudiantil” y, hacia afuera, se articulan con “otros movimientos sociales apartidistas pero políticos” (así dice). Se trata, en resumen, de crear un movimiento estudiantil que sea “catalizador de otros movimientos sociales” para, juntos, obtener por fin la justicia.

¿Por qué los estudiantes? Responde Dussel: porque “los estudiantes tienen la capacidad intelectual, teórica y ética, de poder enfrentar al Estado representativo, y tienen la generosidad reconocida por los adultos que les consagra en el liderazgo, pero, además, los mismos adultos ven en ellos a sus hijas e hijos y por ello los respetan y hasta le dan la autoridad que se han ganado en las calles, con la complicidad amable de sus progenitores que sufren quizá más que los propios jóvenes las injusticias del sistema. Por eso tienen un protagonismo incuestionable que deben saber usar.”

Supongo que los padres estarán muy orondos de mirar a sus hijas e hijos aumentando su –el parecer innata– capacidad intelectual teórica y ética autoridad en las calles, más que en las aulas.

Y supongo que, de formalizarse el nombramiento del Dr. Dussel como rector de una universidad pública, dedicará sus afanes a lograr que sus estudiantes sepan emplear bien ese protagonismo.

Y supongo que, de no formalizarse, continuará haciéndolo de todos modos. Será formidable observar cómo se van organizando las democráticas asambleas para erigir esa fantástica pirámide de activistas estudiantiles que por fin enfrentarán a México con su destino latinoamericano. 

La otra cosa sería ver cómo se relacionan los abundantes CEDs, FEUNAMs y FUDEFs y sus disciplinadas asambleas con la odontología, la veterinaria, la física, la contaduría, la filosofía y, en una de esas, hasta con el derecho constitucional.

Pero eso ya no sería interesante: sería solamente irrelevante. 

 

 

Si te gustó, quizás te guste
Comentar ›

Comentarios (17)

Mostrando 17 comentarios.

La primera duda que surgue en mi mente es, ¿no será que se trata de un simple afán protagonico?, si quiero decir, no será sencillamente un deseo por aparecer en los medios, por encontrar una "trascendencia" en el ámbito nacional, tal vez no exista un interés genuino por mejorar las instituciones pero sí un deseo de tener algo reelevante que contar alrededor de su vida, si me refiero a esos "jóvenes esudiantes" que se encapuchan y arriesgan su propia vida con el único deseo de parecer importantes, significativos o reelevantes, después de todo sus figuras aparecerán en los medios eléctronicos e impresos de circulación nacional.

La segunda duda es, ¿habrá alguien que alimente estos movimientos?, yo supongo que tal vez alguien que aspire a dirigir ésta importante institución, creo que el deseo es genuino ,- tal vez no los medios -, pero el deseo por si mismo no me parece descalificable, después de todo ,- si esto es cierto -, no haría más que seguir una de las máximas clásicas "El fin justifica los medios", lo cual ha sido citado en muchisimas ocasiones aunque todavía exista cierta renuencia a aceptar esto como una verdad ineludible, ¿cómo saberlo?

Finalmente, la tercera duda sería, ¿por qué las autoridades no actúan simplemente de acuerdo al marco normativo del que disponen?, ¿será acaso que también cuidan segundas o terceras intenciones?, ¿cómo saberlo?, será que aquí como en otras ocasiones simplemente señalan, ¿para que arriesgar si podemos disfrazar?, en el fondo, pero muy en el fondo, creo que todo esto es una imágen lamentable de los que vivimos día con día en nuestro amado México.

Desgraciadamente esa es la realidad de nuestro y la has comentado desde un punto de vista más objetivo, con argumentos sólidos y basados en términos que nos traducen y nos llevan a esa tan temible realidad, tu mismo lo dices: los jóvenes, compañeros de generación, tal vez como tú o como yo, tenemos demasiado poder en nuestras manos, para un "verdadero universitario" el pensamiento libre, es su máxima expresión, es tal vez el motor que lo impulsa a querer ser mejor y ayudar a nuestra sociedad a ser mejor. El jóven que en verdad se preocupa por el futuro, por un futuro que si a uno le va mal, tal vez pueda tener consecuencias para todos los mexicanos. Harto de los sindicatos, aquellos que en nuestro país desde hace mucho tiempo trasgiversaron el sentido y la función original de este modo de asociación, han sido cúpula y parteaguas de corrupción, daño a terceros y en ocaciones los causantes de pérdidas económicas en muchos Estados. Ahora con los diversos movimientos universitarios en todo el país, desde la UAM, UACM, UNAM y porque no decirlo, de los "seudo universitarios" de las normales, en Guerrero, Michoacán y Oaxaca, jóvenes que creen tener la ética y el conocimiento teórico necesario para poder hacer un cambio ha base de tomar instalaciones, destrozar inmuebles y dañar a universitarios, administrativos y terceros, estamos hablando de gente que no esta actuando pensando cavalmente y de manera libre, que posiblemente ciertos grupos de intereses, llamese políticos o de otra índole dentro de la autonomía universitaria, han llevado a cabo estas actividades. La autonomía se respeta y el dialogo esta presente, este tipo de tomas y destrozos no es la solución, sin embargo, creo  que la rectoría en base a su autonomía debe de gestionar y legislar dentro de su normatividad, la posible aplicación de la ley y reincorporar el orden a través de la fuerza pública, para evitar que sigan los daños tanto académicos como en la infraestructura de las universidades, porque disculpen "seudo estudiantes" esa no es una manera de manifestarse, esa no es la manera en que nuestra constitución nos otorga la libre expresión. 

Ya lo decía Paco Calderón en una caricatura en los tiempos en que el CGH hacía de las suyas: escuela patito + universidad pejelagartito producen burros, borregos y vándalos.

Los estudiantes deberian estar en la escuela y no en la politica, por que por eso mexico no avanza, los "estudiantes" que salen a protestarse muchas veces ni siquiera saben los verdaderos intereses que hay de por medio y ellos siempre son los que terminan arrestados por que no saben protestarse, se vuelven un peligro para la sociedad, por que bloquean calles, destruyen y se vuelven vandalos e incluso llegan a robar y saquear.

En lugar de andar en las calles protestandose deberiamos estar en las aulas y luchar por superarnos y por que nos tomen en cuenta

La UACM viene siendo a la educación superior mexicana lo que la planta baja del periférico a los vehículos que por ahí circulan por no poder pagar los peajes de los de arriba y lo que el colon al bolo alimenticio.

La respuesta de Mancera acerca de su supuesta no intervención en la carrera parejera Orozco-Dussel -arguyendo que la causa de su catatónico desempeño es el "respeto a la autonomía de la UACM"-resulta tan infundada y decepcionante como sus primeros actos de desgobierno: aquella valiente aprehensión de la pandilla de perros malos de Iztapalapa (incluidos sus cachorros) y la inspirada acción en pro de la seguridad ciudadana ordenando a la Asamblea Legislativa el necesario cambio en las leyes locales para proceder al día siguiente a pagar -con recuros del erario- las fianzas de los vándalos de Reforma y Juárez.

Me parecen muchos los 18 años amarillos ya sufridos por esta ciudad; quisiera que todo quedare en los ya anunciados 24. Pero, al menos, creo que ya entendí: toda la polémica acerca de las bondades e inconvenientes de  la ALTERNANCIA, que se dió a fines del siglo XX,  se refería exclusivamente a los rectorados universitarios.

Vale la pena buscar verdaderos sustentos de las opiniones emitidas. Es una pena que un panfleto como éste se publique en el blog de Letras Libres. En poco más de once años, la UACM se ha colocado entre las Universidades más importantes del país, como puede constatarse en los mecanismos de seguimiento de las Universidades más importantes para México:

 

1. La UACM se encuentra en el lugar 60 del país (entre 918 instituciones) en el Ranking Web de Universidades, quizás es Ranking con una perspectiva metodológica más refinada entre los más conocidos internacionalmente. Antes de Orozco, la UACM estaba entre las primeras 50 instituciones en este Ranking.

 

http://www.webometrics.info/en/Latin_America/Mexico

 

2. En el Estudio Comparativo de las Universidades Mexicanas que la UNAM realiza desde hace unos pocos años, la UACM se ha mantenido entre las primeras 20 Universidades en lo que toca a la planta docente y entre las primeras 30 en lo que toca a producción académica. En los años de Orozco, la producción ha venido en descenso: las publicaciones en 2011 estuvieron por debajo de la producción de 2009.

 

http://www.execum.unam.mx

 

3. Tanto el buen desempeño de la UACM como la caída con Orozco puede también verificarse en el Sistema de Información Científica de Redalyc, con el año de 2009 como la cima de la producción académica.

 

http://www.redalyc.org/institucion.oa?id=14872

 

4. Respecto del "diagnóstico" de Orozco, puede revisar algunos análisis serios que muestran que el asunto fue una vulgar pifia.

 

http://issuu.com/gacetamefisto/docs/mefisto02

 

Saludos

 

Perdón, pero un dato fundamental para medir el lugar relativo (que no ranking, Carlitos... y mucho menos Ranking, por Dios) que ocupa una institución de "enseñanza superior" en el contexto nacional es la relación costo-beneficio que haya reportado para la nación.

¿Podría decir, señor Carlos González, cuál ha sido el costo contra el erario en la corta vida de esta "escuela" que más parece museo de historia natural y cuántos profesionistas egresados de ella cuentan ya con título y cédula profesional? Digo, para "dar sustento" -diría el clásico- a tanto choro y ligas contenidas en el panfleto que suscribes.

También sería "sustentoso" el que aclararas, Carlos González, ¿quién es quien decide cuál análisis acerca de la UACM es serio y cuál no? ¿Cuál viene siendo un verdadero sustento (sic) y cuál no? ¿O no?

Saludos, también.

Ingrato que uno es se mantiene en la ignoracia de tratados que abren mentes y brechas. Por ejemplo, los que ha escrito del Dr. Dussel sobre la liberación latinoaméricana y que hoy día, parece, encontrarán un cauce en la gestión revolucionaria del mentado Dr. en la Universidad Obradorista de la República Amorosa -o como se llame. El Dr. Dussel suele estar, en sus escritos, del lado de los desprotegidos, e irremdiablemente ve en todos sus movimientos la esperanza de un mundo mejor. Si se organizan polícias comunitarias está bien, si el pueblo quema dos o tres políciás, también: la bondad y la rectitud son parte del pueblo, y lo que haga el pueblo es la norma de cualquier ética. O eso queda claro en los escritos populares del Dr. Dussel. De los teóricos nada puedo decir, ya que ni siquiera sé que pueda ser una "superación analéctica" de la filosofía hegeliana, que opera el Dr. Dussel en alguno de sus muchos escritos.

La autoridad la tienen los hijos,no los padres,el respeto es porque ganan las calles,no porque son buenos estudiantes,futuros buenos profesionistas.Son los estudiantes,segun Dussel, los que tienen autoridad para enfrentar las injusticias del sistema,tal vez porque el síndrome del ´68 los hace invulnerables,tal vez por el pánico que causan las masas de estudiantes violentos a los gobiernos que no quieren figurar como represores,pero no se mencionan los grandes intereses que están detrás de esta violencia,el filósofo Dussel no menciona su afiliación con MORENA o tal vez sea ingenuo el Sr. Dussel siendo, o mas bien, pretendiendo actuar de componedor  ¿Sabrá los grandes intereses que se mueven en las diferentes organizaciones de la izquierda por controlar a esta fuente de poder e intereses económicos que proprciona(n) la universidad(es)? Yo no creo que haya un propósito noble,como seria una mejora en la calidad académica de la UACM, no señor,aquí lo que importa es la manipulación con propósitos políticos e intereses económicos de organizaciones políticas,en este caso de la izquierda.Desde hoy le doy un 10 a la Universidad en manipulación política y un 3(hay que ser optimista) en calidad académica.

 

Hace varios años, una amiga me envió un artículo de don Guillermo Sheridan. Desde entonces lo busco por todos lados para leerlo. Todo lo que él escribe es GENIAL!

Saludos!

Hoy habría que escribir, en contraparte a lo que Gabriel Careaga emprendió hace algunas décadas, una compilación de los "Mitos y fantasías de la izquierda mexicana" en la que ocupe un lugar central esta forma de minimalismo organizativo de corte simplista que desde ya podríamos llamar "dusselismo". O, si se quiere, la medieval y milenarista croisade des enfants con su toque de "necesidad histórica" y análisis científico: infantilismo con fomento paterfamiliar. La revolución está a la vuelta de la esquina.

Por su parte, aficionado que es a la literatura y la crítica literaria, Dussel confiesa no conocer un solo libro de Sheridan.

¿Por qué un extranjero? ¿Por qué un argentino? ¿Es que no había buenos candidatos en Iztapalapa y sus alrededores? 

Esa xenofobia.... De cualquier modo Dussel es mexicano.

No discriminen a Juanito.

Que alguien me diga que es el proletariado en la época de las impresoras 3D?

¡Claro que es irrelevante! A fin de cuentas el trabajo interdisciplinario que ha revolucionado la ciencia y la tecnología y que se sume a un compromiso social carece de importancia, total las cosas aparecen de la nada...

Enviar un comentario nuevo

Comentar

Si ya eres usuario registrado o crea tu cuenta ahora
To prevent automated spam submissions leave this field empty.
Términos y condiciones de participación