¿Más estímulos? No, gracias (1)

Déjeme decirle algo obvio: los gobiernos son malos inversionistas. Hay muchas razones que explican porqué. En mi opinión, la más importante es que quien decide en qué invertir no está haciéndolo con su propio dinero. Y pocas cosas hay más fáciles que derrochar el dinero ajeno. Una segunda razón viene del hecho que, en muchas ocasiones, será evidente cuán buena o mala fue la inversión cuando ya nadie recuerde quién decidió invertir. Por último, los criterios para decidir serán políticos y estarán frecuentemente reñidos con el beneficio económico.

Esto es algo que parecen olvidar quienes claman por más estímulos fiscales y mayor gasto público. Cuando escribí en este espacio que un estímulo no era mala idea, dije que se debería aprovechar para modernizar la obsoleta infraestructura estadounidense: hacer aeropuertos, ferrocarriles de alta velocidad, desarrollar infraestructura portuaria, poner redes de banda ancha en ciudades enteras, etcétera. Ahora sabemos que el gobierno gastó más de 800 mil millones de dólares en estímulos, y hay poco qué mostrar a cambio del gasto.

Una parte no menor se fue en tratar de estabilizar y apoyar al vapuleado mercado inmobiliario. Esto denota, a mi juicio, no solo la arrogancia de los políticos que creen que es posible “detener” la caída de un mercado de ese tamaño en forma permanente, sino también la profunda confusión con respecto a cuál es el objetivo que se persigue al gastar tan colosales recursos.

Si preguntáramos a los “geniales” artífices detrás de tal política, nos dirían que el objetivo de apoyar al mercado inmobiliario era, primero, permitir que las familias estadounidenses siguieran consumiendo. El consumo privado suma casi tres cuartas partes del Producto Interno Bruto de Estados Unidos. En los últimos años, este se sustentó en el incremento en el precio de las viviendas. Las casas se volvieron el “cajero automático” de las familias. Si el precio de una casa incrementaba de 150 mil a 180 mil dólares, el propietario se sentía confiado al asumir 30 mil dólares de deuda adicional (usando a su casa como colateral), y gastarlos. Si se podía evitar que los precios cayeran, eventualmente el consumo regresaría y la economía se recuperaría. Segundo, era una forma de apoyar a los bancos. La caída en el precio de las casas ha hecho que el monto que las familias deben exceda, en muchos casos, al valor de la casa (el colateral de la deuda), invitando a muchas familias a simplemente irse y dejar que sea embargada por el banco. Tercero, era una forma de propiciar que la gente permaneciera en sus casas y tuviera una vivienda digna.

Ahora vemos lo errado de esa política. La deuda total de las familias estadounidenses llegó a ser más de 130% del PIB en 2008. En 1956, esa proporción era de tan solo 36%, y 65% en 1985. Se duplicó en los últimos veinte años debido a la estrepitosa caída en el ahorro y al hecho de que el ingreso medio se ha ido reduciendo. Las familias estadounidenses compensaron primero incorporando a las mujeres a la fuerza laboral y después incrementando su endeudamiento para mantener su nivel de gasto.

Déjeme decirle algo obvio. Si usted decide vivir más allá de sus posibilidades, financiando su gasto con deuda, después va a tener que reducir su gasto para pagar lo que pidió prestado y los intereses sobre el crédito. Alternativamente, quizá logre usted incrementar su ingreso o sacarse la lotería, pero lo más probable es que va a tener que ajustar su gasto para pagar lo que pidió prestado. Esto no es tan irracional como parece. En el ciclo de vida de mucha gente, hay un período de alto gasto que tiene que ver con la educación universitaria de los hijos. Con ellos fuera de casa y con un ingreso que se mantiene constante es posible gastar menos y tener un excedente para pagar la deuda. Pero ese supuesto asume que uno se mantendrá empleado, con el mismo ingreso, y que no tendrá gastos extraordinarios, como los que acarrean los problemas de salud.

El fortísimo crecimiento del endeudamiento estadounidense refleja, en parte, el envejecimiento de los llamados “baby-boomers"[1], a quienes ahora les toca pagar lo que deben. Durante un tiempo creyeron en un espejismo: pensaban que sus viviendas continuarían apreciándose y que algún día podrían venderlas para retirarse con esos recursos sin necesidad de haber ahorrado. Después de una caída de más de 30% en el precio de la casa promedio, la situación se ha vuelto infinitamente más complicada: la deuda se mantuvo sin cambio, pero el activo que utilizaron como colateral para pedir prestado –es decir, su casa– vale hoy mucho menos (y, en 21.5% de los casos, incluso menos de lo que vale la propia hipoteca).

Las familias estadounidenses están haciendo lo racional. Gastan menos para ahorrar más (la familia promedio ahorró 4.1% de su ingreso disponible en el cuarto trimestre de 2009), y van reduciendo su deuda. Su endeudamiento se ha reducido 6.5% desde el punto máximo alcanzado en 2008. El año pasado, por primera vez desde que se mantienen registros, se redujeron los balances totales de hipotecas y tarjetas de crédito (1.7%) a tan solo $43,874 dólares por cada residente en Estados Unidos. La baja refleja no solo el intento de las familias por reducir la carga de su deuda, sino también dos factores extremadamente inoportunos: primero, que los bancos están disminuyendo las líneas de crédito de los individuos y endureciendo sus estándares para prestar; segundo, que hay más de 14.6 millones de desempleados, muchos de quienes simplemente han abandonado sus deudas. Curiosamente, eso les ha dado más recursos a corto plazo, conforme han dejado de hacer pagos mensuales sobre hipotecas o tarjetas de crédito, pero también les impedirá volver al mercado crediticio por muchos años.

_______________________________________

[1]Así se le denomina a quienes nacieron durante los años del boom de crecimiento poblacional posterior a la Segunda Guerra Mundial, típicamente considerado entre 1946 y 1964.

Comentar ›

Comentarios (22)

Mostrando 22 comentarios.

En lo personal es una alegría encontrar textos sobre economía en Letras Libres, estos espacios eran necesarios en una revista reconocida por su capacidad de análisis y comentarios bien elaborados.

Seria posible encontrar notas más ligadas a la economía real de la producción, pues la economía financiera es solo una parte del mundo económico en el cual México figura no tan notablemente en términos de volumen y numero de transacciones. Creo que nuestra deuda es con la economía industrial y el cambio técnico en donde seria bueno escuchar alguna reflexión al respecto.

saludos

Jorge, la verdad estoy de acuerdo contigo pero creo que el gobierno americano se enfrentó a una disyuntiva; la cual confronto el gasto publico con salvar el sistema financiero. Creo que tomo la mejor decisión pues el efecto dominó hubiera sido devastador para el sistema financiero mundial y hubiera estancado aun mas los flujos de capital(llevándose la economía real). Entiendo que los programas de estimulo fiscal que desarrollaron en estos últimos años tuvieron mucho impacto (dinero por chatarra, compra de la primera vivienda), pero lastimosamente el dinero se gasto en el salvavidas y no alcanzó para mas estimulos. Ademas es claro que el gobierno de Obama le dejaron un panorama fiscal temible y de alguna manera le ataron las manos para enfrentar la crisis. Creo yo que una de las salidas mas sanas que tiene el gobierno estadounidense podría ser mejorar la calidad de las instituciones económicas, mejorar los procesos de transparencia en las instituciones, digamos para pavimentar el camino de salida, que no será mas que el aumento de la confianza del consumidor y por ende el consumo de los hogares, que estimule a su vez la inversión privada. Por ultimo me gustaría saber si le molesta generar estos debates en su pagina de facebook o le parece mas conveniente que se haga por este medio. gracias. Un gran saludo desde Colombia

Sólo se necesita sustituir a los sujetos para demostrar que la ideología no puede ocultar la realidad: Madoff, Lehman Brothers, Fannie Mae, Freddie Mac, AIG & Có...mplices" ... son malos inversionistas. Hay muchas razones que explican porqué. En mi opinión, la más importante es que quien decide en qué invertir no está haciéndolo con su propio dinero. Y pocas cosas hay más fáciles que derrochar el dinero ajeno..." Y estos casos se han repetido y se repetirán mientras los dogmas y mitos del libre mercado sigan diseminándose como almas en pena, aún cuando la realidad nos demuestre que no aplican. Aquí también se podría mencionar el caso de Mexicana, que es muy mexicano, porque ahí es una perfecta combinación de gran ineficiencia gubernamental con increíble ineficiencia privada y quienes pagan los platos rotos son clientes, proveedores, sector turismo, empleados y lo que todavía queda de prestigio nacional.

Jorge
En cuanto confirme la fecha de publicación, te la hago saber. Por lo pronto, aquí me tienes escribiéndolo.
Sí, creo que la tensión con China crecerá.
El problema de Estados Unidos si exportan menos y consumen menos, en un entorno de baja inversión y gasto público limitado, es que habría un desplome de la economía y un enorme crecimiento del desempleo.

Hugo
Desafortunadamente, tu aseveración confirma lo que dije. En todos los casos que mencionas, los rescates de esas empresas se hicieron con recursos fiscales, con criterios cuestionables, y enormes conflictos de interés. Y, de hecho, en el caso de Lehman, una empresa privada, y para los accionistas de Fannie y Freddie, los accionistas perdieron la totalidad de su inversión. ¿Puedes decir que algún político haya perdido un centavo del de ellos? ¿Hubieran hecho los rescates si tuvieran que hacerlos con recursos propios? La ideología funciona de ida y vuelta.

Tienes fecha para la publicacion del libro? Claro que correre la voz.

He leido un par de declaraciones de congresistas y suenan muy molestos con China, aun despues del gesto de dejar apreciar levemente el yuan.

Crees que la economia estadounidense lograra volverse mas exportadora y menos consumidora a medida que las familias ahorran mas y gastan menos?

Jorge,
estoy con Hugo Sosa y es lo que sostengo desde el inicio. Agregaría, que seria de todo esto sin el salvataje publico, ya que esta claro que esta "maravilla" de sistema, no tolera un segundo la cesación de pagos ni las Leyes de Newton. Como ejemplo reciente, la brillante gestión que han hecho los iluminados de la Banca Suiza con el dinero ajeno de Swatch…
En fin.

Jorge,
te felicito por tu comentario en el día de hoy en CNN sobre Alemania...
Saludos.

Karamazov
Creo que el endeudamiento excesivo y lo que ocurrió con el mercado inmobiliario se dio por razones que llevan décadas acumulándose. Igualmente, tomará muchos años resolver el problema. Para explicarlo, espero publicar mi libro pronto. Espero también que todos quienes aquí me leen me ayuden a promoverlo.

Rxo
Mil gracias
Sí, no hay muchas alternativas al dólar, como dije en mi respuesta anterior. Creo que las monedas de mercados emergentes se comportarán bien por un rato, debido a que hay más presión inflacionaria en países como Brasil, tasas más altas, y por ende flujo que se va ahí buscando rendimiento (además de la apreciación de la moneda). Pero yo no especularía en mercados emergentes más que con un porcentaje pequeño de mi inversión total.

Jacobo
Sin duda, el proceso de desendeudamiento de las familias y del sector financiero llevará años. En qué moneda lo denominas depende de dónde vivas, en general, yo seguiría ahorrando predominantemente en dólares en caso de vivir en América Latina, y tomaría riesgo en otras monedas sólo si mi objetivo es tener más dólares, y lo haría con menos de un tercio de mi ahorro.

Juan Pablo
Es difícil saberlo. Los bancos están cometiendo el error de no embargar propiedades por miedo a que éstas se deterioren y por no tener qué hacer con ellas, lo cual incentiva a otros que sí pueden pagar a no hacerlo. La situación es más que compleja.

Jorge
China crece porque está soltando carretadas de crédito para proyectos de "inversión". El problema es que la rentabilidad de éstos es más que cuestionable, por lo que sus bancos acabarán teniendo un tremendo problema de cartera vencida.
Sí, creo que les será muy difícil mantener el ritmo de crecimiento que han tenido, no importa cuánto dinero tengan. La burbuja en el mercado inmobiliario es una amenaza, la inflación potencialmente fuera de control otra. Además, creo que están dejando a EU sin alternativa más que una guerra comercial, donde ellos serán los mayores perdedores.

Claudio
Lo es. A corto plazo, hay mucha capacidad instalada ociosa, baja demanda, etcétera. A la larga, sin embargo, los gobiernos súper endeudados tendrán que permitir que haya algo de inflación para que les ayude a licuar parte de la deuda colosal que tienen.

Decir: "... los gobiernos son malos inversionistas. Hay muchas razones que explican porqué. En mi opinión, la más importante es que quien decide en qué invertir no está haciéndolo con su propio dinero. Y pocas cosas hay más fáciles que derrochar el dinero ajeno. Una segunda razón viene del hecho que, en muchas ocasiones, será evidente cuán buena o mala fue la inversión cuando ya nadie recuerde quién decidió invertir. Por último, los criterios para decidir serán políticos y estarán frecuentemente reñidos con el beneficio económico ,,," en esta época de crisis en la que los principales protagonistas fueron los Madoff, Lehman Brothers, Fannie Mae, Freddie Mac, AIG, etc, manejando dinero que NO era de ellos y que el paquete de rescate ha estado dirigido para proteger mas los grandes intereses que los de los simples mortales, aseverar lo primero es mas que nada una necedad ideológica.

SIN LUGAR A DUDA EL PROBLEMA INMOBILIARIO VIVIDO EN NORTE AMÉRICA MUESTRA LA FACILIDAD CON LA QUE UNA ECONOMÍA PUEDE IRSE AL TRASTE EN UN SANTIAMÉN... RIESGOS QUE AUNQUE SON OBVIOS Y EVIDENTES SE SIGUEN TOMANDO POR LA URGENCIA DE CONSUMIR Y DE CONSUMIR, ES LO PEOR, OBJETOS SUPERFLUOS COMO UNAS VACACIONES EN EUROPA, UN VEHÍCULO DE LUJO, COMIDAS EN RESTAURANTES EN DONDE LA COMIDA ADEMÁS DE SER IMPRONUNCIABLE CUESTA 100 VECES MAS QUE SU VALOR REAL... DECÍA UN ECONOMISTA QUE EL ÉXITO DE CUALQUIER NEGOCIO ES "HACER DE UN LUJO UNA NECESIDAD" Y POR DESGRACIA SE CUMPLE... FINALMENTE LA NECESIDAD DE CONSUMIR NOS HA LLEVADO A PEDIR CRÉDITOS QUE DESPUÉS POR LA MISMA DINÁMICA DEL MERCADO NOS RESULTA IMPOSIBLE PAGAR... COMO COMENTABAS EN OTRO TEXTO EN ESTOS MOMENTOS RESULTA IMPOSIBLE INVERTIR EN EL CORTO PLAZO… HABRÁ QUE PARTIR DE LO BÁSICO NUEVAMENTE PARA MEJORAR NUESTROS HÁBITOS DE CONSUMO PERO MUCHO ME TEMO QUE MIENTRAS SE SIGAN ESTEREOTIPANDO ESTOS MISMOS PASARA MUCHO TIEMPO PARA QUE SUCEDA…

Extraordinario su blog, me parece la columna financiera mas interesante que conozco.

Dicho esto me gustaría saber su opinión de lo que podríamos esperar de la paridad Peso Mexicano - Dólar?

Por un lado creo que la cotización del precio del petróleo es un buen indicador (inverso) de la paridad peso dólar. Sin embargo por un lado veo el petróleo como un refugio (y todos los commodities) ante las presiones que enfrentan el dólar y el euro, pero con una economía Estado Unidense deprimida parece difícil suponer un precio del petróleo alto.

Aunque el dólar teoricamente parece debería estar muy presionado no veo alternativas donde los grandes capitales puedan o quieran refugiarse, El yuan si no estuviese restringido y manipulado daría el equilibrio natural pero justamente es el Yuan la burbuja escondida que infla todas las burbujas y no alcanzo a ver como puede encajar el peso en esta compleja dinámica.

Interezante tu analisis, es excatamente lo que paso en latinoamerica ne los ochentas, todos los países con deudas hasta el tope. Ahora los USA estan viviendo esa crisis de su deuda. Solo falta saber cuando perderan la memoria y volveran a endeudarse.

Por cierto, en tus comentarios hablas de mantenerse en efectivo en esta epoca, que moneda recomiendas? Dolar USA, Dolar Canadiense o una moneda latinoamericana para los sigs 2 años?

saludos

Jorge: que % de gente entra al mercado de credito y que % de gente sale de el, por los impagos... crees que es un numero que dara negativo y bajara la masa de clientes para credito? cuanto tiempo pasa un cliente que "dejo morir" su hipoteca porque no le convenia...recibe saludos cordiales desde Guatemala.

Jorge,

Si Europa y EEUU estan teniendo tasas de crecimiento bajas, como es posible que China crezca a mas de 10%? No se supone que esos mercados le deben comprar menos al gigante de Asia?

He oido voces que dicen que China es imparable porque tiene enormes reservas en dolares que pueden gastar en caso de un frenazo en su economia. Me pregunto hasta que punto eso es cierto, dado que la inflacion en tal escenario deberia ser un factor limitante. There's no free lunch! como dicen por alli.

El doloroso proceso de desapalancamiento que esta ocurriendo en EEUU y el rapido crecimiento Chino en un mar de malas noticias refuerzan una fe infinita en esta economia. Espejismo o realidad? O espejismo que continuara por algunos anos antes de que reviente?

Jorge:
Hablando de la caida en los precios de las casas en EE.UU., existe una posibilidad de deflacion en ese pais a corto plazo? Sin embargo, he leido que en el largo plazo habria serio peligro de inflacion. Eso suena contradictorio, es como si primero ocurriria deflacion en corto plazo y luego se torna en fuerte inflacion a largo plazo. Eso seria factible?
Saludos
Claudio

Hola Jorge,
algún Economista por ahí me dijo, la Economía de Mercado es como la Ley de Newton, lo que rebatió otro, si, pero no en este Planeta...
Veremos hasta donde seremos capaces de LEVITAR.
Saludos.

Enviar un comentario nuevo

Comentar

Si ya eres usuario registrado o crea tu cuenta ahora
To prevent automated spam submissions leave this field empty.
Términos y condiciones de participación