Poemas

AÑADIR A FAVORITOS

¿Quién soñó que lo bello transcurre como un sueño?
     Por esos labios rojos, con su triste soberbia,
     Triste de que no ocurra ninguna maravilla,
     Troya fue destruida en la alta llama fúnebre,
     Y los hijos de Usna fallecieron.
     

     Los trabajos del mundo y nosotros pasamos.
     Entre almas humanas que oscilan y dan paso
     Como las aguas pálidas en su ciclo invernal,
     Bajo estrellas que pasan, espuma de los cielos,
     El rostro solitario sobrevive.
     

     Arcángeles, inclínense en su oscura morada:
     Antes de que existieran, o un corazón latiese,
     Cansada y bondadosa quedó junto a su trono;
     Hizo que el mundo fuera un camino de hierba
     Para que ella pasara con sus pies vagabundos. ~ La muerte
     

     

     Ni temor ni esperanza dan auxilio
     Al animal que muere;
     Un hombre aguarda su final
     Con temor y esperanza;
     Muchas veces murió,
     Muchas resucitó.
     Un hombre en su esplendor,
     Al dar con asesinos,
     Se toma con desdén
     El cambio del aliento.
     Sabe de muerte hasta los huesos.
     El hombre creó la muerte. ~
     

     

     

     

     –

Traducción colectiva del Taller de Traducción Literaria

*