WikiLeaks: la fuga sobre Iraq

AÑADIR A FAVORITOS

Como da cuenta una letrilla en Letras Libres de este mes, el 25 de julio WikiLeaks.org desclasificó 92 mil registros del ejército estadounidense sobre la actual guerra en Afganistán. Se trataba de la mayor filtración de información militar confidencial en la historia, pero esta marca tan solo duró doce semanas. El viernes 22 de octubre el mismo sitio de internet publicó una cantidad de información cuatro veces mayor (391,832 registros). Estos documentos consignan acciones significativas de la guerra en Iraq entre 2004 y 2009. Al igual que en el caso anterior fueron redactados por los soldados estadounidenses en la zona del conflicto y permiten seguirlo desde dentro.

¿Qué se puede sacar en claro de este cúmulo informativo? Lo principal es el número de caídos durante la guerra. Los reportes demuestran que el ejército de Estados Unidos ha llevado un conteo de las bajas producidas durante el conflicto, algo que previamente había negado. Dicho conteo detalla 109,032 muertes, que se desglosan de la siguiente manera:

• 66,081 civiles

• 23,984 insurgentes

• 15,196 fuerzas armadas locales

• 3,771 fuerzas de la coalición

Como se puede observar, una porción considerable de la fatalidad (más del 60%) corresponde a civiles. La mayoría de las muertes ha sido responsabilidad iraquí: 31,780 se deben a las más de 100 mil minas terrestres colocadas por los insurgentes. Otras 34,814 víctimas cayeron debido a la violencia sectaria que se desató a partir de la ocupación militar. Asimismo, los reportes dejan en claro que el gobierno de los Estados Unidos ha ignorado sistemáticamente los abusos por parte de las fuerzas armadas iraquíes, que incluyen tortura, violaciones y asesinatos. Finalmente, también señalan la existencia de ayuda iraní a las milicias iraquíes insurgentes.

Para hacer públicos estos reportes el papel desempeñado por los medios ha sido fundamental, pues sin ellos habrían tenido un impacto mucho menor. Para la filtración de hace tres meses sobre Afganistán los diarios The Guardian, The New York Times y Der Spiegel concentraron equipos en las oficinas londinenses de The Guardian, encerrados a piedra y lodo durante semanas, para peinar la información y luego redactar sus notas de manera independiente. En esta ocasión se sumaron a la primicia Le Monde y Al Jazeera.

La filtración de documentos confidenciales sobre Iraq también ha permitido comprobar cómo organizaciones diferentes a los medios pueden aprovechar los datos proporcionados. Por ejemplo, Iraq Body Count (IBC), una ONG basada en Londres que lleva el conteo de las bajas civiles en Iraq a partir de la intervención militar, detectó que los registros detallan 15,000 muertes de las cuales anteriormente no se tenía noticia. Según el conteo exhaustivo de IBC en total ha habido más de 150,000 muertes violentas desde marzo de 2003, con 122,000 (80%) de civiles.

Para redondear el tema se puede ver una entrevista a Julian Assange, el editor en jefe de WikiLeaks, que otorgó como invitado sorpresa a las conferencias Ted (Ted Talks). Asimismo, se puede leer esta nota del New York Times que señala algunos bordes sinuosos en la personalidad de Assange y los riesgos de estas filtraciones informativas.

– Gonzalo Soltero

(Imagen)

A continuación les ofrecemos una breve lista de enlaces a documentos extras, análisis, perfiles que complementan esta nota.

– La redacción

– La respuesta del Departamento de Defensa de Estados Unidos.

Mapa interactivo del Der Spiegel que desglosa las cifras, por año y lugar, que filtró WikiLeaks.

– “Una imagen desalentadora del legado de Estados Unidos y Gran Bretaña ha sido revelada en la filtración masiva de documentos militares estadounidenses que detallan el uso de tortura y registran ejecuciones y crímenes de guerra”, dice este artículo de The Guardian, que desglosa los documentos del dossier sobre el uso de la tortura, y sobre el conocimiento –y silencio– de ello por parte de oficiales del gobierno de Estados Unidos.

– En este artículo de The New York Times, se analizan los documentos sobre la contratación de empresas de seguridad privada, que evidencian un cambio radical en la manera en que Estados Unidos planea y organiza una guerra.

Crónica interactiva de The Guardian, sobre uno de los días más sangrientos de la guerra, según revelan los documentos filtrados: el 17 de octubre de 2006. Un día con 146 muertes, 58 arrestos, 17 personas secuestradas, 49 bombas y 94 balasteras.

– Extenso perfil de Julian Assange, fundador y director de WikiLeaks en The New Yorker. Periodista, activista, editor, programador y hacker australiano que a los 16 años se compró un módem y transformó su computadora en un portal web que le sirvió para convertirse, en 1987, en uno de los programadores informáticos con mayor reputación.

– En una cita secreta, El País entrevista al hombre que provocó que el Pentágono abriera una oficina con 120 personas para parar sus filtraciones.

Ensayo del escritor y académico de la Universidad de Chicago, Robert A. Pape, que reflexiona las razones de Estados Unidos de fabricar una guerra de terror y sus consecuencias, en vidas y en los numerosos fracasos en la política exterior estadounidense.

– Peter Maass, reportero de la guerra de Iraq de The New York Times Magazine, analiza los documentos de WikiLeaks relativos al uso de tortura de las fuerzas de seguridad iraquíes soslayada por oficiales de Estados Unidos en la National Public Radio.

    ×  

    Selecciona el país o región donde quieres recibir tu revista: