Escoger al fantasma (con alcance)

Noviembre 15, 2012 | Tags:

 

 

Es comprensible la reticencia de las autoridades gubernamentales, y a veces de las universitarias, a emplear la fuerza legal para recuperar instalaciones privatizadas por los activistas políticos. Osar la recuperación de instalaciones supone inquietar fantasmas: la instantánea etiquetación de “represor” y la inevitable analogía con Díaz Ordaz. El peso mitológico de Tlatelolco aporta a los activistas una impunidad de facto que los convierte –a ellos, apasionados abogados de la igualdad– en ciudadanos extraordinarios. 

Es lamentable el empleo de las universidades y las escuelas normales como sedes de teatralizaciones justicieras en las que ese fuero (en realidad una patente de corso) demuestra su poderío. Un puñado de activistas cualquiera tiene el poder para expropiar propiedad pública, malbaratar escasos presupuestos, afectar la vida de miles de personas y, claro, degradar la idea misma de la universidad ante la sociedad. (En el caso de las Normales se agregan el robo, el secuestro y aun el asesinato.)

La facilidad para cerrar instituciones se basa de este modo no sólo en su vulnerabilidad –toda vez que las instituciones carecen, por su propia naturaleza, de una fuerza equiparable que oponer a la de los activistas–  sino en los precedentes que convirtieron la prudencia y la mesura en acicates para convertir las invasiones en impune “uso y costumbre”.

Colgado de los hilos de ideólogos invariablemente ocultos, el piquete de rudos se enseñorea de los edificios y arma una satisfactoria fantasía, un pequeño carnaval “libertario”. Puede ser muy formativo: con laudable sinceridad, en un video

http://www.youtube.com/watch?v=mQ9-rT_iFcE

.

un estudiante de ciencias políticas de la UACM, apoderado de uno de los planteles, dice (minuto 3:17) que “lo tomo como una parte práctica de mi formación profesional porque aprendes cómo se hacen mesas de debate, asambleas”. (Es en serio.) Cualquier compañero empoderado de un edificio se convierte, en el teatro de sus sueños, en un pequeño Fidel que reina en una Sierra Maestra de pupitres rotos y fotocopiadoras desvencijadas.  

Es contradictorio que una universidad o una normal deban coexistir con quienes monopolizan una fuerza capaz de expulsar a quienes les venga en gana: los otros. Fue el caso de “El Gato” y “El Mosh” en la UNAM durante la macrohuelga; o el de los paradigmáticos Falcón y Castro Bustos en 1972. Quizás haya quien recuerde cómo este dúo dinámico –que exigía el ingreso automático de los normalistas a la UNAM– se apropió de la rectoría por sus (literalmente) pistolas. El rector González Casanova pedía que actuara el poder judicial pero, como a la vez se oponía a que ingresase a la Ciudad Universitaria, los activistas se divirtieron bastante durante un mes, practicando la natación y pintando murales estrepitosos. Por resistirse a poner a la Universidad en un conflicto con “el poder”, se propiciaron conflictos no menos atroces, violencia y muerte. La parejita de activistas se fue, pero vino el turno de los sindicalistas, que también tomaron edificios. Larga historia. El rector acabó por renunciar. Tomar edificios para tumbar rectores sentó precedente.    

Ahora bien, oponerse al uso de la fuerza es encomiable, aun a la “violencia legal” que monopoliza el Estado. Pero no puede alguien ocupar un puesto en el que el empleo legal de la fuerza forma parte de sus responsabilidades, y aun su obligación, si está en juego la seguridad de terceros y los bienes encomendados a su autoridad: por eso es su representante legal. Tampoco puede obviarla la autoridad civil con la excusa de la autonomía, y menos cuando el cuerpo del delito se mide en hectáreas.

Ebrard y Mancera están, sin duda, en un difícil predicamento.

Alguna vez narré que cuando la ultraizquierda “tomó” el Instituto de Estudios Sociales (la Escuela de Frankfort), su director, Theodor W. Adorno, juzgó que lo hicieron con el ánimo de provocar el ingreso de la policía, aullar “¡represión!”, lograr solidaridad y ampliar su plan político. “Invocar el derecho a la discusión para, precisamente, hacerla imposible” era la estrategia. Una estrategia que “tiene el riesgo de que el movimiento estudiantil se transforme en fascismo”. Adorno tuvo que escoger entre dos clases de fantasmas: el represor y el que lo convoca.

Adorno decidió que el sentido de una escuela radica en que esté abierta. Llamó a la policía.

Alcance:  Este comentario apareció en El Universal el martes 13. Ese día se inició una nueva mesa de diálogo entre “los compañeros paristas”, autoridades y funcionarios del D.F. La discusión duró 10 horas, pero no se logró un consenso sobre cómo proceder. La UACM cumplirá pronto 80 días cerrada.

Volvió a salir el tema de si la rectora tiene título. (Hasta ahora nadie ha puesto en duda la existencia del CINVESTAV, ni del SNI, ni de Europa.)  

La presidenta de la Comisión de Educación de la Asamblea del DF, diputada Yuriri Ayala, propuso a la rectora Orozco presentar su renuncia. La diputada Yuriri, dice Reforma el jueves 15, es alumna de la UACM desde 2003. Ha cursado en once años el 20.2 % de su carrera (comunicación). Tiene aprobados 77 créditos de los 380 necesarios. Su desempeño académico es de 1.07 sobre 10.

La Dip. Yuriri milita en el PRD desde niña, y pertenece a la tribu que comanda el Líder René Bejarano.

El Lic. Ebrard opinó que la salida de la rectora Orozco no resolvería el problema. El Lic. Mancera declaró que, cuando tome posesión, “en caso de una afectación grave o urgente”, no dudaría en recuperar las instalaciones con la fuerza pública.

El ex rector Pérez Rocha, teórico del diseño de la UACM y crítico acérrimo de su sucesora, escribió el jueves 15 en La Jornada, diario en el que es editorialista:

Opinadores de la prensa mercantil (sic) y de los medios de comunicación han aprovechado la campaña de la rectora para decir cuanto quieren con falta total de ética y ausencia del más mínimo sentido de responsabilidad profesional. Incluso en el programa Primer Plano de Canal Once la doctora María Amparo Casar, sin aportar dato alguno, calificó a la UACM de “proyecto de partido”.

El conflicto de la UACM tiene otro saldo: una radiografía de los sectores y personas que han intervenido en él con sus opiniones y dicterios.

No sobra recordar que, durante su rectorado, el Sr. Pérez Rocha contrató con el diario no mercantil La Jornada la publicación de un suplemento que le costaba a la UACM 2 millones 784 mil pesos anuales. Ese contrato fue cancelado por la Dra. Orozco, cuando tomó posesión de su cargo, por problemas presupuestales.  

"Ebrard y Mancera están, sin duda, en un difícil predicamento."

Comentar ›

Comentarios (19)

Mostrando 19 comentarios.

Los eventos en la UACM dejan un sentido de "deja vu" sobre los eventos de 1999 en la UNAM. Aunque hay obvias diferencias, también hay muchos paralelos: ambos involucran a una minoría vocal y organizada de profesionales del activismo, ambos invocan consignas de ideologías semejantes,  ambos defienden un concepto análogo y utópico de "democracia" universitaria, ambos resisten medidas de tipo academicista, ambos suceden en años de cambio de régimen, ambos implican a un rector(a) "villano" que debe ser derribado por "atreverse" a "incendiar la pradera" al impulsar reformas parecidas (descritas a grosso modo como "atentados al pueblo"). Como sucedio en 1999, diversas voces sugieren "diálogo" entre autoridades y paristas, pero éste resulta elusivo e incluso imposible. Además, así como en 1999, el conflicto de la UACM refleja conflictos y pugnas ocultas (insinuadas y/o basadas en rumores) entre personalidades y grupos políticos ajenos a la institución.

La diferencia mas importante es que la UACM fue creada por el gobierno perredista del DF, por lo que el gobierno federal no es un actor en  estas pugnas, las cuales mas bien se deben dar dentro de las tribus y corrientes del PRD (y ahora Morena). Aparentemente, la elección de la Dra Orozco fué apoyada por los chuchos y por Ebrard, contra el candidato de AMLO, Hugo Aboites, el cual fue uno de los líderes y mentores intelectuales del CGH de 1999. Quizá el paro en la UACM sea el reflejo de la arena de pugnas entre un PRD sin AMLO (an el GDF) y un nuevo Morena que busca afirmarse entre la miltancia y los cuadros de la izquierda partidista.

Otra diferencia importante con UNAM-1999 es que la UACM solo tuvo a un solo rector anterior a la Dra Orozco: el Ing Manuel Pérez Rocha,  el cual mas que rector fue una especie de personalidad "fundadora", una especie de guru universal y creador de una franquicia intelectual que no estaba en discusión. Pérez Rocha fué una personalidad demasiado imponente en su largo rectorado, por lo que siguió haciendo politica y presionando a su sucesora depues de haber terminado su gestión (esto fue criticado por Granados Chapa). A diferencia de Barnes en 1999, la Dra Orozco tiene apoyo en sectores del PRD, por lo que Pérez Rocha y los paristas no pueden acusarla de ser un "brazo ejecutor" de innombrables conspiraciones provatizadoras del neoliberalismo (aunque no dudo que haya paristas o despistados que así lo declaren). De hecho, las reformas propuestas por la Dra Orozco son mucho mas modestas que las de Barnes. Su objetivo no implica una modificación radical del proyecto sacrosanto de Pérez Rocha, sino simplemente busca mejorar algunos de sus aspectos mas negativos y controversiales, con lo cual se podría transformar a la UACM en una universidad con un estándar (académico y adminstrativo) análogo y comparable al de las universidades públicas existentes. El que en su gestión se hayan graduado mas estudiantes que en la larga era de Pérez Rocha muestra que este objetivo ya está siendo modestamente logrado.

Otra diferencia importante: en 1999 el CGH aún pudo utilizar las sobras del manto mitológico del movimiento del 68, pues al menos en los primeros meses del paro contaron con el apoyo de una minoría importante de estudiantes y académicos e intelectuales (y con el apoyo del STUNAM). Pero al alargarse el conflicto mostraron el cobre: surgieron sus métodos autoritarios (bordeando en el facismo), su intransigencia floreció y su aislamiento y desprecio de la comunidad (estudiantes, académicos y trabajadores) fueron tan evidentes que quedaron descreditados en forma absoluta. Los paristas de la UACM parten de este descredito histórico y no han logrado remontarlo (ni lo lograrán). Ni siguiera han intentado usar el manto del 68, ni han logrado movilizar a los restos del #132, o a las tropas de choque usuales: los atencos y los panchos villas. Si el 68 fue un drama, el episoldio UNAM-1999 fue una costosa zarsuela y UACM-2012 será simplemente un mal ensayo de un sainete callejero, probablemente el último evento de este tipo.

Si se mantiene la analogía con 1999, quiza las autoridades mantengan por algún tiempo la ficción del "diálogo" y permitan la extención del conflicto hasta que los paristas se degraden y desacrediten en forma (aún mas) absoluta. Ya en funciones, quizá Mancera enviará a un contingente desarmado de policías para desalojarlos. Y esto será el triste fin. Quizá, esto suceda después de acuerdos entre el PRD-sin-AMLO y Morena. Quizá la Dra Orozco retroceda en alguna reforma, pero en general, creo que su gestión continuará en forma mas o menos estable  (o sea, no creo que haya un reemplazo por algún equivalente a de la Fuente).

Creo (y espero) que este será el episodio final del modelo de "toma de universidades" por profesionales del activismo cuyos mecanismos y motivaciones ha descrito Guillermo Sheridan en forma tan elocuente. El problema mas serio es el costo que representa para los contribuyentes el subsidiar este tipo de sainetes costosos en universidades públicas, cuyo último fin ha sido "entrenar" a camadas de activistas que inician jugando futbol politico llanero, pasan a la tercera división y terminan siendo cuadros de la izquierda partidista (vease Rosario Robles, Marti Batres, Carlos Imaz, etc). Debe haber formas de entrenamiento y formación de cuadros de la izquierda que sean menos costosas al erario y menos dañinas para las universidades.     

Creo que la mayoria de los ciudadanos en México deseamos que, con legalidad, respecho a los DH y observación a todas los cuidados que deban de tenerse para no violar la ley, se comience  a hacer valer el uso legal de la fuerza pública y el Estado de Derecho. Basta de plantones en Reforma, de tomas de insataciones públicas, de abusos de organizaciones seudo-populares.  Limites legales a sindicatos, agrupaciones y organizaciones. No se trata de coartar SUS libertades, se trata de que comiencen a respetar las NUESTRAS.

 

 

Por eso la educación universitaria no debe er gratuita. ¿Se imaginan que ambos, "compañeros paristas" y "compañeros indiferentes" tuvieran que seguir pagando colegiatura o ser dados de baja? ¿Que los becados se vieran obligados a reintegrar el dinero recibido como ayuda? ¿Que existieran dormitorios estudiantiles y los estudiantes fueran ahora vagabundos? ¿Que simplemente se declarara la quiebra de la institución por no depender del herario público y todos "paristas" e "indiferentes" perdieran de inmediato todos los créditos adquiridos durante sus "arduos" años de estudio fosilizado? ¿Que en algún modo saliéramos de la ficción de los "bienes públicos democratizables" y estableciésemos una relación directa entre la cartera del estudiantado, los trabajadores y los campi universitarios La relación existe, pero demasiado distante. El robo despersonalizado de cada punto porcentual del iva es demasiado abstracto. Nadie pierde. Ni pseudo-estudiantes, ni estudiantes, ni trabajadores, ni (por el trueno de Zeus) los gobernantes, ni los partidos políticos. Vincular las pérdidas monetarias y materiales a los instigadores y prolongadores del conflicto sería un modo hermoso de iniciar el diálogo conciliador.

 Sr Sheridan : desde Morelia con éstos problemas que nos han recetado los normalistas de varias escuelas,que aparte de haber robado secuestrado y quemado varios autobuses y otros vehículos particulares, que han desquiciado la circulación de las personas, vehículos y pertenencias de la población por ponerse a cerrar calles y carreteras,que han invadido por tiempo indefinido las principales calles de ésta ciudad,y que de pilón se manifestaron víctimas de la represión del gobierno,ahora quieren que se les borren los antecedentes penales que puedan tener, para salir totalmente impunes de todos los delitos que han cometido y siguen cometiendo.

Los alumnos de la Universidad "Autónoma" de Michoacán, también han hecho sus desmanes y como siempre, han quedado impunes. Y siguen exigiendo toda clase de prebendas : becas,casas del estudiante,admisión sin examen y sin tomar en cuenta la capacidad de cada Escuela. Seguramente exigirán también que les regalen un título profesional cuando se les antoje.

Es una lástima, pues ya como está actualmente el nivel de estudios y la capacitación de quienes egresan de ésta Universidad, que es mínima, rídiculamente insuficiente, están saliendo profesionistas totalmente incapaces de cumplir en los trabajos. Estamos viendo ya dizque médicos o abogados trabajando en el comercio informal, o me temo que muchos de ellos, con lo que han aprendido, estén engordando las filas de La Familia Michoacana.

Y las autoridades? bien , gracias. 

 

Prepas populares reloaded.

Misma "lógica", tendrá mismo desenlace.

Por aceptar rechazados variopintos , sin ningún tipo de parámetros académicos , la uamc se convirtió en la maquiladora de fósiles más eficiente de América latina ( carne de cañón utilizados por su fundador ) y nuevo récord estilo  tamal ,  torta , rosca , etc...,  orgullosos premios que otorga el gobierno capitalino. Deberíamos de exportar a estos " niños " a  Chile , al servicio de la luchadora social          Valentina Vallejo ,  Mercedes Sosa de los modelos ultra  y muy democráticos.

Esa UACM parece más costo que beneficio para la sociedad del DF. Hubiese sido mucho más rentable (socialmente hablando) si el Peje en lugar de crear una Universidad, hubiese inagurado un bachillerato técnico o centro de oficios, en el que los egresados pudiesen insertarse en el mercado laboral más fácilmente, todo mundo necesita un buen mecánico, técnico electricista, pastelero, por ejemplo.

Y no sólo eso, las Ciencias Políticas y la Comunicación, son licenciaturas con baja rentabilidad para el que las estudia, al menos que se organice un Soy132 para salir en Televisa.

Yo necesito un buen técnico que opine cualquier cosa. ¿Te apuntas? Es muy rentable, pago por hora, también subcontrato.

Si tienes estudios de Economía, Matemáticas y Estadística, con gusto te asesoro, aunque las horas serían efectivas, y el precio de las mismas son bastante más de 7.50 pesos.

Carne de cañón.

Pobres chamacos mexicanos. ¿Cuándo se cansarán de que les vean la cara?

 

Ebrard ya vio el craso error de haberse hecho a un lado para que pasara el peje. Se esfuman sus posibilidades, lo sabe y no quiere poner el último clavo a su ataúd (aunque ya nada de a muertito). Mancera para el 2018!!! 

Y eso de vivir encerrados en aquel valle y no ir ni a oaxtepec a tomar aire! regodeandose en un chilanguismo de guajolota y tamal frito patentado por el prd (DFCutre Inc.)...!que universales, pta! 

Confieso que hasta la fecha no entiendo el término: "ciencias políticas"; a poco la política es una ciencia..?.

Es una ciencia, por ejemplo, el demarcar distritos electorales,la estrategia politica segun demografia, la teoria de juegos y su aplicacion a la negociacion, la teoria politica y el estudio del impacto de politicas publicas y largo etc. Una cosa es que el fenomeno de esta ciencia sea la entraña, la pis, el jaloneo y la sangre y otra es que no pueda aproximarse cientificamente. Se puede y se hace, pero no, esta claro, en la uacm y vamos, pues no se puede aprender nada si no vas a clases....

Pues ya que estamos en el confesionario, acúsome del mismo pecado: ¿cómo puede ser ciencia el estudio de una actividad en la que priva la irracionalidad? Quizá por ello hay quien dice que la política, al igual que ciertas especies como las cucarachas, sobrevivirá a cuanta catástrofe y cataclismo sobrevengan a la humanidad.

Nuestra clase política no sabe de política; nuestros políticos sólo están en sus puestos por el dinero que les representa el hueso; se saltan de una investidura a otra, de una cámara a otra; su proceder es un circo, maroma y teatro lejos del quehacer de la política: ahí tenemos diputadas y senadoras jugando en el Ipad, viéndose el trasero con su ropa de diseñador o besuqueándose con el novio en plena sesión de trabajo. Sé que reitero lo que ya todos saben, pero quería expresar que SI NO HACEN POLÍTICA no pueden ser llamados políticos. Tal vez las cucarachas sean más genuinas.

Pero Grullo dixit.

Aquí el único fantasma que no aparece, o permanece invisible, es el del ciudadano plenipotenciario.

En 2010 el profesor Imaz , el señor de las bolsas de aurrerá , enviaba a sus alumnos de ciencias políticas a bloquear calles y avenidas del DF so pretexto de prácticas de resistencia civil . Es el modelo que alimentó a los secuestradores de la UACM . De tal palo...  

Y no tendrán una pinchi comisión de "ir a clases"? Digo con eso de que se trata de una Universidad donde uno va a aprender, a discutir, a compartir y a formar criterio, asumiendo en principio que quienes son más rucos que tu y tienen más rasposos los callos, algo tienen que enseñarte.

Los incentivos de este país están todos pal garete. Propongo pues, privatizar la enseñanza superior en materia de huelgas y plantones porque está muy claro de que negocio, pues sí es. Espero me hagan caso en la EGADE.

Enviar un comentario nuevo

Comentar

Si ya eres usuario registrado o crea tu cuenta ahora
To prevent automated spam submissions leave this field empty.
Términos y condiciones de participación