Prevención VIRAL del delito

“Si ahorita no estuviera aquí estaría en el barrio haciendo cosas malas. Me siento bien orgulloso porque estas oportunidades no siempre se me dan. En la vida no todo es estar en la calle, hay que pensar en la familia y en conseguir un trabajo” dice Camu, un joven zacatecano queen octubre del año pasado formó parte de la selección de futbol que representó a México en la Homeless World Cup 2012. Este torneo, cuya final se jugó en la ciudad de México, se materializó gracias al trabajo de la asociación civil Street Soccer México que busca la reintegración social de personas marginadas por medio del deporte.

Como Street Soccer México, existen muchas organizaciones, grupos y colectivos conformados por jóvenes que están haciendo trabajo social y comunitario en varios estados del país. Un proyecto particularmente interesante es el de VIRAL (Vinculación de Redes de Acción Local para la Transformación Nacional), una plataforma web “que da a conocer, enlaza y fortalece proyectos sociales”, que cuenta con el apoyo del Centro Nacional para la Prevención del Delito y de instancias internacionales como USAID, el Banco Mundial y ONU- HABITAT.

De entre los objetivos de esta plataforma destaca el impulso que da a los jóvenes para trabajar por su comunidad, proporcionándoles herramientas elementales para atender problemas con soluciones reales. Además, cuenta con espacios donde jóvenes con intereses afines pueden compartir ideas y generar propuestas en mesas de trabajo con temas tan variados como reducción de la violencia,  políticas públicas de participación ciudadana, arte, cultura, economía, empleo, salud y sustentabilidad. La página también tiene un apartado en el que los grupos interesados pueden compartir dónde, cómo, cuándo y para quién desarrollan su proyecto, lo que les permite mostrar sus resultados y aprender de la experiencia de otros. Allí está el Circo Volador que después de 20 años continúa trabajando para la cultura y los jóvenes en el Distrito Federal y replicando su modelo de intervención comunitaria (reconocido por la ONU y el Banco Mundial) en Monterrey, Querétaro o Ciudad Valles; o los miembros del Colectivo Fundamental,integrado por más de 700 jóvenes que desde hace 12 años en Ciudad Juárez, Chihuahua buscan cambiar, a través del hip-hop, las dinámicas y los usos de las pandillas; o Macrina Pérez Vázquez que imparte  talleres a jóvenes para prevenir la violencia intrafamiliar en Santa María Tlahuitoltepec, Oaxaca; o Donají Tejeda que desde hace casi dos años encabeza, en la ciudad de Puebla, el Colectivo Tomate que realiza acciones de participación ciudadana a través de la pintura, teatro, danza, manualidades, reforestación y reciclaje.

Son varias las razones por las cuales VIRAL es relevante. La primera razón es que esta plataforma tiene su mayor potencial en los 36 millones de jóvenes (De acuerdo con la Encuesta Nacional de la Juventud 2010 el 70 % de estos jóvenes sabe usar internet y 88 % emplea Facebook). De esta manera, al ser una iniciativa de jóvenes impulsada por las necesidades e intereses de sus comunidades, se atiende una de las premisas básicas de la prevención del delito y la participación ciudadana: apropiarse de actividades y realizarlas en el entorno comunitario.

La segunda es que en un contexto de violencia y criminalidad como el que vive nuestro país, es una buena noticia saber que los jóvenes se interesan en cambiar la realidad de las comunidades donde viven, lo que contribuye a prevenir y reducir la violencia. Si 2012 fue, como lo señala Alejandro Hope, el año con menor número de homicidios dolosos, la sociedad mexicana tiene la oportunidad de aprovechar esta reducción/estabilización de la violencia para apoyar iniciativas como esta y buscar disminuir el porcentaje  (2.3 %) de jóvenes que sin estudiar ni trabajar ven en delinquir una alternativa de vida.

La tercera razón es que es una iniciativa incluyente, no solo porque promueve todo tipo de proyectos generados en diversos entornos sociales, sino porque también cuenta con el respaldo de instancias gubernamentales e internacionales.

VIRAL es una plataforma que apenas comienza a operar y difundirse por lo que sus resultados se verán en el mediano y largo plazo. Mientras tanto sería conveniente que los jóvenes que están al frente (por cierto, se extraña una pequeña descripción biográfica de las personas que lideran esta iniciativa y cómo fue qué inició el proyecto) definan con claridad los objetivos que buscan alcanzar con la interacción de los más de 100 proyectos que ya están en la plataforma. (¿Estos grupos son suficientes o buscan incorporar a más? ¿Existe algún perfil el proyecto en que estén más interesados en impulsar o zona del país que crean prioritario atender?) La reunión de octubre pasado en Acapulco fue un paso importante, pero sería bueno continuar los trabajos en reuniones regionales y locales que permitan cerrar la pinza con el trabajo de campo (intercambiando miembros de proyectos afines para replicar buenas prácticas). Todavía hay un largo camino por recorrer para incentivar la discusión y la afluencia de participantes a esta plataforma (al día de hoy, los diez grupos de trabajo existentes cuentan, en promedio, con once seguidores y las discusiones son, más bien, cortas). Sería importante que la página incluyera un buscador o directorio de proyectos por tipo y estado/comunidad para facilitar las sinergias. También podrían ofrecer más información al público acerca de los resultados que han conseguido hasta el momento.

VIRAL es una iniciativa que puede contribuir a mejorar la situación de inseguridad del país. De nosotros depende que el proyecto se concrete y no sea solo una buena idea de flacos resultados. 

 

 

Comentar ›

Comentarios (0)

Enviar un comentario nuevo

Comentar

Si ya eres usuario registrado o crea tu cuenta ahora
To prevent automated spam submissions leave this field empty.
Términos y condiciones de participación